Amnistía Internacional entregó 27 mil 957 firmas para exigir la liberación de Bernardo Caal

COMPARTE

Créditos: Nelton Rivera / Prensa Comunitaria Km.169
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Prensa Comunitaria

A un año de nombrar a Bernardo Caal Xol preso de conciencia, Amnistía Internacional entregó una petición con 27 mil 957 firmas de todo el mundo, a la Fiscal General de Guatemala, María Consuelo Porras, para exigir su liberación inmediata.

Erika Guevara-Rosas, directora para América de Amnistía Internacional (AI), señaló que “El encarcelamiento de Bernardo Caal desde hace más de tres años, envía un mensaje aterrador a los pueblos indígenas que lideran la defensa de los derechos humanos, la justicia y la protección de nuestro planeta”.

“Es vergonzoso que las autoridades guatemaltecas sigan criminalizando e intimidando a quienes dedican su vida a defender la naturaleza, mientras un movimiento mundial de protección del medio ambiente va ganando terreno. Las autoridades de Guatemala tienen en sus manos acabar con la injusticia contra Bernardo y cambiar el rumbo del país”. 

El comunicado de AI subraya que Bernardo Caal, de 49 años, está encarcelado injustamente desde el 30 de enero de 2018 por defender los derechos de las comunidades mayas Q’eqchi’ afectadas por la construcción de un proyecto hidroeléctrico en el río sagrado Cahabón, en el departamento de Alta Verapaz, al norte de Guatemala.  

La petición  hace énfasis en la grave preocupación de Amnistía Internacional por los grandes retos a los que se enfrentan quienes luchan por la justicia climática y medioambiental y por los derechos de los pueblos indígenas en Guatemala y en todo el mundo y, exige que la fiscal general de Guatemala investigue a quienes se ocuparon del caso de Bernardo Caal y de su injusta detención.  

Asimismo, destaca que su detención es emblemática de cómo se criminaliza a las personas defensoras de los derechos humanos -especialmente los pueblos indígenas y a quienes trabajan en cuestiones relacionadas con el territorio, la tierra y el medio ambiente- en Guatemala y en América Latina. También refleja el racismo histórico y el despojo de los territorios de los pueblos indígenas en Guatemala.  

La entidad internacional pide que se ponga fin a la criminalización de operaciones de justicia y defensores de los derechos humanos en Guatemala y recuerda que, cuando nombró a Bernardo Caal preso de conciencia, el 16 de julio de 2020, envió una carta abierta a la fiscal general, en la que expresaba las irregularidades y la negligencia del proceso penal en su contra, incluida la falta de pruebas objetivas para respaldar los cargos, que coinciden con los patrones de criminalización detectados anteriormente en casos contra personas defensoras de la tierra o del medio ambiente.

En un intento de último recurso para obtener justicia y libertad, Bernardo Caal presentó un recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia de Guatemala en septiembre de 2020. La primera audiencia pública ante la Sala Penal de la Corte Suprema estaba prevista para el 5 de abril de 2021, pero no se celebró porque el abogado de la empresa que demandó a Bernardo Caal presentó un recurso de recusación contra los magistrados.

La Sala de lo Penal no admitió la recusación el 11 de mayo y reprogramó la vista del recurso de casación para revisar la injusta detención de Bernardo Caal para el 21 de junio de 2021. El tribunal aún no se ha pronunciado.

Lea más:

Autoría y edición

COMPARTE