Se abre el camino para que acusados por masacre de Alaska sean juzgados por ejecución extrajudicial

COMPARTE

Créditos: Las viudas de seis personas masacradas el 4 de octubre de 2012 por elementos del ejército han esperado justicia por casi 9 años. Foto archivo Nelton Rivera.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Regina Pérez

El camino a la justicia por la masacre de seis manifestantes ocurrida en la llamada Cumbre de Alaska, ubicada en el kilómetro 169 de la carretera interamericana, el 4 de octubre de 2012, ha sido largo. Después de varios recursos y amparos planteados tanto por la defensa como por el Ministerio Público, luego de que la jueza Carol Patricia Flores resolviera cambiar los delitos de los acusados, las partes han sido convocadas para el 12 de agosto, cuando se dará a conocer cuándo los señalados enfrentarán debate por los delitos de ejecución extrajudicial y ejecución extrajudicial en grado de tentativa.

La abogada de las víctimas, Lucía Xiloj, informó que la Cámara de Amparo y Antejuicio de la Corte Suprema de Justicia denegó los amparos que la defensa de los soldados que participaron en la masacre presentó en contra de una resolución de la Sala de Extinción de Dominio por lo que se da vía libre para que los acusados enfrenten debate por los delitos que inicialmente el MP les imputó.

El proceso se ha alargado debido a las impugnaciones y recursos que interpusieron tanto el MP como la defensa. Foto Archivo Nelton Rivera

Los acusados en este caso son el coronel Juan Chiroy y los soldados Edín Adolfo Agustín Vásquez, Dimas García Pérez, Marcos Chun Sacul, Abner Enrique Cruz Pérez, Abraham Gua Cojoc, Felipe Chuc Coc, Manuel Lima Vásquez y Ana Cervantes, quienes desde marzo de 2019, por resolución de la jueza Claudette Domínguez, cuentan con medidas sustitutivas.

Un largo proceso para acceder a la justicia

El 13 de octubre de 2012, luego de los hechos y tras enfrentar su primera declaración, el juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado de Mayor Riesgo “B”, los ligó a proceso por ejecución extrajudicial y ejecución extrajudicial en grado de tentativa y le dio al Ministerio Público (MP) un plazo de tres meses para concluir la investigación, tras lo cual en 2013, se presentó la acusación por esos dos delitos.

Sin embargo, cuando la entonces jueza del Juzgado de Mayor Riesgo “A”, Carol Patricia Flores conoció la acusación en la audiencia de fase intermedia, cerró el caso por los referidos delitos y resolvió que el coronel Chiroy debía enfrentar juicio por incumplimiento de deberes y los soldados subordinados a él por homicidio en estado de emoción violenta. Además, la jueza fijó la fecha de audiencia de ofrecimiento de pruebas.

El coronel Juan Chiroy y otros 8 acusados serán juzgados por ejecuciones extrajudiciales y ejecuciones extrajudiciales en grado de tentativa. Foto Archivo Nelton Rivera.

Posteriormente, Flores fue cambiada de Juzgado y en su lugar se nombró a la jueza Claudette Domínguez que ya no señaló fecha para la audiencia en la que se conocería qué pruebas iban a ser admitidas y tampoco fijó fecha para el debate, dijo Xiloj.  

Ante la resolución de Flores, el MP presentó un recurso de apelación ante la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo y Extinción de Dominio por desacuerdo con su fallo. El recurso fue denegado por lo que accionó con un recurso de casación que fue presentada ante la Cámara Penal de la CSJ, el cual también fue rechazado.

En última instancia, la Fiscalía presentó un amparo ante la Corte de Constitucionalidad (CC) que estableció que el MP había aportado los medios de investigación para que los acusados enfrentaran proceso por ejecuciones extrajudiciales y ordenó a la Cámara Penal emitir una nueva resolución.

La Cámara declaró con lugar la casación y envió el expediente a la Sala que ordenó a la jueza Domínguez que le diera seguimiento a la casación. Se fijó una audiencia para conocer la resolución que no se llevó a cabo porque la defensa presentó un recurso de reposición porque no estaban de acuerdo con la decisión de la sala, explicó Xiloj.

La resolución también fue rechazada por la Sala. Finalmente la defensa presentó cuatro amparos y en esta fase la Cámara de Amparo y Antejuicio se tardó un plazo de dos años para resolverlo y volver a denegarlos.

En este amparo se sentó un antecedente y se indicó que las personas tienen que enfrentar cargos por ejecución extrajudicial y ejecución extrajudicial en grado de tentativa, dijo la abogada.

Las partes están convocadas para el 12 agosto, “para que ya nos digan que van a enfrentar el debate por esos delitos y de una vez nos convocaron para que presentemos pruebas por esos hechos”, señaló.

Xiloj dijo que esperan que la defensa se someta a este proceso y que ya no existan más obstáculos. “La defensa ha señalado que el MP y los querellantes no hemos respetado el proceso y no es así, porque hay un camino bien definido por parte del MP y la defensa han presentado amparos por el tema de la prórroga de la prisión preventiva que ya no tendría existir, porque ellos fueron beneficiados con una medida sustitutiva y luego presentaron estos amparos en contra de la resolución de la Sala lo que atrasó varios años el proceso”, indicó.

De presentar la defensa una apelación, la abogada consideró que no tendrá éxito y será solo para retrasar el proceso.

La masacre de Alaska

El 4 de octubre de 2012, en el lugar conocido como Cumbre de Alaska, en el kilómetro 169 de la carretera interamericana, pobladores de Totonicapán ejercían su derecho a la manifestación en contra de la Empresa Eléctrica y de reformas a la Constitución que el gobierno de Otto Pérez Molina pretendía realizar.

Según reportaron los medios de comunicación, el ejército ordenó el despliegue de un contingente de soldados para disolver violentamente la protesta y dispararon en contra de los manifestantes. El saldo fue seis manifestantes muertos y alrededor de 40 heridos.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE