Santa Eulalia: gobierno solo reconstruirá una vivienda destruida por Eta y Iota

COMPARTE

Créditos: David Diego Marcos.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por David Diego Marcos

A seis meses de las tormentas Eta y Iota, que ocasionaron daños severos a 25 viviendas del municipio de Santa Eulalia, Huehuetenango, solo hay planes de que una sea reconstruida, con la condición de que la familia beneficiada debe demostrar, con escritura, la propiedad de la tierra.

Datos proporcionados por la municipalidad detallan que otras 15 viviendas resultaron con daños moderados, 38 con daños leves y seis sin ningún daño. Sin embargo, las comunidades afectada siguen esperando ayuda por parte del gobierno central y local.

Foto: David Diego Marcos.

A 10 kilómetros al oriente de la cabecera municipal de Santa Eulalia se ubica la comunidad Miman Ch’ib’al, nombre ancestral que se traduce al español como Ch’ib’al  grande, que cuenta con 1 mil 500 habitantes organizados en cuatro sectores, con sus respectivos Consejos Comunitarios de Desarrollo  y autoridades comunitarias.

Durante el paso de los huracanes resultaron damnificadas 6 familias en esta comunidad, las que recuerdan haber tenido una experiencia aterradora ese 19 de noviembre de 2020, cuando en medio de la noche y bajo una fuerte lluvia, tuvieron que sacar a sus hijos y demás seres queridos, para resguardarse en las instalaciones de la escuela del municipio de San Pedro Soloma para salvar sus vidas.

Las familias afectadas aseguran haber trabajado y ahorrado durante varios años para lograr lo que tenían, pero todo se acabo en un abrir y cerrar de ojos cuando las fuertes lluvias se llevaron sus pertenencias y sus viviendas quedaron completamentes destruidas.

Foto: David Diego Marcos.

Han pasado 6 meses después de lo ocurrido  y hasta la fecha solo se observa desolación. Las familias que fueron afectadas por los huracanes se encuentran abandonadas a su suerte, en medio de esta tragedia, debido a que hasta el momento solo han recibido ayuda y apoyo de un grupo de docentes que conforman la Comisión de Asuntos Sociales del Magisterio de Santa Eulalia, en coordinación con las autoridades comunitarias y algunos trabajadores de la municipalidad que recolectaron víveres y ayuda humanitaria.

Ahora, al secarse la humedad poco a poco, se pueden observan las partes donde se deslizó la tierra.  Las mismas comunidades afectadas se han encargado de abrir camino, para transitar por el área. La preocupación aumenta con el paso de los días, debido a que el verano concluyó y con el invierno se corre el riesgo de que nuevamente se registren deslizamientos, principalmente en los lugares en alta vulnerabilidad.

Foto: David Diego Marcos.

Luego de las tormentas regresaron a sus hogares para empezar de cero y rehacer sus vidas, mientras el resto de la comunidad, que no fue afectada vive con el temor de que en cualquier momento se pueda dar otra situación similar, ya que muchas familias no tienen a donde ir a vivir, por lo que tienen que correr el riesgo de sufrir otra catástrofe natural.

Las autoridades municipales informaron que el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda reconstruirá solo una casa en el municipio de Santa Eulalia, la que se ubica´ra en la aldea de Chi’b’al grande, lugar donde golpeo fuertemente el paso de las tormentas. El gobierno carece de un plan de contingencia y asistencia, a pesar de que las lluvias se intensificarán en todo el territorio.

Foto: David Diego Marcos.

Para optar a la ayuda ayuda para la reconstrucción de vivienda, es necesario contar con ciertos requisitos del Ministerio, entre los que resaltan: la tenencia del terreno donde se reconstruirá la nueva vivienda y copia de la escritura de propiedad.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE