Créditos: Cortesía
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Prensa Comunitaria

El comunicador Social Pedro Alfonso Guadrón Hernández, de 30 años, murió la tarde de este viernes en el Hospital Nacional de Chiquimula, luego de que fuera herido de bala en la aldea El Pinito, Concepción Las Minas, Chiquimula. El hecho fue condenado por el Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas Andrade, quien recomendó a las autoridades el pronto esclarecimiento del crimen y que no quede impune.

El joven fallecido administraba una página informativa en Facebook, que tenía como nombre “Concepción las Minas Mi Tierra”, en la que aparece como periodista de dicho medio de comunicación digital, la que contaba con 39 mil 238 seguidores.

La periodista Julie López, autora de “#Geradi: Muerte en el Vecindario de Dios” y #ElChapGuzman: la escala en Guatemala”, publicó en un mensaje de Twitter : “Luto en el #periodismo Hoy balearon al periodista Pedro Guadrón, de 30 años, en Concepción Las Minas, Chiquimula. Falleció en el hospital. Había denunciado amenazas. La Prensa trabaja en condiciones absurdas de vulnerabilidad, particularmente en zonas rurales. QEPD. #Guatemala”.

Miguel Ángel Albizures, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) condenó el hecho, que se suma a muchas agresiones que sufren periodistas y comunicadores en diferentes departamentos. Es claro que él ejercía su derecho a la libertad de expresión a través de una página informativa, indicó.

A decir de Albizures, los periodistas departamentales trabajan en condiciones de alta vulnerabilidad, porque son las mismas autoridades las que los agreden, pero además no les prestan la más mínima protección cuando la necesitan. Se sabe que Guadrón Hernández había presentados denuncias ante la Policía Nacional Civil (PNC) y no le pusieron atención, mucho menos le ofrecieron seguridad, anotó.

La situación de inseguridad para la prensa departamental es bastante grande, no solo por la actitud de funcionarios públicos, sino también de miembros de entidades privadas, que no están de acuerdo con la crítica o la información que revelan los comunicadores, subrayó el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la APG.

Otro de los problemas es el crimen organizado. El narcotráfico actúa en muchos departamentos con toda impunidad y ataca a periodistas y comunicadores si sus informaciones no les convienen, esto se incrementa porque no hay control sobre ellos y porque muchas veces las autoridades están vinculadas con las mafias y la corrupción, concluyó Albizures.

La Auxiliatura del PDH en Chiquimula abrió un expediente y junto a la Defensoría de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas darán seguimiento a las acciones de las autoridades encaminadas a que este crimen sea esclarecido, conforme a los procedimientos de ley.

La libertad de expresión y de libre emisión del pensamiento están garantizadas en la Constitución Política de la República y han quedado amparadas por las Convenciones Internacionales de las que el Estado de Guatemala forma parte. Cualquier ataque violento o mortal contra las y los periodistas impacta directamente en estas libertades, su familia, gremio y toda la sociedad, señala un comunicado del PDH.

El PDH reiteró al Ministerio Público la urgente necesidad de implementar el Programa de Protección a Periodistas y garantizar la seguridad de los periodistas y comunicadores sociales en todo el territorio nacional, a fin de que realicen su labor en un entorno seguro.

Autoría y edición

COMPARTE