Autoridades ancestrales y organizaciones de la sociedad civil permanecen en asamblea permanente; preparan nuevas acciones

COMPARTE

Créditos: Francisco Simón Francisco.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por David Diego Marcos

Ante las diversas manifestaciones y movilizaciones ciudadanas, realizadas de forma pacífica en puntos estratégicos del país, por parte de diferentes sectores organizados de Guatemala, para demandar y exigir la renuncia del Presidente de la República, Alejandro Giammattei y la jefa del Ministerio Público, María Consuelo Porras, por encabezar el denominado “pacto de corruptos” en las instancias del gobierno, autoridades ancestrales y organizaciones sociales se declararon en asamblea permanente.

Rigoberto Juárez Mateo, vocero de las Autoridades Ancestrales de Iximulew, dijo a este medio de comunicación que las autoridades ancestrales y otros sectores de la sociedad civil y grupos organizados se declaran en asamblea permanente indefinida, para abordar y discutir, desde los distintos pueblos, las acciones a realizar en las próximas convocatorias de movilización ciudadana.

Juárez Mateo enfatizó en que una gran parte de las decisiones corresponden al pueblo de Guatemala, como por ejemplo si está o no de acuerdo con que grupos de poder incrustados en las instancias de gobierno continúen saqueando los bienes y recursos de la nación,  empobreciendo a las mayorías de la población.

El líder indígena hizo un llamado a los encargados de las diferentes universidades en todo el país e iglesias, a manifestarse en contra de la corrupción, debido a que hasta el momento no se han pronunciado al respecto, mientras que la comunidad estudiantil se ha sumado a las demandas de la población.

Asimismo, pidió a la población ser vigilante en el Congreso de la Republica, observar y fiscalizar el trabajo de los legisladores y no caer en sus engaños para las siguientes legislaturas, ya que dicha instancia parlamentaria es la que encabeza la corrupción.

Por su parte, Saturnino Figueroa Pérez, coordinador del Gobierno Plurinacional del territorio maya Q’anjob’al, Chuj, Akateko y Popti’, del norte de Huehuetenango, hizo un llamado a las juventudes y a los diferente grupos y pueblos organizados, a prestar mucha atención a lo que está pasando hoy, como parte de la coyuntura nacional, porque ya no estamos en un contexto de guerra popular revolucionaria, como en la década de los años 70 y 80 pero si estamos en una guerra  de baja intensidad, en la que saquea y roban el dinero del pueblo, matándonos de hambre, analfabetismo; las escuelas no están abastecidas, no hay pizarrones, pupitres mucho menos instalaciones adecuadas para los niños; no hay medicamentos mínimos para problemas de salud común en los centros de salud.

A esta situación se suma el tema de las vacunas contra la COVID-19, que si no fuera gracias a las cooperaciones y donaciones de otros países, no sería posible inmunizar a la población guatemalteca.

La cooptación de los poderes del Estado ha jugado un papel fundamental en la imposición de la corrupción, la Corte Suprema de Justicia, que no ha sido renovada desde el año 2019, corte que fue puesta por la ex vice presidente de la Republica Roxana Baldetti y Alejando Sinibaldi.

Figueroa Pérez agregó que recientemente en el Legislativo no se aprobó el estado de calamidad, por parte de los parlamentarios, quienes descaradamente preguntan  al presidente Giammattei, ¿dónde está el dinero? cuando ellos mismos han sido parte de los ladrones que se han robado el dinero de los guatemaltecos, quienes tienen empresas, constructoras, empresas que le vende servicios al estado.

Las movilizaciones ciudadanas son un gran logro para los pueblos originarios, las organizaciones sociales y populares, vendedores y otros sectores de la población; el presidente Giammattei y la fiscal general Consuelo Porras no renunciaron al clamor popular, pero de qué sirve ser presidente cuando más de cien diputados y el pueblo de Guatemala te pregunta y grita ¿dónde está el dinero y no al estado de calamidad?, creo que es la peor vergüenza, si fueran honorables ya abrían renunciados como lo han hecho algunos presidentes en otros países, dijo.

Entre los planes a corto plazo para la construcción y la garantía de una democracia larga y duradera están acudir al cabildeo, impulsar diálogos honestos con empresarios no corrompidos, generales y coroneles nacionalistas que no tengan las manos manchadas de sangre; oficiales recién graduados, y alcanzar el acercamiento con un buen número de diputados que sean honestos que se quieran comprometer con el pueblo de Guatemala, acercamientos con organizaciones no gubernamentales que estén claras en sus posturas y procurar avanzar en una reforma electoral de partidos políticos que es la que se tiene que garantizar para la siguiente legislatura, con el fin de que no accedan los comerciantes de las elecciones de los partidos políticos.

La sociedad guatemalteca debe fomentar la fiscalización desde las comunidades y municipios de todo el país; ¿cómo es posible que las autoridades comunitarias se queden observando cuando valoran entre 300 y 400 mil quetzales por dos o tres aulas de una escuela, cuando en realidad la construcción no amerita el monto reportado por las empresas o constructoras ejecutoras del proyecto, en nuestras comunidades? hay que ser vigilantes de las constructoras que llegan a nuestros territorios y qué diputado esta amarrado a las constructoras que roban el dinero del pueblo y así transparentar los gastos públicos de las comunidades y municipios para reducir el alto índice de la corrupción recalco el entrevistado.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE