Geopolítica para principiantes

COMPARTE

Créditos: Miguel Ángel Sandoval.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Miguel Ángel Sandoval

El affaire ruso con las vacunas nos pone sobre la mesa el tema de la geopolítica en su versión a la tortrix. Durante muchos años la diplomacia rusa ha sido vista como algo serio, coherente, y en ocasiones sorpresiva y contundente. Sin embargo, en el caso de Guatemala y la Sputnik, aparecen como novatos, inexpertos y talentosos en eso que se denomina gaffe (metidas de pata) en francés, que fue el idioma de la diplomacia. Actúan como los improvisados diplomáticos guatemaltecos, con la mediocridad como divisa.

Durante años, la permanencia de Rusia en la región Centroamérica se mantuvo asociada a lo que se podría ubicar como los gobiernos que reivindicaban la soberanía para establecer sus relaciones diplomáticas. No permanecer únicamente como aliados incondicionales de la política Norteamérica, hegemónica en esta parte del mundo. Luego de la crisis de los misiles en la crisis de octubre, en plena guerra fría, se había mantenido con un perfil más bien bajo.

Ahora con la denominada “diplomacia de la vacuna” se movieron ágilmente hay que decir, para promover sus medicamentos primero y la vacuna después. Es difícil establecer si su falta de experiencia en la región o sus renovadas urgencias de mercado, los llevaron a cometer errores de monta, uno de los cuales, el pésimo negocio de la vacuna con Guatemala. Quizás pensaron que la idea de tercer mundo, implicaba solo, la existencia de gobiernos corruptos o ineptos, sin tomar en cuenta al conjunto de la sociedad.


Por ello la elaboración de un contrato para el caso de Guatemala, que hoy es cuestionado por todos los sectores del país. En verdad no hay uno solo que sea capaz de dar al mismo, el beneficio de la duda. Ello agravado por la lentitud, o si se prefiere, el tortuguismo en la entrega de la vacuna a la que le obliga un contrato, malo como es, leonino como pocos, pero finalmente expresión de un compromiso. La ineptitud de los funcionarios guatemaltecos (¿o la corrupción?) es lo único que pudo dar vida a un instrumento propio de aquellos que se firmaron con la United Fruit Company. Pero eran otros tiempos. ¿Volvimos a ellos?

El resultado de ello, es que un país como Guatemala difícilmente volverá a tener confianza en la diplomacia rusa o en la política en otros aspectos si vienen de ese país. Si algo se había ganado para Rusia en la región, había sido la idea de que de su parte podría existir algo positivo, luego de años y años de guerra fría, de pensamiento único, de hegemonía anti rusa, etc. Pero con affaire de la vacuna todo eso se vino al suelo. Ahora los rusos, si tienen interés en la región, tendrían que hacer algo mas que contratos leoninos, que su diplomacia pretende defender en contra del sentido común y en contra de cualquier noción de amistad entre países. Es realmente un ejemplo de geopolítica para principiantes lo que acabamos de ver.

Autoría y edición

Escritor, activista social, catedrático, consultor y politólogo guatemalteco.

COMPARTE