Clausura por seis meses de proceso penal no favorece a Bernardo Caal

COMPARTE

Créditos: Simón Antonio Ramón.
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

“Una clausura es como decirle al MP que corrija la plana, que haga bien su trabajo, así puede entenderse”, abogado defensor.

Por Simón Antonio Ramón

El proceso penal contra el dirigente maya Q’eqchi, Bernardo Caal, por el delito de retenciones indebidas. fue clausurado provisional por seis meses, tras la audiencia de etapa intermedia este martes 24 de agosto.

Esta es la segunda ocasión que la jueza Úrsula Teyul, del juzgado de Primera Instancia Penal de Cobán, Alta Verapaz posterga el proceso, debido a las fallas en la investigación por parte del Ministerio Público (MP), en contra Bernardo Caal; la primera ocurrió el 21 de julio pasado, cuando suspendió la audiencia, ya que el MP no llevaba varios medios de prueba. En esta segunda fecha se vio obligada a tomar una decisión que no favorece a Bernardo Caal, por el contrario sólo alarga la criminalización al que fue sometido desde 2017.

“La defensa pidió el sobreseimiento, lo que significa que el caso debía terminar hoy y no ir a debate porque con una acusación irresponsable, subjetiva y que no tiene un futuro para sustentarla en un debate, no podía ser” informó  Edgar De León, abogado defensor de Bernardo Caal.

El abogado consideró que la decisión de la jueza obliga al MP a hacer su trabajo. Una clausura es como decirle al MP que corrija la plana, que haga bien su trabajo, así puede entenderse, dijo Edgar De León.

Este caso inició con el delito de estafa, después se cambió a retenciones indebidas que actualmente es el que se señala a Bernardo Caal, pero el dirigente dice que el argumento está mal planteado. “Lo que ellos dicen es que yo cobré el salario de maestro y que no di clases pero hay justificaciones del por qué no di clases; doce mil maestros lo saben en el departamento de Alta Verapaz, el ejercicio del cargo sindical que ellos me asignaron”, dijo Bernardo Caal.

El dirigente señaló que los procesos penales en su contra tienen más el objetivo de perseguir penalmente a quien defiende el río Cahabón. “Lo que sí le digo al pueblo de Guatemala es que hay una clara la criminalización es mi contra y gira entorno a la construcción de las hidroeléctricas sobre el río Cahabón, más de nueve hidroeléctricas que mantienen secuestrado el río Cahabón. Eso fue lo que empecé a denunciar; estas son las consecuencias pero hay que seguirlos denunciando porque están haciendo daño al río Cahabón, sin hacer las consultas con base al Convenio 169 de la OIT -Organización Internacional del Trabajo- o en base al Código Municipal” indicó.

El dirigente maya Q’eqchi’ manifestó su preocupación a lo largo de estos seis meses, la fiscalía sea capaz de fabricar pruebas con el fin de afectarlo.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE