Benoît Maria vive en la memoria y corazón de las personas con las que trabajó

COMPARTE

Créditos: Veterinarios sin fronteras
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Diego Petzey 

Benoît Maria, conocido por el pueblo Ixil como B’en Ijom fue asesinado el 10 de agosto del 2020. Según el reporte de la Policía Nacional Civil “fue interceptado por individuos desconocidos” quienes le dispararon. El vehículo que manejaba Benito, como lo conocían sus amigos, tenía al menos 19 impactos de bala de calibre desconocido. Benito Maria era de nacionalidad francesa y trabajaba en la organización internacional Agrónomos y Veterinarios Sin Fronteras en Guatemala, cuando fue asesinado.

Un año después de este suceso, la justicia guatemalteca no presenta avances en las investigaciones sobre su asesinato. Pedro Raymundo, de la organización Fundamaya, relata que no hubo mucha información sobre el asesinato de Benito desde un principio la actualidad la investigación sigue en silencio, como que si el crimen no hubiera ocurrido.

Su legado sigue floreciendo: K’ayib’al chikonal Naab’a’ 

Pedro Raymundo recuerda que comenzó a trabajar con Benito en 2010 para ayudar a familias campesinas a través de la iniciativa “Concursos y ferias campesinas”. El concurso campesino consistía en visitas familiares, acompañamiento y evaluación a los cultivos. La información se consignaba en una ficha y conforme a la calidad y el cuidado de los cultivos se colocaba una puntuación. A finales de cada año se llevaba a cabo la feria campesina, en la que participaban todas las familias que habían sido evaluadas durante el año en el concurso campesino y se premiaba a las familias que obtuvieran la mayoría de puntos. Estas dos iniciativos duraron 3 años y en cada año participaban 600 familias en los concursos y ferias campesinas.

En 2013 implementaron el k’ayib’al chikonal Naab’a’ (mercado campesino de Nebaj). Este es un espacio para que las familias campesinas puedan comercializar sus productos. El mercado cuenta con un reglamento donde consta que los productos a vender deben ser Ixil ya sea artesanía o todo lo que se produce en la tierra. No se aceptan productos procesados como las gaseosas y no se permite la utilización de bolsas plásticas.

Raymundo relata que en la actualidad funcionan cuatro mercados campesinos, el primero inicio en Nebaj en el 2013 donde las y los campesinos una vez por semana los días sábados venden sus productos, en al año 2014 se implementó la misma iniciativa en las comunidades Tz’alb’al y Sumalito una vez por semana en los días miércoles y por último comenzó a funcionar el mercado campesino todos los lunes de la semana en Santa Avelina, en San Juan Cotzal.

“Los mercados campesinos siguen funcionando en la actualidad, semanalmente benefician a 200 familias agricultores, nos sentimos orgullosos de las ideas de nuestro hermano Benito; es como que, si él estuviera aquí. La semilla que el dejó la seguimos regando nosotros y estamos convencidos que seguirá floreciendo”, dice Pedro Raymundo.

 

El 9 de agosto, en el parque de Chisec, autoridades ancestrales de varias comunidades de Alta Verapaz realizaron un homenaje a B’en Ijom al igual que en Nebaj se organizó un mercado campesino en su memoria. Aprovechamos este espacio para saludar a la familia de Benito, nos cuesta mucho comunicarnos con ellos. Es lamentable lo que pasó. ¡Exigimos justicia para que se esclarezca su asesinato! Dice Pedro Raymundo.

Su familia también realizó un homenaje en su memoria: “Hoy cumplimos nuestro primer año de aprender a vivir sin ti. Aprendimos a sentir tu presencia cerca de nosotros de otra forma. Sabemos que siempre nos acompañas. Y aunque echamos de menos tus besos y tus abrazos, aquí seguimos adelante, siguiendo tu ejemplo de lucha #JusticiaParaBenito”.

Le invitamos leer:

Benoît Maria y su aporte a las autoridades ancestrales, la agricultura y la medicina Q’eqchi’ e Ixil

 

 

 

Autoría y edición

Soy Tz’tujil, artista textil e investigador social
Creo en el arte como medio de transformación

COMPARTE