Aj Poop B’atz’: “Entre principales no nos hincamos uno frente a otro”.

COMPARTE

Créditos: Elías Oxom.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Elías Oxom

Este 3 de agosto se cumplirán 466 años de haber sido emitido el nombramiento de Aj Poop B’atz’, como Gobernador Vitalicio de la Provincia de Vera Paz. Una de sus frases más recordadas es la que expresó en su visita al emperador en 1545, cuando le ordenaron hincarse ante el príncipe – el futuro rey Felipe II- y respondió: “Entre principales no nos hincamos uno frente a otro”, según data en el libro “El mundo K’ekchi’ de La Vera-Paz”.

Alrededor de los años 1500, los pueblos maya Q’eqchi’ y Poqomchi’ vivían en la Verapaz en grandes grupos, gobernados por los caciques y todos éstos, por otro señor con más poder, que era elegido por todos los principales de cada grupo. Los españoles que trataron de conquistar estas tierras tuvieron la ayuda de los indígenas Tz’utujil de Atitlán. Los conquistadores fueron derrotados varias veces, hasta que lograron capturar a un cacique Q’eqchi’ en la sierra de Chama’, al que pusieron a trabajar con varios Tz’utujil, ellos contaron las penalidades que sufrieron y hablaron de la muerte de su señor cacique.

Según la tradición oral del pueblo maya Q’eqchi’, Aj Pop O’ Batz nació en la que hoy se conoce como la finca Guaxac, del municipio de Tucurú, en Alta Verapaz. El historiador Agustín Estrada Monroy indica que “El primer día del calendario agrícola Q’eqchi’ de 1529, el Gran Consejo eligió por unanimidad a Aj Pop Batz como el Aj Jolomná de toda la Tierra de Guerra”. Aj Jolomná significa Cabeza, que tenía aproximadamente 18 años.

Para Rodrigo Chub Ical, Aj Poop B’atz’ son los primeros en luchar, para nosotros los Q’eqchi’ valoramos mucho que él fue uno las primeras autoridades ancestrales. El luchó como Q’eqchi’, ahora nosotros estamos luchando; es la lucha que comenzaron nuestros abuelos; fue uno de los primeros k’amolb’e.

Chub Ical indica que actualmente son pocos los que conocen la historia de este “k’amolb’e”, falta mucho por conocer de nuestra historia, ya que no se divulga en los diferentes medios de comunicación la historia de nuestro pueblo maya Q’eqchi’, no comparten esta historia en la escuela, ni lo hacen las organizaciones campesinas.

En el año 1568, Aj Poop B’atz’ abandonó Chamelco y se fue a las montañas, construyó una ermita que aún existe. Según la tradición oral, dicen que en 1572, al sentirse enfermo entró en una caverna donde se celebraban ceremonias mayas y desapareció. Hoy el lugar se conoce como “Chamil”, que viene de “Sachamil” (se desapareció). En septiembre de 1980, el Congreso de la República lo declaró Héroe Nacional.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi' en Alta Verapaz

COMPARTE