Dos organizaciones de derechos humanos dirigidas por una periodista comunitaria fueron allanadas en Puerto Barrios

COMPARTE

Créditos: Alva Batres.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Francisco Simón Francisco

Las sedes del Colectivo Mujeres de Izabal y del Centro San Martín de Porres fueron allanadas entre la noche del 25 y la madrugada del 26 de abril. Los desconocidos se llevaron tres equipos de cómputo, cajas con materiales didácticos para talleres de capacitación y documentos de archivos.

Alva Batres, representante de las dos organizaciones y periodista de Prensa Comunitaria, informó que presentaron las denuncias a la Fiscalía Distrital del Ministerio Público (MP) con sede en Puerto Barrios.

Foto: Alva Batres.

“Estamos haciendo un traslado de unas oficinas a la nueva sede que fue allanada. A medio día del lunes nos dimos cuenta que las puertas estaban forzadas, los archivos tirados por todos lados, bolsas de alimentos destruidas, el robo de 3 equipos de cómputo, documentos y materiales didácticos. Aunque no hay inventario de otros materiales robados, creemos hubo más robos”, denunció Batres representante de las organizaciones.

A decir de Batres, son confusos los motivos que podrían haber originado los hechos. Primero, la delincuencia común es oportunista, tuvieron que haber vigilado que estamos moviendo cosas de valor para la nueva sede. Segundo, los hechos pueden haber ocurrido por los temas que trabajamos.

Foto: Alva Batres.

Las dos organizaciones han realizado actividadedes en el departamento por más de diez años. Tanto el Colectivo de Mujeres de Izabal como el Centro San Martín de Porres trabajan temas con enfoque de género, personas con VIH, grupos de la diversidad sexual, acompañamiento de casos de violencia hacia las mujeres y asesoría en pensión alimenticia. Batres considera que alguien tenía interés de desaparecer expedientes ligados a casos legales que acompañan en el área.

Ambas organizaciones integran la Red de Defensoras de Derechos Humanos de Guatemala. Esta Red condenó el ataque como una forma de desmovilizar y detener el trabajo de defensa de derechos humanos, que pone en riesgo la seguridad de las defensoras. Además, solicitó al presidente Alejandro Giammattei aprobar la Política de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en Guatemala.

Foto: Alva Batres.

El trabajo de las dos organizaciones

Las dos organizaciones han trabajado por más de 10 años en el departamento haciendo incidencia política en favor de mujeres, niñez y adolescencia; adultos mayores, diversidad sexual, pueblos indígenas y otros sectores vulnerables. Además de acompañar casos de defensoras de derechos humanos, auditoria social en temas de salud y violencia contra las mujeres.

El Colectivo de Mujeres y el Centro San Martín de Porres están integrados por un equipo multidisciplinario de 14 personas defensoras de derechos humanos, entre abogadas, trabajadoras sociales, maestras, ingenieras y periodistas que realizan distintas funciones.

Defensoras de derechos humanos como periodistas en Puerto Barrios trabajan en un contexto de completa desprotección, desde el trabajo que se realiza con la sociedad guatemalteca en las zonas urbanas como en las rurales y la libertad de expresión en el departamento de Izabal. En el caso de los periodistas, el Estado continúa sin aprobar el programa de protección para periodistas en Guatemala y los casos de agresiones a periodistas, especialmente periodistas comunitarios va en aumento.

Autoría y edición

Periodista, forma parte del equipo de investigación Entre Ríos e investigador universitario en la Universidad de San Carlos De Guatemala USAC

COMPARTE