Alcaldía Indígena de El Pilar II agradece solidaridad luego de sufrir agresión

COMPARTE

Créditos: Prensa Comunitaria
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Prensa Comunitaria

La alcaldía indígena maya Kaqchikel de El Pilar II, en San Juan Sacatepéquez, agradeció las muestras de solidaridad que recibieron, luego de que un grupo de personas afines a la municipalidad local, que atacaron e invadieron de forma violenta la sede de esa entidad.

El miércoles 19 de mayo las personas que intentan asumir por la fuerza el control de la alcaldía rompieron los candados con equipo especial y golpearon a varios vecinos que intervinieron para evitar el hecho. A pesar de ello, los invasores contaron con el respaldo de elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), que se hicieron presentes.

Un comunicado de la Alcaldía Indígena Maya Kaqchikel de El Pilar II, reivindica su derecho a la defensa del territorio y su rechazo a la violación sistemática de sus derechos por parte de las empresas de la industria extractiva y de las autoridades municipales.

“Lamentamos las agresiones físicas ocasionadas a nuestros hermanos y a las instalaciones de la sede de la Alcaldía Indígena”, señala.

Asimismo, condenan de forma enérgica la forma en que se manipuló a un grupo de mujeres y niños, de quienes se puso en riesgo su integridad física y emocional, al ser utilizados para provocar los disturbios y la invasión a la sede, como una acción más para deslegitimar y negar nuevamente el ejercicio tradicional y ancestral que como autoridades indígenas les corresponde.

Fue necesario hacer uso de los principios de tolerancia, paciencia y diálogo, para que las personas manipuladas depusieran su actitud y se retiraran por su voluntad, en horas de la tarde del 19 de mayo de 2021. en asamblea celebrada de inmediato se acordó continuar con las denuncias que procedan, por los daños ocasionados a la infraestructura de la sede, la destrucción de un altar maya y agresiones físicas.

En el comunicado, se reafirma que la Alcaldía Indígena Maya Kaqchikel de El Pilar II es la autoridad legal y legítima que la comunidad reconoce, por lo que se condena y repudia la actitud de la coordinación del Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) y auxiliares, que actúan al margen de la ley.

La municipalidad de San Juan Sacatepéquez mantiene una actitud desafiante e intolerante, al pretender desarrollar acciones en la comunidad, sin el consentimiento previo de la asamblea de la alcaldía indígena, con lo que únicamente demuestras su poca capacidad y conocimientos sobre los derechos que como pueblos indígenas poseen.

Finalmente, exigen a las autoridades guatemaltecas, desarrollar procesos educativos, dirigidos a actores municipales, para concientizar y sensibilizar sobre la importancia y relevancia constitucional de los instrumentos y legislación, nacional e internacional, referidos a los derechos de los pueblos indígenas.

Autoría y edición

COMPARTE