Invasión, evangelización, explotación, marginación y racismo hacia el pueblo Q’eqchi’

COMPARTE

Créditos: Cortesía
Tiempo de lectura: 2 minutos

01 de mayo 2021

He relacionado en mis apuntes anteriores la forma en que se ha despojado de sus tierras al pueblo Q’eqchi’ desde la llegada de los españoles en 1492.

La esclavitud en las fincas del café que se impuso con el apoyo de los gobiernos sirvió para enriquecer a un grupo de extranjeros (mis abuelos y abuelas fueron esclavos de estos explotadores).

Muchas familias Q’eqchi’s también se dedicaron a la extracción de chicle en las montañas; con este producto se enriqueció otro grupo de extranjeros. El cultivo del cardamomo fue otra forma de explotar y aprovechar el trabajo de las familias Q’eqchi’s.

Existe un grupo que controla la comercialización de este producto tanto se han enriquecido que lo llaman “el oro verde”.

Estos modelos económicos solo han sumergido en mucha pobreza a las comunidades y familias Q’eqchi’s. El despojo continúa… en los últimos años se presentan como empresas con licencias del MEM para entubar nuestros ríos para hacer hidroeléctricas.

Con estos proyectos le anuncian a las comunidades que se trata de “Desarrollo y progreso”. Los monocultivos extractivistas avanzan a pasos agigantados dejando sin agua a las familias Q’eqchi’s. Continuará…

Por denunciar a las hidroeléctricas sobre el río Cahabón, me fabricaron delitos y fui sentenciado a 7 años de cárcel. Empleados de Oxec S.A. desfilaron para acusarme ante juez.

Carta de Bernardo Caal Xol, preso político por la defensa del río Cahabón y los derechos de las comunidades en Alta Verapaz. 

Autoría y edición

COMPARTE