Créditos: Fotograma.
Tiempo de lectura: 6 minutos

Por Regina Pérez

El exjefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval, con auxilio de abogados solicitó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) su restitución al cargo del que fue destituido por la fiscal general, Consuelo Porras. En la audiencia se expuso el peligro que representa para la investigación de casos que han sido llevados a la Corte, la separación de Sandoval del cargo.

En la audiencia también participaron miembros de CEJIL, el Procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas y el representante del Estado, Jorge Luis Donado, de la Procuraduría General de la Nación (PGN), quien se opuso a la petición realizada por los abogados y Sandoval, señalando que dicha Corte no tiene competencia para conocer sobre las medidas solicitadas.

La audiencia llamada “Caso Valenzuela Ávila vs. Guatemala y Ruiz Fuentes vs Guatemala”, -quienes fueron víctimas de tortura y ejecutados en el marco del plan Gavilán llevado a cabo por el estado de Guatemala-, se realizó con el fin de solicitar que Sandoval sea restituido al cargo del que fue removido de forma arbitraria.

Durante su intervención, Sandoval indicó que diversos actores del sistema de justicia se alinearon para garantizar que eventuales actos de corrupción y violaciones a derechos humanos queden sin castigo, entre estos el relacionado al caso de Humberto Ruiz Fuentes y Tirso Román Valenzuela, cuyo esclarecimiento esta en grave amenazas de daño.

Según Sandoval, su destitución fue antecedida por una entrevista que el presidente Alejandro Giammattei dio a un medio de comunicación, en el que se expresó directamente contra su trabajo en la FECI e indirectamente se refirió a la investigación que la Fiscalía realizó en contra del mandatario por ejecuciones extrajudiciales de privados de libertad, que ocurrieron en el contexto del plan  denominado “Pavorreal”, en el que participaron algunas autoridades que intervinieron en el “Plan Gavilán”, que produjo las violaciones de derechos humanos de las que fueron víctimas Valenzuela Ávila y Ruiz Fuentes.

El exjefe de la FECI dijo que días antes de su destitución se le notificó de una solicitud de apartamiento solicitada por el partido oficial Vamos, la agrupación que llevó a Giammattei a la Presidencia, en la que se exponía una serie de argumentos, entre estos lo relacionado a su participación en la investigación y procesamiento del caso de ejecuciones extrajudiciales, donde fue objeto de participación Giammattei, indicando el partido que por ese motivo podía existir enemistad grave.

El simple hecho de que en el marco de otro proceso penal se haya investigado a la misma persona no era suficiente razón para apartarme del caso, agregó.

Según Sandoval, la petición de medidas provisionales es porque su destitución provoca una situación de riesgo grave, pone en riesgo la obligación estatal de investigar graves violaciones a derechos humanos y que las investigaciones y personal en la FECI están bajo acecho.

El exfiscal dijo que en el momento de los hechos relacionados a las víctimas Román Valenzuela y Ruiz Fuentes, el actual PGN, Jorge Luis Donado, fungía como Subdirector de Investigación Criminal y “ha quedado establecido la desidia en la investigación del MP en esos hechos por los que podría ser objeto de investigaciones en la causa”.

Por otro lado, indicó que la semana pasada se realizaron diligencias de investigación dirigidas en su contra y del personal de la FECI y anteayer se giraron instrucciones para que los fiscales informaran sobre investigaciones que el haya ordenado contra Giammattei con la constante amenaza de emitir órdenes de captura en su contra.

Con la amenaza de independencia a las investigaciones y la obstinada labor de desacreditamiento de su trabajo y de la FECI, se genera peligro para las investigaciones y la inseguridad para él, que incluso motivaron su salida de Guatemala, dijo.

CEJIL: Destitución de Sandoval pone acceso a la justicia en una situación grave

La abogada Gisela de León, del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y representante de las víctimas, dijo que lo expuesto demuestra que la destitución del exfiscal coloca el derecho de acceso a la justicia de las víctimas de los casos Valenzuela Ávila y Ruiz Fuentes en una situación extremadamente grave y urgente de riesgo de daño irreparable, “lo que sin duda amerita la adopción de medidas provisionales a su favor”.

Las ejecuciones extrajudiciales de ambas víctimas y tortura en contra de Ruiz Fuentes están siendo investigadas actualmente por la FECI, que hasta el 23 de julio era dirigida por Sandoval, quien fue destituido sin que se respetara el proceso establecido en la ley ni se comprobara que había cometido una falta grave, dijo De León.

Lo que es más grave es que la destitución se da dos días después de la solicitud del partido Vamos, al cual pertenece el presidente Giammattei, para apartarlo de una investigación que involucraba al partido. Entre los argumentos utilizados está la existencia de un proceso adelantado por la FECI, contra el presidente Giammattei, el cual alegó que era infundado, manifestó la abogada.

“Ellos se refieren precisamente a la investigación de ejecuciones extrajudiciales cometidas dentro del contexto del Plan Gavilán, las cuales incluyen los casos Valenzuela Ávila y Ruiz Fuentes, el presidente Giammattei fue investigado por haber fungido como director del Sistema Penitenciario en la época de los hechos” dijo De León.

La destitución de Sandoval no fue solo ilegal y arbitraria, sino que guarda relación directa con la obstaculización directa de los casos, manifestó la representante de CEJIL.

Además, con Rafael Curruchiche ahora al frente de la FECI, que ha sido cuestionado por favorecer a señalados por corrupción y el hecho de que en este caso se encuentran personas directamente involucradas con el poder, incluyendo el actual gobierno, genera serias dudas de que las investigaciones se llevarán a cabo de manera independiente, añadió.

Por ello, piden a los magistrados que ordene al Estado de Guatemala restituir a Sandoval en su cargo.

Jordán Rodas: Remoción fue la “guinda” para capturar al Estado

El PDH Jordán Rodas rindió un informe oral en el que señaló que la destitución de Sandoval no fue un hecho casual sino fue la “guinda al pastel” en el proceso de cooptación del Estado.

Rodas dijo que al principio se escuchaban discursos de la soberanía, cuando la CICIG comenzó a tener logros, ahora se usa argumentos ideológicos, “son falacias, ni la soberanía ni la ideología”, lo que quieren los actores políticos y económicos es seguir con sus privilegios y aumentarlos y por eso es que la decisión ilegal y arbitraria de la fiscal general Consuelo Porras fue contundentemente rechazada a nivel nacional e internacional, dijo.

El PDH agregó que Sandoval solo es la cabeza del equipo de la FECI, pero representa a un grupo de fiscales independientes que han hecho su trabajo.

La remoción de Sandoval es el nuevo objetivo de un grupo perfectamente articulado para capturar al Estado, ha tenido grandes avances en el desmantelamiento de las instituciones dijo Rodas, quien mencionó que estamos ante las puertas de un régimen autoritario en Guatemala.

El PDH expresó que la remoción arbitraria que hizo Porras en una forma de intimidación y amedrentamiento, fue producto de las investigaciones que cada vez iban más enfocadas para quienes ostentan el poder Ejecutivo y algunas Cortes del país.

Rodas relató como el día de su despido, tuvo que actuar para proteger la integridad del fiscal en la sede de la PDH, donde ofreció una rueda de prensa en la que brindó detalles que iba acumulando para ese momento. En muestra de intimidación, el ministro de Gobernación y el jefe de la Policía se presentaron ante la PDH, pero fue simplemente que querían amedrentarlo, dijo.

Es importante que se restituya al fiscal Juan Francisco Sandoval para dejar un precedente a cualquier Estado que piense que estamos viviendo en épocas donde la arbitrariedad prevalece y la justicia tiene que ceder ante el poder económico y político, indicó Rodas.

Estado se opone a solicitud

Antes de empezar su intervención el procurador general de la Nación, Jorge Luis Donado, en representación del Estado, dijo que ellos pidieron que la audiencia no fuera pública.

Donado dijo que es preocupante la falta de fundamento jurídico con lo que los representantes solicitaron las medidas provisionales y la decisión de la Corte en la que se limita el objeto de la audiencia exclusivamente sobre la solicitud de restituir a Sandoval como fiscal de la FECI.

Donado indicó que el Estado de Guatemala solicita que la Corte IDH se abstenga de conocer dicha solicitud debido a que no se han agotado recursos internos, ya que Sandoval planteó un amparo y una demanda laboral en las cortes de Guatemala.

Finalmente dijo que los representantes del exfiscal no probaron la coexistencia de elementos de extrema gravedad y daño, por lo que solicitan que se desestime la solicitud de restituir a Sandoval en la FECI,  “en virtud de que no representa un peligro con un nivel alto de intensidad”, por recaer sobre un derecho laboral reparable, pero lo que sí sucedería es que se vulneraría la independencia judicial y se crearía coacción a los jueces que van a resolver en este momento las acciones que ya se promovieron, en referencia a las cortes guatemaltecas que conocen estas acciones.

En esta audiencia, los magistrados de la Corte no emitieron un fallo, porque el único objetivo era escuchar los argumentos de los representantes de las víctimas respecto a la solicitud de restituir a Sandoval como jefe de la FECI.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE