Créditos: Pueblo K’iche de Totonicapán. Paro Plurinacional 29J. Foto Nelton Rivera
Tiempo de lectura: 5 minutos

Por Prensa Comunitaria

Con los puños en alto y los pulgares arriba en señal de aprobación, varias personas que trabajan en la sede del Ministerio Público (MP) recibieron este jueves, alrededor del mediodía, la movilización encabezada por autoridades indígenas de varios territorios, un grueso número de estudiantes de la Universidad estatal y decenas de representantes de organizaciones sociales y ciudadanía en general.

Bajo una persistente lluvia y al ritmo de tambores, la movilización en la capital inició alrededor de las 10:30 de la mañana, en el cruce del anillo periférico que conecta con la avenida José Martí, de la zona 1.

Durante el recorrido, esa marcha hizo dos paradas. La primera, frente al edificio del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en donde se detuvieron para gritar consignas con las que acusaron a los magistrados de ser parte de la corrupción. La segunda parada fue frente al Palacio de la Cultura. Luego se dirigieron al MP; ahí, un grupo de personas incendió una de las insignias que están en la entrada del edificio de la fiscalía.

Después del mediodía, la marcha regresó a la plaza, en donde bajo la lluvia cientos de personas continuaron expresando su descontento a través de carteles improvisados y en algunos casos con mantas más elaboradas.

Pero fue en la Guatemala interior donde la protesta nació.

La multitudinaria movilización en la capital fue el efecto de una convocatoria que inició la autoridad comunal de Totonicapán, un departamento localizado a más de 186 kilómetros de la ciudad de Guatemala, a la que se sumaron otras autoridades, como la Alcaldía Indígena de Sololá.

Las movilizaciones que se registraron en al menos en 50 puntos de todo el país se originaron en la organización comunal departamental, no en el centro urbano y capitalino, como ocurrió en 2015.

A la convocatoria, que reunió a miles de mujeres, hombres y niñez de los 22 pueblos mayas y mestizos, quienes dejaron su rutina diaria para movilizarse en defensa de sus derechos, denunciar los históricos despojos, el racismo, la exclusión, la desigualdad y la pobreza que ocasiona la corrupción, se unieron también gremios profesionales, pequeños comercios, sindicatos y colectivos.

Las protestas que se dieron en los cuatro puntos cardinales del país coincidieron en el rechazo a la corrupción del gobierno del presidente Alejandro Giammattei, cuestionado por dirigir una de las peores reacciones regionales a la pandemia provocada por la COVID-19, y por el contrato que su gobierno hizo a través de una empresa con el gobierno ruso para la compra de 16 millones de dosis de la vacuna Sputnik V.

Giammattei, además, enfrenta su crisis en soledad. Estados Unidos, que le había venido dando tímidas señales, hizo público un comunicado en el que informaba que la ayuda financiera que brindaba al Ministerio Público sería suspendida temporalmente tras la destitución de Juan Francisco Sandoval, el jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), el viernes anterior.

Lo único que el presidente alcanzó a responder, a través de un comunicado, es que le “preocupa” la decisión estadounidense. La fiscal general, Consuelo Porras, ejecutora de la destitución de Sandoval, pidió a Washington que haga oficial el tema del recorte de ayuda y, en una carta dirigida al Secretario de Estado, intentó explicar la decisión sobre el exjefe de FECI.

En este contexto, el presidente Alejandro Giammattei enfrenta la primera crisis sin legitimidad, débil y aislado internacionalmente. Mientras que la fiscal Porras lo hace con tres denuncias penales en su contra.

Lo de Vásquez, Totonicapán en el lugar conocido como la Pistola. 29 de julio de 2021. Foto Nelton Rivera

Aquí un resumen de lo más destacado de la jornada: 

En el norte del país, una mujer maya Q ’eqchi’ asocia en un cartel el papel del defensor de derechos humanos, Bernardo Caal, con el del exfiscal de la FECI, Juan Francisco Sandoval:   “Buscar la verdad y la justicia significa persecución y la muerte”.

En Cobán, bajo la consigna de una Asamblea Popular Plurinacional, una parte de la población se suma al paro nacional.

En otra parte del mismo departamento, a la altura del puente Chixoy, un grupo de artistas de la comunidad Copal AA la Esperanza, se sumó a través de guitarras y canto: 

En Quiché, en una concentración que se llevó a cabo en el parque central de Santa Cruz del Quiche´, participaron varios sectores. En la actividad destacó la presencia de la doctora Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, quien dirigió en un mensaje a la población k’iche’ en el que dijo: “ahora los ladrones son profesionales graduados por las universidades”.

En esa misma actividad, representantes de la iglesia católica del departamento mostraron su apoyo al paro.

En Chiquimula, las autoridades indígenas Ch’orti’ de Olopa y Chiquimula se reunieron en el parque central de Quezaltepeque, para expresar en repudio a la corrupción e impunidad que en las zonas rurales se traduce en más exclusión de los servicios básicos.

En Petén, organizaciones y sociedad civil de Sayaxché, manifestaron su apoyo al paro nacional.
https://twitter.com/PrensaComunitar/status/1420814752025088005

En Nebaj, pese a la lluvia, las mujeres y autoridades Ixiles continúan con una manifestación en la sede del Ministerio Público.

En el occidente del país, en San Marcos, organizaciones realizaron una caminata para sumarse al paro y expresar su rechazo al presidente Alejandro Giamamttei ya la fiscal Porras.

En Sololá, específicamente en el lugar conocido como Los Encuentros, los Alcaldes indígenas del departamento dieron lectura el comunicado oficial frente a miles de mujeres hombres y niñez en respaldo a Juan Francisco Sandoval y exigiendo la renuncia de Consuelo Porras y el presidente Giammattei

En el norte de Huehuetenango, en San Juan Ixcoy, autoridades y la población se concentraron frente a la municipalidad para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei y de Porras.

En San Mateo Ixtatán, en el parque central, autoridades comunitarias se reunieron para informar a la población sobre las constantes agresiones del Estado hacia los pueblos originarios del área norte de Huehuetenango por la construcción de mega proyectos extractivos.

En el sur del país, en Palín, Escuintla, autoridades Indígenas manifestaron su apoyo al paro nacional.

En la ciudad capital, la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la Universidad de San Carlos (USA) convocó a una movilización que tuvo como punto de reunión la calzada José Martí:

También se sumaron al paro nacional trabajadores y trabajadoras del mercado de La Parroquia, en la zona 6 de la capital.  

En la sede del Ministerio Público un grupo de personas manifestaron su descontento

En la plaza, el descontento tuvo otras expresiones diversas. “ConsueloDeLosCorruptos el tiempo se te agota”, gritó un grupo de artistas que rechazó la destitución del fiscal Juan Francisco Sandoval.

Desde las 6 de la mañana personas de los territorios Kʼicheʼ, Kaqchikel, Mam, Qʼanjobʼal, Chʼortiʼ, Qʼeqchiʼ, Pochomchi, Poqomam, Tzutuhil, Aguacateko, Akateko, Ixil, Xinka y mestizo, iniciaron movilizaciones que al cierre de esta nota aún continúan.

Entérese acá: https://www.prensacomunitaria.org/2021/07/tiembla-el-territorio-nacional-pueblos-indigenas-y-organizaciones-sociales-rechazan-el-sistema-corrupto-y-a-gobernantes/

Autoría y edición

COMPARTE