Recuerdan importante papel de la mujer en consulta comunitaria de buena fe de Barillas

COMPARTE

Créditos: Hermelinda Simón
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por David Diego Marcos

“La lucha de las mujeres en el proceso de consulta comunitaria de buena fe ha sido fundamental y valiosa; ellas han dejado huella y parte de su vida, por la defensa de la vida y la madre tierra”.

Este miércoles la Asociación de Mujeres Aq’ab’al, de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, conmemoró los 14 años de la consulta comunitaria de buena fe, realizada el 23 de junio de 2007. En el acto estuvieron presentes Saúl Méndez y Rogelio Velásquez, expresos políticos, así como también Carmelia Mérida, esposa de Velásquez.

En aquella ocasión, hace 14 años, se llevó a cabo la consulta comunitaria de buena fe, en las diferentes comunidades del municipio, entre las 8:00 y las 13:00 horas, en la que fue evidente una participación colectiva y voluntaria; la población hizo uso de su derecho ciudadano, para aceptar o rechazar el reconocimiento de exploración y explotación minera, y los megaproyectos. Participaron niñas, niños, jóvenes, mujeres y hombres, recordó Hermelinda Simón, moderadora del evento e integrante de la asociación.

Las preguntas fueron en español y castellano, Q’anjob’al, Chuj y Mam, de acuerdo con el idioma maya que se habla en las comunidades, y eran: ¿Quiénes sí están de acuerdo con la licencia y el reconocimiento de exploración y explotación minera y otros mega proyectos? y ¿Quiénes no están de acuerdo con la licencia y el reconocimiento de exploración y explotación minera y otros mega proyectos?, indicó Simón.

Agregó que el resultado de las dos preguntas en todo el municipio fue de 46 mil 490 personas que participaron en la consulta comunitaria de buena fe, de las cuales solo 8 personas respondieron sí estar de acuerdo. Década líder y lideresa en sus comunidades, junto con las autoridades comunitarias, trasladaron los resultados a la comisión de consulta comunitaria, que se situó en las instalaciones de la municipalidad local.

La consulta contó con la participación de observadores municipales, observadores de otros municipios e internacionales, con lo que quedó evidencia del rotundo rechazo por parte de la población, a los mega proyectos en sus territorios, dijo Hermelinda Simón.

La lucha de las mujeres en el proceso de consulta comunitaria de buena fe fue fundamental y valiosa; han dejado huella y parte de su vida por la defensa de la madre tierra, a través de la unidad del pueblo, señaló Carmelia Mérida.

Foto: Hermelinda Simón

Mérida destacó que por su participación las mujeres fueron objeto de amenazas, persecución y criminalización, lo que las obligó a abandonar sus hogares, hijos y demás familia, para no ser capturadas por la policía y el ejército, durante el estado de sitio que impuso el gobierno de Otto Pérez Molina en Barillas, dijo.

Por su parte, Rogelio Velásquez, ex preso político de Barillas, mencionó que las empresas transnacionales, como Hidro Santa Cruz, en complicidad con el Estado de Guatemala, irrespetan los resultados de la consulta comunitaria de buena fe, generando desorden y conflictividad en el municipio, para justificar la militarización de la zona con un estado de sitio, para callar la voz y la lucha de las comunidades, además de hacer ofrecimientos de falsos proyectos de desarrollo.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE