Estados de prevención y COVID-19. ¿Han disminuido los casos con estas medidas?

COMPARTE

Créditos: Movilización 24N. Nelton Rivera.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Regina Pérez

El presidente Alejandro Giammattei anunció esta semana un nuevo estado de prevención para contener los contagios de COVID-19, el cual incluye la limitación de varios derechos constitucionales de los guatemaltecos, como el de protestar y manifestarse en las calles. El anuncio presidencial ocurre justo cuando Giammattei enfrenta serios cuestionamientos por su manejo de la pandemia y por actitudes autoritarias de su gobierno.

Esta es la segunda vez en lo que va de 2021 que el Consejo de Ministros decreta un estado de prevención por COVID-19. La primera vez fue el 16 de abril, luego del asueto de Semana Santa.

¿Son efectivos los estados de prevención que limitan los derechos constitucionales de los guatemaltecos, como la libertad de reunión, manifestación, libre locomoción y libre expresión del pensamiento?

El argumento del Gobierno es que las restricciones son para garantizar la salud y la vida de los guatemaltecos. Sin embargo, no existe evidencia de que la limitación de los derechos tenga un impacto importante en la disminución de los casos positivos.

El pasado 16 de abril, se decretó un estado de prevención por 15 días para contener los contagios de coronavirus, luego del asueto de Semana Santa. Las autoridades de Salud hablaron de una “tercera ola de contagios”.  Según los datos del Ministerio de Salud, el 13 de abril se registró la positividad más alta, que fue del 20.6 por ciento. De 9 mil 728 pruebas realizadas se confirmaron 2 mil 013 casos positivos.

Una semana antes de que el gobierno decretara estado de prevención, del 8 al 15 de abril, la positividad en los casos de COVID-19 oscilaba entre 13 al 20 por ciento. Esto quiere decir que de cada 100 pruebas realizadas, entre 13 a 20 por ciento de personas que acudían a hacerse la prueba resultaba positiva.

Este estado de prevención estuvo vigente del 16 al 30 de abril.

Durante los días que duró el estado de prevención, la positividad no varió mucho y se mantuvo del 12 al 17 por ciento. El 26 de abril, el día que se realizaron menos pruebas, 1 mil 616 en total, se confirmaron 241 casos, una positividad del 14 por ciento. El 16 de abril, cuando se registró el mayor número de pruebas de este periodo, 12 mil 562 casos tamizados, se confirmaron 1973 casos, una positividad de 15.7 por ciento.

 Al analizar los números de las dos semanas posteriores al estado de prevención se puede observar que los contagios no disminuyeron y la positividad se mantuvo entre el 10 y 19 por ciento.

Para junio, según el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, la positividad de las pruebas (casos tamizados) alcanzaba el 30 por ciento.

Hasta la fecha, de acuerdo con los datos oficiales más recientes, hay 31 mil 720 casos activos de COVID-19 en el país y la cifra de fallecidos es de 9 mil 834 personas. La letalidad, según el Ministerio de Salud, es de 3 por ciento.

 ¿Cuántos estados de excepción ha emitido Giammatei?

 En el primer semestre de 2020, según la Fundación Cristosal, el gobierno de Alejandro Giammattei decretó al menos cinco estados de prevención y de sitio, así como un estado de calamidad pública por la pandemia del COVID-19. El estado de calamidad fue decretado el 16 de marzo, días después de que confirmaran el primer caso de coronavirus en el país, el 13 de marzo de 2020.

 Durante el segundo semestre del 2020, la administración de Giammattei decretó un estado de sitio en municipios de Izabal y Alta Verapaz y un estado de calamidad pública, por la tormenta tropical Eta, que azotó el país a principios de noviembre. 

 En lo que va del 2021, el gobierno de Giammattei ha decretado cinco estados de prevención, los primeros tres, de enero y marzo de 2021, se declararon con el argumento de que existía un riesgo de contagios por las caravanas migrantes de centroamericanos que se desplazaron hacia Estados Unidos y uno en Malacatán, San Marcos, porque supuestamente la zona era un epicentro de conflictividad social.

 Otros dos estados de prevención, del 16 de abril y del 13 de julio, fueron declarados con el argumento de contener el avance de casos de COVID-19.

Lo anterior demuestra que Giammattei ha gobernado casi exclusivamente bajo estados de excepción, justificando los decretos por diversas razones, incluyendo el aumento de contagios de COVID-19. No obstante, los números del mismo gobierno indican que los estados de prevención no han sido determinantes para contener el virus y que más bien es una justificación para acallar las muestras de descontento de la población hacia su gobierno.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE