Impulsan clases de marimba para recuperar melodías ancestrales y tradicionales Huehuetenango

COMPARTE

Créditos: Marimba Jun Ajaw
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por David Diego Marcos

Lwin Nikol, un joven que migró a la ciudad capital para formarse académicamente en el ámbito musical de la marimba, impartirá clases en Santa Eulalia, Huehuetenango, con el fin de mantener y recuperar las melodías ancestrales y originarias, tradicionales del municipio.

Santa Eulalia se ubica al norte del departamento de Huehuetenango, a tres horas de la cabecera departamental y a una altura de 2 mil 580 metros sobre el nivel del mar. La mayoría de sus habitantes son maya hablantes Q’anjob’al.  Este municipio es conocido como la Cuna de la Marimba “Jolom Konob”.

Pedro Miguel Nicolás, cuyo nombre en Q’anjob’al es Lwin Nikol, nació el 21 de junio de 1994 en la aldea Xixilaq Kanajaw, de Santa Eulalia. A los 14 años empezó a practicar la marimba sencilla y ejecutar melodías en compañía de su padre, Víctor Sebastián Miguel Tomás, quien después formó parte de un grupo marimbístico, de la comunidad Kanajaw.

Por aquellos tiempos Lwin Nikol estudiaba el nivel básico, por lo que al terminar el tercer año migró a la ciudad capital, con el sueño de estudiar musical, que era lo que quería y le gustaba, pero en Santa Eulalia no había dónde estudiar esta carrera.

Foto: Lwin Nikol

Cuando pudo migrar a la ciudad de Guatemala se inscribió en la Escuela Normal parara Maestros de Educación Musical “Jesús María Alvarado”, para luego continuar en una licenciatura en marimba, en la Universidad de San Carlos (USAC).

A sus 26 años regresa ahora a Santa Eulalia, a impartir clases a su tierra natal y municipios circunvecinos, con el objetivo de recuperar los sones tradicionales de los pueblos originarios y la esperanza de contar con la participación de niños y niñas, jóvenes y personas mayores que deseen aprender a ejecutar la marimba.

Lwin Nikol informó a Prensa Comunitaria que las clases serán los días lunes, miércoles y viernes, en horarios de 08:00 a 11:00 y de 13:00 a 16:00 horas, con el fin de dividir en dos grupos a sus estudiantes, para que el proceso de enseñanza – aprendizaje sea efectivo. El inicio del curso fue este viernes 4 de junio.

“Lo que he aprendido fuera del municipio, durante mi formación académica, lo quiero compartir con mi gente y no hay mejor manera de demostrarlo que enseñar sobre las melodías de la marimba, para fomentar y recuperar nuestras melodías ancestrales, ya que sin duda son pocos los músicos que todavía las ejecutan”, puntualizó.

Lwin Nkol, junto a su hermano Kayel Mekel y otros amigos, forman parte de la marimba Jun Ajaw, integrada por jóvenes de diferentes partes del país, que se encuentran en la ciudad capital. Han participado en actividades culturales realizadas en diferentes lugares del país, donde han puesto en alto el nombre de Jolom Konob’  (la Cuna de la Marimba).

Carlos Castañeda, integrante del conjunto marimbístico “Tierra Ohlaya”, de Santa Eulalia, considera sumamente importante que se lleve a cabo este proceso de enseñanza, entre unos y otros, para practicar y rescatar las melodías tradicionales, que se están perdiendo por la fuerte penetración de las melodías actuales y modernas.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE