Huehuetenango: funcionarios de gobierno ofrecen electricidad a comunidades afines a hidroeléctricas

COMPARTE

Créditos: Aldea Yalawitz
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Prensa Comunitaria

El pasado primero de junio personal del Ministerio Energía y Minas (MEM) y del Instituto Nacional de Electrificación (INDE), con la interlocución de Francisco Domingo, operador de la agencia de diálogos privados, Acuerdos y Soluciones, S.A. (AYSSA), visitaron a la comunidad de Yalanwitz, ubicada en el municipio de San Mateo Ixtatán, con el fin de ofrecerles energía eléctrica e indicarles los pasos a seguir para acceder a este servicio.

Esta delegación se reunió únicamente con comunitarios y autoridades locales que respaldan la operación de la empresa Energía y Renovación, S.A., que tiene a su cargo la construcción de dos plantas de hidroeléctricas en la microrregión de Yichk´isis.

A la reunión también asistió el señor Andrés Gómez Hernández, originario de la comunidad, en representación de la corporación municipal, dirigida por el alcalde Andrés Santizo Gómez del partido Unidad del Cambio Nacional (UCN). Asimismo, participaron supuestos alcaldes auxiliares de la microrregión de Yichk´isis, principalmente de la aldea Yulch´en Frontera, Nueva Concepción, El Rincón, El Platanar y representantes de Bella Linda.

Una de las fuentes que estuvo en la reunión confirmó a Prensa Comunitaria, que no se contó con la participación de la junta directiva regional de Yichk´isis, tampoco de alcaldes auxiliares de las aldeas que conforman esta región, quienes desde el 2010 se organizaron para mostrar su rechazo a la construcción de dos hidroeléctricas en el territorio.

A decir de la persona entrevistada, el personal de las instituciones mencionadas llegó a la microrregión de Yalanwitz, para ofrecer a las comunidades el acceso a energía eléctrica, de acuerdo con la traducción del señor Francisco Domingo de AYSSA. Argumentaron que es obligación del Estado electrificar a las zonas rurales en donde hay comunidades que no cuentan actualmente con este servicio.

A los presentes se les indicó que deberán presentar sus solicitudes debidamente firmadas y selladas por alguna autoridad local para acceder a este servicio, además de una serie de requisitos a cumplir, entre éstos el acuerdo de derecho de paso para el posteado y un censo de jefes de hogar con datos de identificación personal.

La delegación del gobierno central informó a los presentes que la cobertura de la energía eléctrica para las comunidades se hará a través de un transformador más cercano al municipio y en caso que no tenga la capacidad para distribuir la energía, entonces se buscaría este servicio por medio de las hidroeléctricas que ya fueron autorizadas en el municipio, confirmó la persona entrevistada de quien se reserva el nombre.

Indicaron que para este proyecto de electrificación hay un presupuesto disponible de 222 millones de quetzales, para lo cual invitaron a las autoridades a respaldarlo, sin explicaciones precisas del procedimiento a seguir.

Para los presentes, la visita de esta delegación a la aldea Yalanwitz generó más dudas que confianza en la institucionalidad. No confían en el planteamiento realizado debido a la existencia de un problema social y comunitario que lleva más de diez años afectando a las comunidades, en la zona norte y fronteriza del municipio, por la llegada de las empresas de hidroeléctricas al territorio, sin el consentimiento de la población.

Para las autoridades que estuvieron presentes en la reunión esta visita fue parte de las estrategias que buscan el respaldo de las autoridades locales a la operación de hidroeléctricas en San Mateo Ixtatán, que lejos de promover un desarrollo sostenible en el área, generan un ambiente con más división comunitaria y aprovechamiento de los recursos naturales.

¿Qué hace AYSSA en este proceso y por qué la visita a Yalanwitz?

En enero de 2017 la Resistencia Pacífica de Yichk´isis organizó una manifestación pacífica en rechazo a la construcción de dos hidroeléctricas en el territorio Chuj de la zona norte de San Mateo Ixtatán, que terminó en actos violentos por parte de agentes de seguridad privada de la empresa Energía y Renovación, S.A. en donde asesinaron al señor Sebastián Alonzo Juan originario de la aldea Yulch´en Frontera, que con sus 72 años de edad, se hizo presente para acompañar a su comunidad y manifestar su descontento por la empresa. El ataque armado ocurrió a escasos 10 minutos del destacamento militar y de la Comisaría de la Policía Nacional Civil (PNC). No obstante, fuerzas de seguridad nada hicieron por proteger a la población.

Ese mismo año, luego de ese hecho violento contra la población de Yichk´isis, esta empresa contrató el servicio de un consorcio de agencias para montar un diálogo con sus allegados, que buscaba establecer -acuerdos para la paz y el desarrollo- en San Mateo Ixtatán.

Las dos agencias contratadas son Acuerdos y Soluciones, S.A. (AYSSA) y Fundación Tecnológica para el Desarrollo de Guatemala (FUNTEDEGUA), ambas propiedad de Pedro Muadi, ex presidente del Congreso de la República y dirigidas por Arnoldo Noriega.

Con estas agencias la empresa logró acaparar fuerzas en el municipio utilizando a operadores académicos, ex guerrilleros, suplantación de puestos de alcalde comunitario y Cocodes a nivel regional, finalmente crearon la figura de supuestos opositores a los proyectos hidroeléctricos, para justificar la representatividad de los grupos que buscan acuerdos y soluciones a los problemas que provocó la llegada de esta empresa en 2010.

AYSSA y FUNTEDEGUA fueron las agencias encargadas de hacer el trabajo de incidencia comunitaria, para lograr sus objetivos.  Aparentan ser intérpretes en reuniones o asambleas públicas, en donde hay participación del gobierno y comunidades, y buscan el acercamiento entre éstas y las empresas, para lograr el apoyo social.

La mayoría de las reuniones las realizan en instalaciones de la empresa o en Yalanwitz, en donde convergen sus operadores, para tratar temas de persecución y criminalización contra líderes comunitarios que se oponen a sus intereses.

Para la autoridad regional de Yichk´isis, estas reuniones que realizan los simpatizantes de la empresa con representantes del gobierno son ilegitimas y no representan los criterios e intereses de la gente que se encuentra en resistencia. En la región, que se conforma con ocho aldeas y cuatro caseríos, se reconoce que la necesidad de la energía eléctrica es básica y cotidiana, pero no comparte la forma engañosa que utilizan estos actores para atrapar la atención de la población ixtateca.

Los dirigentes comunitarios apelan por una energía sostenible, ya sea por los servicios comunes de electrificación o por la vía de hidroeléctricas comunitarias, pero no con hidroeléctricas con capital financiero trasnacional, que solo buscan enriquecerse a través de la destrucción de los ecosistemas y cultivos de las comunidades; para ello desvían para sus represas los ríos Yalwitz, Q´eq Sat y Pojom. Sumado a esto, los asesinatos y la serie de persecución penal y criminalización contra dirigentes comunitarios como el caso de Julio Gómez Lucas.

Autoría y edición

COMPARTE