Mujeres que luchan: las madres que defienden la vida en la primera línea

COMPARTE

Créditos: Colombia Informa.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Colombia Informa

El Portal Resistencia ha sido el escenario de organización de distintos sectores sociales, personas y familias enteras que en su cotidianidad tenían pocos espacios para organizar sentires y necesidades comunes. El 12 de mayo un grupo de mamás que se han movilizado desde el 28 de abril decidieron unirse para crear la primera línea de mamás en Bogotá. Se trata de un acto simbólico pero también de aguante y organización en el que su bandera principal es: “No parimos hijos para la guerra”.

Colombia Informa conversó con Johana, una madre cabeza de familia que reside cerca al Portal Resistencia, antiguo Portal Américas, ubicado en el sur de la ciudad. Johana, como miles de colombianos sintió la necesidad de movilizarse desde hace un mes, al inicio del Paro Nacional.

“Salíamos a marchar desde el 28 de abril desde el Parque Nacional hasta la Plaza de Bolívar. Todos los días acompañando a la gente, a los jóvenes, nos mirábamos y éramos las mismas compañeras. (…) Un día dijimos: hagamos algo, creemos la primera línea de mamás.», cuenta.

Esta iniciativa empezó como algo simbólico, pero tomó fuerza y empezó a radicalizar las acciones que, como nuevas guardianas comunitarias, están asumiendo. Así, siete madres se reunieron con el objetivo de pensar cómo contribuir a la manifestación social desde sus roles. Según Johana “nosotras no pensamos que fuera a causar tanto impacto a nivel nacional e internacional. Para nosotras es más algo de responsabilidad. (…) Nosotras somos la representación de las mujeres colombianas, de las mamás cabezas de familia”.

Su mensaje es claro: decir a todos los colombianos y al mundo entero que, muy contrario a lo que ha insistido el Gobierno Nacional y los grandes medios corporativos con sus discursos que criminalizan la protesta social, en las calles se respira humanidad y se teje comunidad. “Los que están en la calle no son vándalos, somos mamás y personas del común que estamos cansados de tanto atropello del Gobierno. Sobre todo, estamos acá defendiendo la vida», asegura ella.

La consigna no cambia; ¡Vida digna, nada menos!

Debido a la brutalidad policial, los riesgos de salir a la calle son inminentes. Así, Johana y las otras seis mamás que lideran este proceso son conscientes del peligro que implica estar en la movilización. Sin embargo, la valentía de estas madres no tiene límites.

“Nosotras exigimos el derecho a la salud, a la educación, a un trabajo digno», dicen. Ellas, así como las miles de mamás alrededor del mundo que lideran la primera línea de cuidado en el hogar, representan también la cifra más alta en desempleo, de ocupación informal y cuentan con precarias condiciones laborales. “Si no nos va a matar el COVID, nos va a matar el hambre, y ahora también nos va a seguir matando el Estado”, asegura Johana.

Las madres, abuelas y hermanas; las mujeres que históricamente han asumido roles de jefatura en los hogares. Hoy, en marco del Paro Nacional, también salen a exigir condiciones dignas de vida para ellas, pero sobre todo para sus hijos, hijas y nietos; para los jóvenes que en la calle han asumido la batuta de construir un país más justo y equitativo para ellos y para las madres que lloran a sus hijos muertos y desaparecidos por el Terrorismo de Estado.

Hoy las madres también se organizan, luchan y resisten en las calles.

Este material se comparte con autorización de Colombia Informa

Autoría y edición

El nombre de Desinformémonos lo pedimos prestado al gran poeta y luchador uruguayo Mario Benedetti. Se trata de un poema que, con humor e ironía, deshilvana el mundo de la información desde arriba, para concluir con un verso que nos da sentido y horizonte

COMPARTE