Femicidio de niña que tenía alerta Alba Keneth conmociona a Palín

COMPARTE

Créditos: Redes Sociales.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Regina Pérez

Jennifer Guadalupe Lobo Chocojay, una niña de 13 años, desapareció el 17 de abril en el Barrio San Antonio, en la zona 3 de Palín, Escuintla. Por su desaparición fue activada una Alerta Alba Keneth. El jueves 29 de abril, su cuerpo fue encontrado en la autopista de la jurisdicción de ese municipio, con señales de violencia, según reportaron medios locales.

Una de las versiones indica que la niña salió a comprar pan y que no volvió a su casa. De acuerdo con el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) la causa de muerte fue asfixia por estrangulación.

La menor fue velada en su vivienda, ubicada en Barrio San Antonio, y será enterrada este viernes en el cementerio de la localidad.

Este hecho conmocionó a los pobladores del municipio, que está atravesando un fuerte aumento de violencia, dijo Alida Vicente, de la Alcaldía Indígena de Palín.

De acuerdo con Vicente, la violencia se ha incrementado de manera terrible en el municipio. Tenemos información de que Palín se ha convertido en refugio de varios grupos criminales y las autoridades lo saben, pero esta situación supera sus capacidades, comentó.

Entre los hechos criminales que se registran en el municipio están la venta de drogas, violencia común y pandillas. Durante marzo se activaron 4 alertas Alba Keneth en ese municipio.

En un comunicado de prensa, la Alcaldía Indígena de Palín y la Asociación de Mujeres Mayas Poqomam “Ixoq Taq Peet”, repudiaron el femicidio de la niña Lobo Chocojay. Manifestaron su indignación al observar que las niñas y las mujeres en Guatemala son violentadas y deshumanizadas.

Según indicaron, en 2021 se han registrado 30 mil 263 denuncias de violencia contra mujeres y niñez y 161 femicidios. “Es lamentable que la vida de las niñas y las mujeres se encuentre en condiciones de vulnerabilidad y que en las estadísticas del Ministerio Público aún sigue la invisibilización de las niñas y mujeres indígenas”, expresaron.

La Alcaldía Indígena y la Asociación solicitaron al MP investigar el femicidio de la niña y al Ejecutivo y autoridades departamentales y municipales colocar en su agenda la problemática de violencia contra la mujer.

Vicente señaló que ante esta situación “no podemos estar de rodillas” y que tienen que ver cómo enfrentarla desde lo colectivo.

La gente está afectada, llamamos a la solidaridad y a la organización comunitaria, agregó.

De acuerdo con Otto Rivera, de la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (CIPRODENI), en promedio se activan 17 alertas Alba Keneth al día, de las cuales 7 de cada 10 son niñas y adolescentes las que desaparecen. De estos, hay un promedio nacional al año de 20 por ciento de niñas y niños que nunca son localizados. El año pasado 35 niñas, niños y adolescentes fueron encontrados sin vida, indicó.

Uno de los casos de violencia más emblemáticos en Escuintla fue el Hillary Saraí Arredondo, de 3 años, quien fue secuestrada en su casa y localizada sin vida, el 18 de enero pasado.  

De acuerdo con la información del comunicado, Escuintla es uno de los departamentos más violentos de Guatemala y el Estado no ha priorizado estrategias y políticas públicas para prevenir y contrarrestar las violencias en contra de niñas y mujeres en territorios y comunidades.

Palín, un municipio de aproximadamente 65 mil 873 habitantes, según el último censo nacional, ha reportado 215 niñas y mujeres víctimas de delito en 2021, según cifras del Observatorio de la Mujer del MP.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE