Iván Velásquez: “Existe esperanza, siempre que haya una voluntad ciudadana por la transformación, que no haya aún sometimiento”

COMPARTE

Créditos: EFE / Archivo
Tiempo de lectura: 10 minutos

Por Nelton Rivera

“Existe esperanza, siempre que haya una voluntad ciudadana por la transformación, que no haya aún sometimiento, ni una inactividad en situaciones tan graves por las que ahora se atraviesa en esta región en estos momentos. Cuando se cierran unos caminos, la ciudadanía tiene que buscar otros caminos que permitan marchar a la construcción de democracia.”

Iván Velásquez Gómez es un profesional colombiano, nombrado comisionado para Guatemala por las Naciones Unidas en 2013; estuvo al frente de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala desde ese año, hasta su salida del país, tras la obstrucción de su retorno a Guatemala en 2019.

Este 20 de mayo participó en un conversatorio digital, organizado por la Seattle International Foundation, sobre “Desafíos del norte de Centroamérica en el combate a la corrupción”. Velásquez mantienen una fuerte crítica sobre las acciones de corrupción de distintos funcionarios guatemaltecos, especialmente en el sistema de justicia, como la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público MP.

A continuación la transcripción de su intervención en este conversatorio:

En Guatemala se está viviendo esta regresión porque se dejó todo el peso o casi todo el peso de la transformación a la justicia y olvidamos cómo pudo demostrar la Cicig, en las investigaciones que adelantó con el Ministerio Público MP, que nos encontramos… podríamos decir para los tres países en la región -El Salvador, Guatemala y Honduras- pero específicamente a Guatemala, que nos encontramos frente a un estado capturado.

Esta es una realidad de la que debemos partir. El Estado estaba capturado antes, ese fue el último informe temático que hizo la Cicig, como la última actividad de despedida en agosto de 2019, se refirió precisamente a eso, Guatemala un estado capturado.

Esto que vemos como represión es más bien la manifestación de lo que en realidad ocurre, siempre insistimos que no se había llegado en la lucha contra la corrupción en Guatemala, al punto de no retorno, el que haría inevitable un retroceso y no podía llegarse a ese punto porque en Estados capturados esto no se logra precisamente con la justicia. Se requiere un proceso de liberación del Estado, un proceso en el que la justicia contribuye, pero que no es su responsabilidad.

Estábamos desde el surgimiento de la Cicig, antes de la creación de la Cicig, ahora con mayor evidencia, con una justicia igualmente cooptada, capturada, y ahí estaría la demostración de la afirmación. Esto fue lo que motivó la creación de la jurisdicción de mayor riesgo en Guatemala, para que unos jueces y magistrados especiales pudieran asumir los casos en los que la Cicig y la FECI investigaban.

De manera que se disminuyera el riesgo de que estos casos no queden en jueces o comprometidos con la corrupción o en los que no haya ninguna confianza de independencia. Y se buscó que esta fuera una jurisdicción en aquel tiempo, que igualmente se fue orientando independiente. Qué implica entonces esto, creo que la lucha contra la corrupción es realmente importante, nos ha convocado por años, pero la lucha contra la corrupción, lo insisto, no es un fin en sí mismo.

Con lograr desarticular una estructura, por más fuerte que sea la estructura, es imposible la transformación, si no se eliminan las circunstancias concretas, que han permitido que esa estructura funcione, que pueda reproducirse, que pueda aun acabando con una, impedir que surja otra. Lo que hay que atender es a las reformas estructurales del Estado. Ese es uno de los aspectos de la situación de ahora, en el que la realidad nos ha demostrado que en una gravísima situación, lo que ha significado esta práctica autoritaria en El Salvador con su presidente y la toma electoralmente, hay que reconocerlo de la asamblea legislativa, pero que de una vez se toma ese poder actual la sala de los constitucional y la fiscalía general.

Lo que se ha mencionado de Honduras, en cuanto a la vinculación según las investigaciones que se realizan en Estados Unidos del presidente Juan Orlando Hernández -JOH- con el narcotráfico, lo que significó su ascenso al gobierno y su reelección y la omisión en la que concurre la comunidad internacional, cuando JOH a pesar de todas las trampas y acciones indebidas que se realizaron para que se pudiera presentar para la reelección, pero además que en ese proceso electoral alcanzara esa nueva presidencia.

Guatemala y la cooptación del Estado

¿Y cuál es la situación de Guatemala?, que se tiene un gobierno que está (desde principio ha estado) con un partido, que según lo decía el embajador de los EEUU en Guatemala en el año 2008 o 2009, que el partido del narcotráfico, la UCN, partido que tiene a su propietario, porque en Guatemala los partidos tienen dueños, lo tiene preso condenado en los Estados Unidos precisamente por sus relaciones con el narcotráfico. La vicepresidenta del Congreso de Guatemala del partido UCN, su hermano fue recientemente capturado y acaba de reconocer que trabaja con el cartel de los Huistas en el noroccidente del país y está pedido en extradición a los EEUU, esa es la realidad con la que contamos y solo para mencionar muy por encima tres situaciones en cada uno de estos países.

Descansar toda la energía en la lucha contra la corrupción, sin que haya simultánea o previamente, una transformación de esa captura del Estado, en un proceso de liberación del Estado, me parece que no nos va a guiar en lo que realmente podríamos hacer de ese proceso de construcción de democracia.

Tendría uno que preguntarse entonces, ¿Cuál es el tipo de Estado que se requiere?, que es frente a la realidad de Guatemala lo que significa el Estado de derecho, que no es de ahora, antes de ser tomada la Corte de Constitucionalidad (CC) por el poder corrupto., antes de eso las decisiones de la CC muchas de ellas el Ejecutivo y el Legislativo las desatendía, no hacía caso a las resoluciones de la CC sin que existiera ninguna consecuencia ni para el Ejecutivo, ni para el Legislativo.

La situación de la burocracia permanente del Estado en Guatemala y podríamos decir en toda la región, ¿Cómo se encuentra la contratación estatal? ahora que en Guatemala aprueban una reforma a la Ley de Contrataciones, ampliando la capacidad de los alcaldes para la contratación directa, fue celebrado por los mismos alcaldes al momento de aprobarse esta reforma.

Respecto a la organización, democratización y del funcionamiento de los partidos y movimientos políticos y mecanismos de participación ciudadana, ¿a qué es a lo que se aspira? que efectivamente existan en un país sin construcción de democracia, que debe ocurrir con el sistema electoral, como debe de ser el funcionamiento de la justicia y su estructura, todo esto debe de ser motivo de una profunda reflexión y comenzar en la situación en la que se encuentra Guatemala.

Poder empezar a organizar un amplio movimiento ciudadano, unitario, aquí las esperanzas en la institucionalidad están en este momento completamente perdidas. No habrá acción de amparo o inconstitucionalidad que la CC vaya a promover si esas acciones están por la defensa del estado de derecho y por la democracia.

Ya hemos visto con las últimas decisiones que ha adoptado la CC respecto a la ley de ONG o del abogado Carrillo en el tema de los amparos que habían respaldado la lucha que se ha venido librando en Guatemala, decisiones que van a venir muy pronto a favor de la industria extractiva o de las hidroeléctricas, megaproyectos que se encuentran en este momento suspendidos por las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad.

Es decir, no tiene Guatemala una CC en la que efectivamente la gente pueda confiar, existe una Corte Suprema de Justicia CSJ, desde el 2014 que se advertía está igualmente capturada por el crimen organizado y que fue establecida por Manuel Baldizón, Alejandro Sinibaldi y Roxana Baldetti. Elegida por el partido Líder y el Partido Patriota PP y esa es la CSJ que todavía funciona en Guatemala, con las cortes de apelaciones que tuvieron el mismo origen, y está el Congreso de la República que está en manos de esa coalición corrupta y antidemocrática, liderada por el partido de gobierno y en la que se apoya con toda decisión el partido del narcotráfico UCN y una fracción del partido de la UNE, precisamente esa fracción que lidera Sandra Torres, que ha afectando todo el proceso democrático en el país.

En esos términos tenemos que empezar a reflexionar el como poder reconstruir a partir de esta gravísima situación que se vive, como poder reconstruir un estado en camino hacia esa construcción de democracia.

Para la región centroamericana, respecto a la cooperación internacional, me parece de la manera como se ha asumido, desde lo que conozco en Guatemala, no han producido ninguna transformación en el sistema de justicia. Para referirme sólo sobre la cooperación vinculada con justicia, si se examinaran, si se cuantifican cuántos millones de euros de la Unión Europea o de países europeos, cuántos millones de dólares a través de Usaid se han gastado en la justicia en Guatemala y se examina cuál es ese nivel del sistema de justicia. ¿Cuál sería la conclusión?

Porque en muchas ocasiones se va a lo cuantitativo y no al efecto transformador que esa cooperación debe de representar. Entonces dice ahora Usaid con la fiscal de Guatemala, que es una fiscal de la corrupción, apoyamos la extensión del MP a todos los municipios del país, eso dicho así sólo estaría legitimando a la fiscal general que está preocupada por llevar MP a todos los municipios del país, pero que es lo que en realidad ocurre, de un lado de las características específicas de la fiscal general , que ya hecho suficiente demostración de a qué lado se ha ubicado o a qué lado pertenecía desde que Jimmy Morales la designó fiscal general. Pero además como lo ha señalado la ex fiscal Thelma Aldana y hay inclusive alguna investigación en Guatemala, que esas nuevas fiscalías creadas en los municipios son fiscalías absolutamente inoperantes, son fiscalías de fachadas, entonces ¿con qué está contribuyendo la cooperación internacional de los Estados Unidos allí?.

Cuando Usaid financia un proyecto planteado por la presidenta de la CSJ de Guatemala, que es una magistrada aliada a la corrupción, ¿a quien está apoyando? ¿Cuál es el papel de la cooperación internacional, en que está cumpliendo efectivamente para la transformación de un país?, Q4 millones de quetzales le fueron entregados a la Comisión Gubernamental anti Corrupción que creó el presidente Giammattei, lo que quiere decir que para los EEUU el presidente Giammattei está luchando contra la corrupción, por eso lo financia. Independientemente de que sean Q4 millones, es el acto político de respaldo que se ve reflejado en ese financiamiento a esa comisión anti Corrupción.

Significa que un gobierno que basa su gobernabilidad en un partido del narcotráfico y de partidos políticos de la corrupción, es apoyado conservando esa coalición. ¿Es adecuado?, ¿es correcto?, siempre en perspectiva de la construcción de democracia y estado de derecho, ¿es correcto gastar tantos recursos sin existir siquiera una previsión de que es lo que se quiere lograr con esos recursos que se invierten?, me parece importante señalar que esas dos expresiones de unidad de agenda mínima dentro de la institucionalidad, es muy difícil por lo menos en el caso de Guatemala, lograr un proceso de transformación. Para eso se requiere que haya una unidad de la sociedad, una unidad ciudadana en torno a una agenda mínima, que se construya cuales son los puntos fundamentales por los que se debe luchar.

El sistema electoral, la ley electoral de partidos políticas, la ampliación de la participación ciudadana, y democrática, esa debe de ser una lucha concreta que una unidad ciudadana logre conquistar porque no va a ser simplemente con la presentación de un proyecto a un congreso que está capturado por los poderes que tienen capturado a los otros dos poderes.

Lo que ocurre con Solórzano Foppa es realmente increíble, lo que ocurrió con el analista de la Cicig, Aníbal Arguello también lo es, una Fiscalía de Delitos Electorales que ha mirado para otro lado frente a los graves delitos electorales que se han cometido en Guatemala, ahora tienen a varias personas privadas de libertad, entre ellas a Solórzano Foppa y Aníbal Arguello, por una falsedad en el número de firmantes en el comité de creación de un partido.

Sobre la Cicig. Es importante esta comisión, pues permitió que se conociera la realidad, por lo menos en el caso de Guatemala, la radiografía última realizada en base a las investigaciones adelantadas, que mostraban de qué manera y profundidad era la captura del Estado. Pero ¿Qué pasó con el conocimiento de esa realidad?, ¿qué se ha hecho?. Fue después del 2015 después de tanta actividad investigativa que se realizó se le puso rostro a cada corrupto, que fue una jornada creo insuperable, que ocurrió después, que la ciudadanía eligió a Jimmy Morales, ¿Qué paso después de eso?, que por lo menos en los últimos tres años fue una presidencia para la corrupción, por la represión, por la desinstitucionalización y es que entonces eligen a Alejandro Giammattei.

No basta solo conocer la realidad que de algunos círculos nacionales, es necesario que esa unidad que se plantea, esa unidad ciudadana adelante un proceso de educación popular de la realidad, sobre qué es lo que está ocurriendo, cómo es que se dan Q50 que se siguen repartiendo por votos en las elecciones y se vuelve a reelegir a los mismos y después se sigue protestando porque esos reelegidos no están haciendo lo que prometieron que iban a hacer, cuando se sabe que pertenecen a las mismas estructuras y de esa manera no puede haber transformación.

A nivel nacional debe haber unidad ciudadana y una agenda mínima. Generar todo un movimiento ciudadano para conquistar que esa agenda mínima sea aceptada por el Estado y que se imponga finalmente. Para la comunidad internacional con comisiones como Cicig o Macsi no son posibles en el corto plazo restablecer en Guatemala o en Honduras, o que la Cicies sea realmente una comisión internacional de investigación contra la corrupción, y no un apéndice del Ejecutivo como lo es actualmente.

Sobre la cooperación y comunidad internacional

La comunidad internacional, que EEUU en su proyecto de creación de una comisión regional, con una gran equivocación, porque esa comisión tendrá que trabajar con las fiscalías cooptadas en Honduras, El Salvador y en Guatemala, ¿Qué va a hacer esa comisión regional?, ¿Qué es lo que están haciendo esas fiscalías nacionales en la lucha real contra la corrupción?, me parece que EEUU podría cumplir un papel importante para contribuir a abrir camino para que esa unidad ciudadana con una agenda mínima pudiera tramitar este proceso de construcción de democracia.

De un lado fortalecer las organizaciones de la sociedad civil que luchan por la democracia, se debe apoyar al periodismo independiente y al periodismo de investigación, sobre la ciudadanía y el periodismo independiente tiene que soportarse este proceso de reconstrucción. Podría crear un mecanismo de investigación de lavado de activos provenientes de la corrupción y el narcotráfico para procesar en EEUU lo que sea de su competencia y para alimentar a las organizaciones de sociedad civil con información para que promuevan acciones en sus países.

Si no acciones que van a tener una repercusión en un sistema de justicia por estar controlado ese sistema, por lo menos para esa divulgación ciudadana que con el periodismo independiente sería importante que se hiciera, la información que han obtenido las autoridades norteamericanas, la DEA, FBI, los fiscales federales, de narcotraficantes colaboradores, en el caso de Guatemala. Esa información debería ser sistematizada, clasificada y utilizada por los EEUU para iniciar investigaciones.

Me parece que no es el momento buscar congraciarse con unos gobierno que han demostrado francamente que van en contravía, no solo con actitudes de reto como las de Bukele, si no con actitudes que con los hechos ha demostrado el presidente Giammattei, después de una conversación del presidente Biden con Giammattei, en un momento en el que se estaba en la gran preocupación de la cooptación de la CC, al día siguiente de la conversación que tuvo entre sus puntos, el interés democrático que hubiera una CC independiente, lo primero que hizo el presidente Giammattei fue asignar a su secretaria privada como magistrada a la CC con todos los cuestionamientos que desde la sociedad civil se habían hecho sobre ella.

Hay que mirar mucho más en concreto a la realidad, ¿Qué es lo que se está pretendiendo hacer?, ¿con quiénes se está pretendiendo hacer?, ¿dirigido a quiénes?, ¿a quiénes se debe apoyar?, ¿Cuál debe de ser el papel de la cooperación internacional?, ¿Cuál debe de ser la articulación de la cooperación internacional?. Y que estos millones de dólares que se inviertan en los tres países no sean una inversión para lavarle la cara a instituciones antidemocráticas como las que están rigiendo ahora en Guatemala.

Existe esperanza, siempre que haya una voluntad ciudadana por la transformación, que no haya aún sometimiento, ni una inactividad en situaciones tan graves por las que ahora se atraviesa en esta región en estos momentos. Cuando se cierran unos caminos, la ciudadanía tiene que buscar otros caminos que permitan marchar a la construcción de democracia.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE