Créditos: Nelton Rivera / Prensa Comunitaria Km.169
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Nelton Rivera

Eliza Meza es hija de Gustavo Adolfo Meza Soberanis y de Ana Elizabeth Paniagua Morales, secuestrada por la panel blanca y asesinada por el ejército en 1987. También es sobrina de Mayra Jannette Meza Soberanis, ambas registradas en el Diario Militar.

Gustavo Adolfo Meza Soberanis formaba parte de la Organización del Pueblo en Armas (ORPA), de la estructura de la ciudad capital. Fue detenido por el ejército, a sus 53 años, era médico y cirujano y el día 7 de febrero de 1984 fue asesinado. Durante 38 años ha permanecido desaparecido.

El 5 de julio de 2021 declaró frente al juez Miguel Ángel Gálvez, quien preside el Tribunal de Mayor Riesgo “B”, de la ciudad de Guatemala, al fondo del  lugar y en una video llamada escuchaban las palabras de Elisa, los militares Francisco Cifuentes Cano, exjefe de la Brigada de Operaciones Especiales y del Quinto Cuerpo de la Policía Nacional, y de Eliseo Barrios Soto, ex especialista del Estado Mayor Presidencial, ambos señalados de delitos de lesa humanidad cometidos entre 1983 a 1985.

A continuación reproducimos una transcripción parcial de las palabras de Eliza ante el juez Miguel Ángel Gálvez:

“Soy hija de Gustavo y él es detenido-desaparecido el 7 de septiembre de 1983 y torturado. Soy hija de Ana Elizabeth Paniagua, torturada en febrero y asesinada por el ejército de Guatemala. Mi tía también fue víctima, asesinada, torturada y violada por el ejército de Guatemala.

Los imputados saben quién es mi padre y, si digo quién, es porque su memoria vive en mí y en todos los días les reivindicamos. Siguen vivos y por eso hablo de ellos como si siguieran presentes. Yo sé que ellos (los imputados) saben quién es y quiero que me digan ¿Dónde está?

No voy a descansar hasta saber dónde están. Como hija merezco poder enterrarlo junto a mi madre para poder llevarle sus flores a los dos. Pasé muchos años buscándolos entre rostros en las calles, esperando que llegara a tocar la puerta…

…cuando apareció el documento (Diario Militar) me di cuenta que no podía seguir esperándolo, tenía una prueba que el ejército lo había asesinado. Mi papá tenía 28 años y mi mamá 26.

Soy huérfana pero al mismo tiempo: Soy hija de la dignidad mis papás estaban organizados, en esos años eso se debía de hacer, no se podía vivir entre esa desigualdad en la que seguimos viviendo, era algo necesario para que pudieran todos tener acceso a una vida digna..

… a una escuela, a un sistema de salud digno. Debido a esa decisión los vieron como enemigo interno y los mataron. Los hijos de las familias queremos saber ¿Dónde están? Tenemos todo el derecho, se nos violaron derechos durante todos estos años…

No me hacen falta sólo a mí, nos hacen falta a tantas familias, que están en sus casas y los siguen esperando, hay mamás que murieron esperando justicia.

Queremos saber ¿Dónde están? Ellos saben perfectamente, no tengo por qué mostrarles una foto, ellos saben dónde está y quién es mi papá.

¡Quiero justicia y me digan dónde están! Yo sé que no estoy sola, quisieron dejarme sola, estoy bien acompañada y estoy muy fuerte”.

*Transcripción publicada en la cuenta de Twitter @VerdadJusticiaG

Ficha No. 3 del Diario Militar.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE