Alta Verapaz: vendedores del mercado de la Tinta denuncian coacción para ser vacunados

COMPARTE

Créditos: Personal de Salud de La Tinta, Alta Verapaz, en el mercado de ese municipio. Foto cortesía Área de Salud de La Tinta
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Regina Pérez

Vendedores del mercado de la Tinta, ubicado en Alta Verapaz, denunciaron que personal de salud de ese municipio, acompañado de soldados han pasado para exigirles a las personas que vende en el lugar que se vacunen contra la COVID-19.

De acuerdo con Agustín Ac, de la Red Defensores y Defensoras Comunitarios por el Derecho a la Salud, esta situación ha provocado temor en los vendedores que creen que la vacunación es obligatoria.  Junto al personal de salud también van militares quienes les exigen a los arrendatarios que se pongan las mascarillas.

Según Ac, quien reside en la Tinta, él ha tenido que explicarles que la vacunación no es obligatoria y que si ellos quieren vacunarse están libres de hacerlo.

El defensor comunitario dijo que muchos de los vendedores llegan de comunidades a vender sus productos y se asustan al escuchar ese tipo de anuncios, porque piensan que van a ser desalojados si no se vacunan.

Ac señaló que asustar a la población no es la manera correcta para lograr la inmunización. Por su trabajo como defensor comunitario de la salud, indicó que su labor es velar por la salud de las personas.  

Walter Chun, de la Unidad de Promoción Social del Área de Salud de la Tinta dijo: “no obligamos a nadie a que se vacune” y dijo que es falso que se está obligando a los arrendatarios a inmunizarse, porque la vacunación es voluntaria.

Chun confirmó que las enfermeras han llegado a promocionar la vacunación en los alrededores del mercado, pero que no se está obligando a nadie.

Sobre el acompañamiento de miembros del ejército, Chun comentó que se debe a que forman parte de un equipo multidisciplinario conformado por la fuerza de asuntos municipales, PNC, ejército y Policía Municipal, para hacerle conciencia a la población sobre el uso de la mascarilla.

Por otro lado, el entrevistado refirió que en ese municipio se han registrado niveles muy bajos de vacunación, sobre todo en la población mayor de 70 años, a pesar de que se han hecho campañas en la radio y llamadas telefónicas. Actualmente se registran 20 casos positivos de la COVID-19 en el municipio, que está en rojo.

Esta no es la única situación en la que se señala al Ministerio de Salud de coaccionar a la población para ser vacunada. En mayo pasado, unas 12 comadronas de Olopa, Chiquimula, denunciaron haber sido amedrentadas para ser vacunadas.

Lesly Ramírez, de la Red de Defensores y Defensoras Comunitarios por el Derecho a la Salud, reiteró que es importante que la gente se vacune, pero no puede ser coaccionada para hacerlo y que lo que necesita la población es información sobre la vacuna para que tomen una decisión informada.

Al 19 de julio, según la organización Laboratorio de Datos, se habían administrado 1 millón 288 mil 797 dosis: 1 millón 030 mil 094 corresponden a primeras dosis y 258 mil 703 a esquemas completos.

Alta Verapaz, Totonicapán y Sololá se encuentran entre los departamentos más rezagados, en tanto la vacunación se ha concentrado en el departamento de Guatemala, Quetzaltenango y Sacatepéquez.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE