Propietarios de El Pilar II recuerdan recuperación de tierras tras apropiación de cementera

COMPARTE

Créditos: Cortesía.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Regina Pérez

Vecinos y propietarios de la comunidad El Pilar 2 recordaron la lucha que han mantenido en contra de la empresa Cementos Progreso. En 2019 la empresa invadió sus terrenos luego de que una vecina los vendiera pero lograron que la seguridad de la compañía se retirara en mayo de 2020, a partir de la organización comunitaria.

Jerónimo Set, representante de esa comunidad, señaló que en 2019 luego de que la empresa enviara trabajadores a circular los terrenos, aduciendo que una propietaria se los vendió, se organizaron para hacer una Asamblea Permanente para cuidar sus tierras. Esta asamblea duró 9 meses, del 13 de agosto de 2019 al 13 de mayo de 2020, cuando se retiró la seguridad de la empresa.

En un acto realizado este jueves 22 de abril, al que acudieron como invitadas las autoridades indígenas, los propietarios recordaron el logro que tuvieron al recuperar sus tierras.

Aunque los vecinos pudieron evitar que la empresa construyera una carretera a inmediaciones de El Pilar 2, pobladores de San José Ocaña sí vendieron sus terrenos, edida que también les afecta, pues por las noches no pueden dormir por el ruido de los camiones, además de que incluso daña las fuentes de agua.  

“Algunos vecinos de Santa Fe Ocaña vendieron sus terrenos, ahí ya no pudieron hacer nada para parar la carretera” mencionó Set.

Nuevas divisiones

En la misma comunidad se ha reportado una división entre los vecinos, ya que un grupo eligió a las autoridades auxiliares que han mostrado su favoritismo al alcalde de San Juan Sacatepéquez, Juan Carlos Pellecer, que les otorgó credenciales, con el fin de apropiarse de un terreno de la comunidad, que ellos habían adquirido años antes para construir un pozo de agua.

Detrás de esta división y elección de autoridades auxiliares señalan que está el señor Humberto Horacio Hernández, cuñado del síndico Carlos Subuyuj, a quien acusan de discriminación hacia los pobladores kaqchikeles.

El pasado 22 de abril, las autoridades expresaron que aunque el alcalde Pellecer no les quiso otorgar sus credenciales, ellos seguirán defendiendo su territorio.

Nosotros como comunitarios estamos defendiendo nuestros derechos pacíficamente, mientras que el alcalde no respeta a las autoridades indígenas, dijo Set.

El pasado 18 de marzo presentaron un memorial en el que solicitaban al alcalde respetar a las autoridades indígenas de El Pilar 2, sin embargo no fue recibido por el jefe edil.

Por otro lado, las autoridades indígenas y representantes comunitarios han tenido que enfrentar difamaciones por el trabajo que realizan.

La convivencia de las comunidades de San Juan Sacatepéquez se ha visto afectada desde 2005 cuando la empresa Cementos Progreso llegó a su territorio. Desde entonces han tenido que soportar estados de sitio, militarización, asesinatos y criminalización.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE