En medio de críticas en su contra, Porras activa capturas que despiertan suspicacia

COMPARTE

Créditos: Otto Pérez Leal junto a Stella Alonzo, en la campaña electoral de 2015. Foto Otto Pérez Leal, Facebook
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Regina Pérez

En medio de protestas ciudadanas en contra de la Fiscal General, Consuelo Porras, quien esta semana nombró a Rafael Curruchiche como jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), se anunció la captura de Otto Pérez Leal, exalcalde de Mixco e hijo del expresidente Otto Pérez, por delitos electorales relacionados con la campaña electoral de 2015.

Usuarios de redes sociales cuestionan si esta captura se trata de una cortina de humo para desviar la atención hacia Porras, que ha sido el blanco de las movilizaciones a nivel nacional junto con el presidente Alejandro Giammattei, en las que piden su renuncia.

“Que la captura del exalcalde de Mixco no sea distractor a la exigencia de renuncia de Consuelo Porras y @DrGiammattei, tener presente que ellos son parte de la red de corrupción. El pueblo no debe bajar la guardia”, señaló la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej en su cuenta de Twitter.

En la red social Twitter, las tendencias esta mañana fueron “Otto Pérez Leal, Delitos Electorales, Partido Patriota y Mixco”, relacionadas con la captura del hijo del expresidente.

Según información del MP, la captura de Pérez Leal, alcalde de Mixco entre 2012 y 2016, responde al “Caso Corrupción Municipal en campaña del Partido Patriota”, en el que se defraudó a la municipalidad por al menos Q624 mil 654.18. Luego de que la Contraloría General de Cuentas realizara una auditoría se determinó que la comuna compró o pagó varios bienes y servicios que fueron utilizados en la campaña electoral de 2015.

De acuerdo con la investigación, los pagos realizados por la municipalidad a distintas empresas promovían la campaña electoral y beneficiaban al Partido Patriota, específicamente a Otto Pérez Leal y a Stella Alonzo, quien fue candidata a diputada y ganó una curul por ese partido.

Por este caso fueron detenidos el exvocero de esa municipalidad, Jorge Jiménez, Jorge Rodolfo Maldonado y Temistocles Gudiel Spiegler. La exdiputada Stella Alonzo y otras dos personas no han sido capturadas.

Consultado sobre si este caso podría ser usado como un distractor a la opinión pública que beneficie a Porras, el analista político Enrique Álvarez señaló que aunque no puede emitir una opinión concluyente por no conocer el proceso, es extraño que un caso tan antiguo sea reactivado en estos momentos en que hay un cuestionamiento tan generalizado y tan fuerte, de parte importantísima de la población del país en contra de las autoridades del MP y claramente exigiendo la renuncia de la fiscal general.

Pérez Leal fue alcalde de Mixco entre 2012-2016, periodo en el que le adjudican la apropiación de fondos municipales para pagar anuncios publicitarios en mupis, playeras, gorras, lapiceros y uniformes con logotipo del Partido Patriota.

Es por lo menos extraño, llama la atención que pueda ser utilizado como un recurso que le permita generar un impacto positivo al MP, existiendo el peligro de que después no tenga base legal, habría que conocer el contenido de la investigación, señaló Álvarez.

Preocupa el uso indebido del derecho penal

El analista político Alejandro Rodríguez indicó que lo que causa mayor preocupación son las acciones que la Fiscal General ha realizado en el MP, primero con la destitución de Juan Francisco Sandoval al frente de la FECI, luego con el cambio de la fiscal Carla Valenzuela, también removida en esa Fiscalía por no aceptar presiones indebidas.

Pone a una persona que ya ha tenido una trayectoria cuestionada, para hacer cuestiones indebidas, como en el caso de Juan Francisco Solórzano Foppa, agregó.

Curruchiche, ahora jefe de la FECI, promovió un caso de delitos electorales contra el exsuperintendente de la SAT, el exanalista de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Aníbal Argüello y cinco personas más, a quienes acusó de conspiración, asociación ilícita y falsedad ideológica.

La petición de Curruchiche no procedió, y más bien, lo que buscaba, según Rodríguez, era perseguir otros intereses, para estigmatizar y criminalizar a Solórzano. Ese uso indebido del derecho penal es el que nos preocupa, todos sabemos que la destitución del fiscal Sandoval es para obstruir la averiguación de la verdad, indicó.

Ahora, con Curruchiche en la FECI, preocupan las acciones que tomarán, si manipularán o alterarán pruebas para lograr impunidad para personas procesadas en casos que llevaba esa Fiscalía, que son los procesos más importantes y que involucraban a personajes poderosos, tanto del gobierno de Jimmy Morales, como del presidente Alejandro Giammattei, indico el analista.

El nuevo MP: arma política del régimen

Acciones como esta detención, en referencia a la captura de Otto Pérez Leal, son nada más una nueva búsqueda de cierta legitimidad en su actuación, pero todo el mundo sabe que lo que están haciendo es proteger a los gobernantes de turno, indicó.

Este 6 de agosto, por segundo día, ciudadanos, organizaciones y autoridades ancestrales realizaron protestas en varios puntos del país, incluyendo la ciudad capital, donde exigen la renuncia de Porras y de Giammattei.

Álvarez considera que por las señales externas que Porras está enviando, los cambios en las Fiscalías y nuevos nombramientos, indican que no tiene la intención de renunciar.

Por otro lado, Álvarez dijo que la salida de la Fiscal General del MP por renuncia, ya que su destitución es improbable, no es garantía de que se desactive el descontento social que hay en Guatemala en este momento.

“Es probable que, incluso, si renuncia, sigan las expresiones públicas de rechazo”, anotó.

Paro Plurinacional en Guatemala busca la renuncia del presidente

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE