Guillermo Paz Cárcamo, “in memoriam”

COMPARTE

Créditos: Miguel Ángel Sandoval
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Miguel Ángel Sandoval

“Revolucionario que entendió a fondo la diversidad cultural de Guatemala”.

El domingo 23 de mayo falleció ‘el Patojo’ Paz, como fue conocido desde siempre Guillermo Paz Cárcamo. Por lo que veo en redes sociales se le recuerda como un sociólogo y economista, como un revolucionario de los primeros en la vía de la insurrección, sobre lo cual existe información que se puede encontrar en diversas publicaciones. De su calidad de economista hay un trabajo de su autoría sobre la Reforma Agraria. De su participación en el movimiento revolucionario está ‘Insurrectos’, una especie de memoria del periodo que vivió intensamente. 

Pero más allá de su compromiso revolucionario y su calidad de sobreviviente de la primera época, se dice poco sobre su inmersión en la vida y las luchas históricas de los indígenas, especialmente del pueblo kaqchikel, en donde rescata, para que todos lo sepamos, la figura emblemática de Kaji’ Imox, verdadero líder de la insurrección en contra de la invasión española en la época de la conquista, que se extiende unos diez años. Es un trabajo histórico que rescata la figura de este gran capitán y que lo hace retomando los hilos del libro que se conoce como Anales de los Kaqchikeles. 

Se habla poco de su importantísima obra ‘Chuwa Nima’ab’aj’, en donde como un historiador de las grandes batallas de otros periodos y otras civilizaciones, narra casi con precisión quirúrgica, al reconstruir utilizando los escasos textos sobrevivientes, las batallas en ese centro ceremonial que en ese momento era una fortaleza militar de los kaqchikeles. Con ello rescata para la memoria y la historia de nuestro país, una de las facetas menos conocidas, como son las batallas memorables contra la invasión peninsular.

Como el mismo ‘Patojo’ Paz refiere, hubo una intensa polémica cuando se conoció su libro ‘La máscara de Tekún’. Pues al héroe nacional, ‘el Patojo’ le restaba credibilidad y con ello se abría un terreno que no explicaba la ferocidad de la resistencia que se opuso al invasor español. De ese debate supe de primera mano, por las conversaciones mantenidas con los dos principales polemistas. ‘El Patojo’ y Paz Cárcamo y Sam Colop. Más allá de ese debate puntual, la obra del ‘Patojo Paz’ tiene una mirada abarcadora del pueblo kaqchikel y, diría, de los pueblos indígenas de lo que llamamos Guatemala. Por esas razones merece ser conocida y estudiada.

Quiero finalmente dejar constancia que, si existe hoy para la memoria nacional el sitio ceremonial Chuwa Nima’ab’aj, es por un trabajo de hormiga paciente del ‘Patojo’, que consiguió que Mixco Viejo cambiara y recuperara su nombre original Chuwa Nima’ab’aj. Por ello y por la obra publicada en donde aparecen las vetas más claras de la historia y lucha de los kaqchikeles y de su principal jefe y líder Kaji’ Imox, Paz Cárcamo fue reconocido por las autoridades de ese pueblo en distintos momentos y ceremonias. Mi homenaje al esfuerzo intelectual del ‘Patojo’, que hizo de su compromiso con los pueblos indígenas una divisa en su vida. 

https://redmovimientos.mx/wp-content/uploads/2020/07/Kaji-Imox-Paz.pdf

Autoría y edición

Escritor, activista social, catedrático, consultor y politólogo guatemalteco.

COMPARTE