Créditos: Nelton Rivera
Tiempo de lectura: 5 minutos

Por Nelton Rivera

Julio Gómez Lucas fue enviado a juicio el 23 de abril por el juez Alberto Calmo Ramírez, por los delitos de instigación a delinquir y manifestaciones y reuniones ilícitas, por un hecho ocurrido en la microrregión de Yich’Kisis, de San Mateo Ixtatán, cuatro años atrás.

En una audiencia que duró más de cuatro horas, Gómez Lucas declaró que no participó de esa manifestación y que el 17 de noviembre estuvo lejos del lugar señalado.

La audiencia programada a las 9 de la mañana en el complejo de justicia de Huehuetenango, comenzó 30 minutos tarde. Un oficial del Organismo Judicial (OJ) ordenó el ingreso a la sala siguiendo los protocolos por la pandemia -distanciamiento social y la reducción de la cantidad de personas a las que tiene capacidad la sala-. Con una lista en mano fue llamando a –al fiscal, abogados de la defensa, , Gómez Lucas y sus abogados.

El fiscal del Ministerio Público (MP), Daniel Son de la fiscalía contra el crimen organizado, fue el primero en ingresar a la sala, luego César René De León, abogado de la empresa Energía y Renovación S.A., José Estuardo Luna Santos, abogado de la empresa Generadora San Mateo S.A. y el abogado Heriberto Alfonso Ortiz Natareno, representante de tres de las once personas que acusan a Julio Gómez.

El MP y los abogados de la empresa argumentaron que existe la posibilidad de que Gómez Lucas haya participado en la manifestación ocurrida en Yich’Kisis, en 2017.Por las declaraciones de testigos propuestos por la empresa, el juez aceptó este argumento. El abogado Rivera contradijo la acusación del MP y lo afirmado por la empresa.

Al final de la audiencia, el juez resolvió que el 17 de mayo continuará el proceso con la presentación de pruebas. Los abogados de Gómez Lucas, Natalio Rivera, Pedro Rubel Toledo, Luis Felipe Lipes y Rudy Juárez deberán esperar ahora el inicio del juicio.

Julio Gómez Maya Chuj de San Mateo Ixtatán junto a Rigoberto Juárez Mateo, autoridad ancestral Maya Q’anjob’al. Foto Nelton Rivera / Prensa Comunitaria Km.169
Audiencia Julio Gómez. Foto Nelton Rivera / Prensa Comunitaria Km.169

Exceso de seguridad por la llegada Julio Gómez Lucas

En el complejo de justicia, localizado en la zona 8 de la cabecera departamental, se observó desde las 7 de la mañana un grupo de 50 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y fuerzas antimotines. Una cifra que contrasta con un informe de 2019 del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), que sostenía que por cada 10 mil habitantes había 22 policías. Pero lo ocurrido el 23 de abril el Ministerio de Gobernación dejó a más de 20 mil habitantes sin seguridad, para resguardar el edificio de justicia.
En la única calle de ingreso al complejo de justicia se contaban por lo menos cuatro patrullas, al fondo de la calle en uno de los automóviles se guardaba el equipo antimotín. Al consultar a uno de los comerciantes del área si todos los días hay tanta PNC frente a este edificio, respondió con un no en seco.
El juez Alberto Calmo Ramírez, del juzgado de primera instancia del juzgado de Santa Eulalia, solicitó este espacio para la audiencia con el argumento que la gente Q’anjob’al, podría intimidar a los abogados de la empresa.

En la audiencia participaron los cuatro abogados de la defensa de Gómez Lucas, Maya Chuj de San Mateo Ixtatán, observadores internacionales de derechos humanos, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), autoridades ancestrales Maya Q’anjob’al y la Auxiliatura de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH). Afuera durante seis horas un grupo de personas de Santa Eulalia y San Mateo Ixtatán realizó una manifestación exigiendo la inmediata liberación de Gómez Lucas.

A los cinco minutos de finalizada la audiencia, los abogados de la empresa se retiraron del lugar, unos minutos después al salir las autoridades Q’anjob’al y Chuj, la PNC se reagrupó y abordó las radiopatrullas. La fuerza antimotines fue la primera en salir en dos patrullas de la Fuerza de Intervención Policial (FIP) y de la División de Fuerzas Especiales (DIFEP). El edificio de justicia quedó inmediatamente con los pocos policías y agentes del OJ que normalmente tiene asignados.

Las autoridades Q’anjob’al, Chuj, la familia y abogados de Gómez Lucas se juntaron afuera del complejo de justicia, varios de ellos se quedaron en uno de los comedores del lugar.

Audiencia Julio Gómez. Foto Nelton Rivera / Prensa Comunitaria Km.169

Abogado de la empresa Generadora San Mateo SA. Foto Nelton Rivera / Prensa Comunitaria Km.169

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE