Libertad para los 21 de Chicoyogüito

COMPARTE

Créditos: Chicoyogüito Kajkoj Ba
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por Kajkoj Maximo Ba

Hace 53 años el Estado de Guatemala los desalojó de sus tierras ancestrales, para instalar la zona militar No. 21. Cuentan los abuelos y abuelas de Chicoyogüito, que fue una mañana de esas lluviosas que se daban aquí en Alta Verapaz. No habían terminado de tomar el café cuando comenzaron a llegar comandos del ejército llenos de soldados y personas vestidas de civil, fuertemente armadas, los amenazaron y quemaron las casas. 

A algunas familias las subieron con lujo de fuerza a los vehículos, a otras las dejaron a orillas de los caminos y pasaron las lluvias en champas de nailon. Otro grupo se refugió en casas de amigos y familiares. Así convirtió el Estado de Guatemala y el ejército a una comunidad Maya Q’eqchi’ en la primera comunidad desalojada, arrasada y desarraigada del conflicto armado.

Después de muchos años, siguiendo el pensamiento de los abuelos y las abuelas, empezaron a encontrarse, como si estuvieran elaborando un tejido, para reclamar su derecho histórico al territorio Chicoyou y a su tierra.

Después de años de lucha, presentando documentos ante las instituciones, incluyendo al ejército, exigen la devolución de sus tierras y no han sido escuchados. La respuesta que recibieron fue amenazas y represión.

La captura de 21 personas, por parte de la policía, el 9 de junio es ilegal y por lo tanto deben ser puestos en libertad.

NUESTRA SOLIDARIDAD CON LA COMUNIDAD DE CHICOYOGÜITO

Autoría y edición

Docente universitario, investigador, antropólogo y analista político poqomchi'

COMPARTE