Cancelan audiencia de primera declaración a dos miembros de la Resistencia Pacífica La Ciénaga

COMPARTE

Créditos: Coordinadora de Comunidades afectadas por Trecsa.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Laura Rojas

Los hermanos Ernesto y Aníbal Araujo, de la resistencia pacífica La Ciénaga, en San Raymundo, Guatemala, enfrentarían la mañana de este viernes audiencia de fase intermedia, a las 09:00 horas, en el Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Mixco, pero fue suspendida, debido a que el juez, Héctor Vides, se encontraba en otra audiencia que se prolongó.

Los hermanos Araujo son señalados sin fundamento por la empresa colombiana Trecsa, de atentado contra la seguridad de servicios de utilidad pública, instigación a delinquir y atentado contra la seguridad de los transportes marítimos, fluviales y aéreos, delitos que no cometieron, señala un comunicado de la entidad.

En enero de 2020 el Fiscal del distrito metropolitano, Pedro Pablo Siliezar, presentó pruebas falsas contra los hermanos Araujo, quienes son defensores del agua, de los bosques y los derechos humanos. 

Aunque el caso el caso fue cerrado en esa ocasión, por falta de méritos, en junio de 2020 una sala del Juzgado de Mixco dejó sin efecto la resolución de enero de ese año. Fue evidente que el juez estaba totalmente parcializado a favor de la empresa, indicaron los afectados.

A decir de los hermanos Araujo, “ese día no nos acusaron de nada, simplemente se realizó la audiencia en la que nos ligaron a proceso y si no hubiéramos tenido quien nos prestara 20 mil quetzales para pagar la fianza, habríamos quedado detenidos de forma preventiva”.

Desde ese momento la situación para ambos líderes de la Resistencia Pacífica La Ciénaga es crítica, debido a que por la pandemia no pueden seguir trabajando. Ambos cubrían la ruta del Milagro a la Terminal, con buses extraurbanos.

En marzo de 2021 cumplieron un año sin trabajar. La única manera de ganarse la vida que había encontrado Aníbal Araujo para ganarse la vida fue con la comercialización de vehículos usados que trae desde Estados Unidos, sin embargo, debido al arraigo no ha podido volver a viajar y los memoriales y amparos presentados por sus abogados han sido denegados.

A la fecha ambos buscan quién los asesore para enfrentar al que consideran un monstruo de mil cabezas, que sigue talando árboles sin autorización, para la construcción de obras del proyecto PET 1-2009, que nunca ha sido consultado con los pobladores de San Raymundo ni con de Sacatepéquez.

La audiencia de fase intermedia fue reprogramada para el 6 de septiembre próximo, a las 11 horas, con el argumento de “saturación en la agenda de dicho juzgado”.

Autoría y edición

COMPARTE