El protagonismo de la mujer Ixil en el levantamiento de 1936 en Nebaj

COMPARTE

Créditos: Feliciana Herrera.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Prensa Comunitaria

Los días 21 y 22 de junio de este año, los B’oq’ol Q’esal Tenam Naab’a’, conmemoraron el fusilamiento de siete principales, crímenes que se llevaron a cabo en el marco de una realidad política, social, económica muy compleja para el pueblo Ixil, durante la dictadura de Jorge Ubico.

Foto: Feliciana Herrera.

La Alcaldía Indígena de Nebaj, publicó una declaración sobre el protagonismo de la mujer Ixil, en el levantamiento de 1936, en el que se hace un reconocimiento y se muestra gratitud a nuestras abuelas, madres y hermanas, que también sufrieron a la par de los abuelos, padres y hermanos, durante la colonia, el conflicto armado y actualmente, el despojo de empresas nacionales y extranjeras.

La información destaca que, durante estos días hablaron y recordaron la valentía y ejemplo de dignidad de los siete principales, pero también de sus esposas y de las mujeres Ixil. Reflexionaron sobre la complejidad de la realidad en que vivieron y las razones que motivaron aquel levantamiento; una historia que tristemente se repite.

Foto: Feliciana Herrera.

El gobierno liberal de 1936, con la supuesta intención de impulsar el progreso, sacrificó la vida, los sueños, las ilusiones de los antepasados, obligándolos a construir carreteras en Huehuetenango, Totonicapán, Quetzaltenango y la costa sur del país, sin ningún pago, utilizando para ello la Ley de la Vagancia y la Ley de Vialidad, para que los finqueros pudieran sacar sus productos para la comercialización o exportación.

Hoy se sigue haciendo lo mismo; el gobierno hace leyes para sacrificar a la población y beneficiar a las empresas nacionales y extranjeras. entre las víctimas, que han sido silenciadas e invisibilizadas durante siglos, están las mujeres, señala.

Foto: Feliciana Herrera.

La información subraya que, el levantamiento de 1936 se originó a partir de la indignación de las mujeres; los hombres debían dejar a sus familias de manera forzada, para ir a trabajar sin ninguna remuneración en la construcción de carreteras, por lo que eran ellas las que debían mantener el hogar.

Ellas tenían que preparar la comida, el pinol, totoposte, tamales de viaje b’a’ch, para que los esposos no pasaran hambre, además de cuidar de la casa, cultivar la tierra para producir maíz, mientras los hombres eran explotados.

Foto: Feliciana Herrera.

En la actualidad se repite la historia; las comunidades construyen y mantienen las carreteras, en tanto que el gobierno y el alcalde las inauguran; se producen más de 250 megavatios de energía eléctrica, pero para el pueblo Ixil no hay energía eléctrica.

Ante esta situación, las esposas e hijas de los siete principales, que hoy conmemoran su ejemplo de dignidad Ixil y reconocen que su indignación motivó el levantamiento de 1936, pidieron perdón por no valorar su valentía y dignidad demostradas.

Foto: Feliciana Herrera.

Asimismo, conmemoran a las abuelas y madres que lucharon junto a los abuelos, para registrar el nombre del pueblo Ixil de Nebaj, la finca 3022 y la finca 344. Piden perdón a las abuelas, violadas y estranguladas por miembros del ejército durante el conflicto armado interno.

La declaración concluye que la víctima invisibilizada de la historia del pueblo Ixil es la mujer, de quien no se dice nada, pero su esfuerzo y valentía ha sido grande y no se ha sabido valorar. A la fecha sigue siendo víctima de engaño y manipulación, especialmente por políticos del mismo pueblo.

Foto: Feliciana Herrera.

Autoría y edición

COMPARTE