Pobladores de Ixcán se sumaron por dos días al paro nacional; exigieron renuncias

COMPARTE

Créditos: Joel Pérez
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Joel Pérez

Por dos días, la población de Ixcán, Quiché, se sumó al llamado del paro plurinacional convocado por autoridades ancestrales y otros sectores del país, para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei y de la Fiscal Consuelo Porras, pero también protestaron por la corrupción en el municipio.

Alrededor de las 13 horas de este viernes se abrió el paso sobre la Franja Transversal del Norte (FTN), después de dos días de manifestaciones, donde un grupo de la población se concentró en diferentes puntos estratégicos de la carretera.

Al inicio de la semana, dirigentes de organizaciones, comunidades, sindicatos y transportistas se reunieron para acordar sumarse a las movilizaciones anunciadas a nivel nacional para exigir la renuncia del presidente Giammattei y de la fiscal general del Ministerio Publico (MP).

Aunque inicialmente se anunció el cierre de tres puntos, la población se concentró en ocho: la salida hacia la aldea Ingenieros, la frontera mexicana y la calle que comunica la zona 1 y zona 4 de la cabecera departamental. En la Franja Transversal del Norte se cerraron los puentes Lorena y Cantabal, en la zona 2; el cruce de la planta de energía, el puente Chixoy y el cruce de la aldea San Luis Vista Hermosa, en Cobán, alta Verapaz.

Durante la movilización, participaron artistas del municipio y de la región de alta Verapaz quienes deleitaron a los manifestantes con canciones y presentaciones artísticas, mientras que en el punto de concentración instalado en el puente Chixoy, personas voluntarias llevaron alimentos durante la noche como muestra de solidaridad.

Propietarios de comercios de Ixcán colaboraron durante los dos días de protesta con, agua pura, jugos, panes y otros insumos para los manifestantes en los diferentes puntos, los cuales al finalizar la caminata de este viernes indicaron que permanecerán atentos a un próximo llamado a nivel nacional para volver a tomar las carreteras los días que sean necesarios hasta que sus peticiones sean escuchadas.

Durante la jornada del 29 de julio, una comisión conformada por diferentes sectores realizó un recorrido en el centro del municipio y presentó a las autoridades municipales y a representantes del Ministerio Público, varias peticiones sobre proyectos abandonados y sobrevalorados, también exigieron que cese la persecución a líderes comunitarios y el respeto de reglamentos comunitarios.

Al caer la tarde del jueves, los puntos tomados fueron liberados con excepción del puente Chixoy, donde los pobladores de las comunidades indígenas de la región de Los Copones y otras aldeas de la región de Cobán, Alta Verapaz, acordaron permanecer y mantener cerrado el lugar durante la noche del jueves y mediodía del viernes.

Durante este 30 de julio, la población de las diferentes comunidades acordó cerrar cuatro puntos más, que fueron abiertos alrededor del mediodía. La protesta culminó con una caminata que recorrió algunas calles de la zona uno de Ixcán.

Durante la caminata los pobladores visitaron las oficinas de la Municipalidad, el área de Salud, la Dirección de Educación Quiché Norte y la Fiscalía Municipal del Ministerio Publico, para realizar demandas, en seguimiento a lo planteado el día anterior. No obstante, en pleno horario laboral, las oficinas municipales y del Área de Salud permanecieron cerradas,  porque la directora del área de Salud y el alcalde habrían ordenado al personal retirarse antes de que los manifestantes llegaran.

Autoría y edición

Periodista comunitario y camarógrafo

COMPARTE