Créditos: Viñeta Nelton Rivera
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Nelton Rivera

La polémica por la compra de 16 millones de dosis de vacunas Sputnik V por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), a la empresa rusa Human Vaccine, a través del Fondo Ruso de Inversión Directa (FRID), ha generado una serie de críticas y denuncias penales.  La ministra Rosa Amelia Flores González se negó a entregar el contrato firmado por ella a la Fiscalía contra la Corrupción del Ministerio Público (MP) y la empresa rusa y el elPeriódico tuvo acceso a  una copia del contrato en español y lo publicó este 6 de julio.

Guatemala alcanzó los 308 mil 273 casos covid-19 acumulados y 9 mil 573 fallecimientos durante la pandemia del 13 de marzo 2020 al 7 de julio 2021, en las últimas 24 horas se confirmaron 2 mil 954 casos positivos COVID-19, dato que marca un nuevo récord de contagios diarios.

La ministra de Salud ha acudido constantemente al Congreso de la República citada por bancadas opositoras por el tema de las vacunas. Así ocurrió el 5 de julio, el 30, 29, 21 y 7 de junio, 24, 17, 10, 6 y  3 de mayo, citada por la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). En cada una de estas reuniones las autoridades del MSPAS y la ministra dejaron más dudas sobre el contrato de las Sputnik V, la localización del dinero y las distintas fases de vacunación en el país.

El diputado Román Castellanos, de la bancada Semilla, a través de su cuenta de Twitter, señaló una serie de cláusulas del contrato firmado por el MSPAS y Human Vaccine que muestra la desprotección del Estado guatemalteco y de la población frente al incumplimiento en la entrega de los 8 millones de vacunas que ya deberían estar en el país.

Aquí  lo señalado por el diputado:

Los productos debían enviarse en un plazo de 6 meses. El vendedor no es responsable de ningún retraso si éste se debe a la interrupción de la producción o la falta de producto por la baja producción. En tanto que el Gobierno de Guatemala, a través del MSPAS, corre con todos los gastos de almacenaje y transporte.

  1. Guatemala se comprometió a comprar 8 millones de vacunas Sputnik V y, aunque no llegaran a pedirlas, debía pagar el 100% del total. Pero antes era obligatorio el pago del 50% del precio total por adelantado, equivalente a $80 millones de dólares = Q600 millones, aproximadamente.
  2. El contrato menciona que el vendedor debe actuar “de buena fe”.  No puede excederse la responsabilidad del vendedor más allá de $100 mil dólares o del 10% de la cantidad comprometida. La vigencia del contrato es por 3 años y únicamente se menciona que es Human Vaccine, quien puede dar por terminado el contrato. Una de las causas de terminación del contrato es “la divulgación o el incumplimiento de no procurar la no divulgación”.
  3. Por cada caso de incumplimiento a la cláusula 13.1, relacionada con la confidencialidad del contrato, el vendedor no tiene sanciones pero el comprador sí, debe pagar una compensación por pérdidas resultantes o una compensación de 1 millón de dólares: “lo que sea mayor”.
  4. Human Vaccine notificó en el acuerdo que había 4 millones de vacunas listas para el envío. Hemos visto todo lo contrario.

No existe ninguna cláusula que permita la devolución del dinero como lo ha dicho el Gobierno. Las negociaciones debieron haberse hecho cuidando el interés del Estado de Guatemala, lo que a todas luces no ocurrió.

“Exigimos al gobierno de Giammattei una respuesta inmediata y contundente a esta crisis multidimensional que vivimos en el país. Debe haber responsables y renuncias. Es inaceptable jugar con la vida de los guatemaltecos”, expresó Castellanos.

Otras reacciones contra el contrato

La bancada de la UNE pidió el 29 de junio que el contrato con la empresa rusa sea declarado lesivo, informó La Hora. Ocho días después la bancada Winaq presentó el 7 de julio una denuncia penal en contra de Alejandro Giammattei en el MP, por los delitos de asociación ilícita, incumplimiento de deberes, tráfico de influencias, abuso de autoridad, fraude y cohecho pasivo transnacional, por la forma opaca de la firma del contrato con la empresa Human Vaccine.

En la denuncia se incluye a Amelia Flores, Pedro Brolo Vila canciller, Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas; Gustavo Adolfo López Calderón, embajador de Guatemala en la Federación Rusa y a Jorge Luis Donado Vivar, procurador general de la nación. 

El embajador Vladimir Vinokúrov designado en la embajada de la Federación Rusa en Guatemala, publicó una carta en la cuenta oficial de Twitter, sobre la crisis actual por la falta de vacunas Sputnik V, en el contenido habla de desinformación publicada por la prensa, negó que el MSPAS prescindiera del contrato y que el dinero permanece en cuentas de depósito, además que el contrato es estrictamente confidencial y que podría el país inmunizar de manera masiva en el mediano y largo plazo.

La doctora Karin Slowing, del Laboratorio de Datos, cuestionó lo afirmado por Vinokúrov, por la falta de un cronograma de entrega de las vacunas, por el escaso envío de dosis y por el efecto en la sociedad guatemalteca en el retraso de seis meses en la entrega de las vacunas.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE