Conjunto de marimba, con 44 años de trayectoria, se rehúsa a perder su esencia

COMPARTE

Créditos: Marimba Flor Tecún Umán
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por David Diego Marcos

El conjunto Flor Tecún Umán del municipio de Santa Eulalia, departamento de Huehuetenango, cumple 44 años de trayectoria artística en el ámbito cultural de la marimba. Fue fundado en 1977 por la familia Castañeda.

Carlos Antonio Castañeda Simón, director de la marimba Flor Tecún Umán, cuenta que aprendió a ejecutar las melodías de la marimba de su padre, Carlos Diego Castañeda, quien contaba con una marimba sencilla; le gustaron los ritmos de los sones antiguos y puros que su padre acostumbraba a ejecutar cuando se celebraba su cumpleaños en aquellos tiempos.

Fue en 1977 cuando se fundó el conjunto marimbistico Flor Tecún Umán, por los hermanos Castañeda: Carlos Antonio Castañeda Simón, Simón Paulino Castañeda, Manuel Diego Castañeda, Daniel Máximo Castañeda y Carlos Castañeda Simón, conocidos como “Los Castañeda”. 

Desde ese año el grupo marimbístico comenzó a  obtener contrataciones para amenizar bodas, cumpleaños, fiestas patronales y comunales, entre otras actividades, en las que eran muy bien aceptados por sus ritmos antiguos. Se caracterizaban por ejecutar melodías con ritmos ancestrales y puros, entre los que resaltaban: Los Pinados, La Lixa, Sal Negra, Chichicastenango, El Borrachito, Cuatro Rosas, La Zarabanda y el Baile del Pañuelo,  ritmos que pegaron en su momento; eran tan solicitados en cada evento que amenizaban y se llenaba la pista de baile.

En 1977 ya existían alrededor de 17 conjuntos marimbísticos, entre los que sobresalen Los Lataquenses, Jolom Konob’, Los Díaz, Los Juárez (los Chatos), Alma Lira, San Pedrana, Azul y Blanco y finalmente Los Bacilios.  

En 1980 se empezaron a grabar los primeros tres volúmenes del conjunto marimbístico, en versión de casete. Fueron sus épocas de fama y mayor contratación, lo que dio lugar a que grabaran en estudios de  la ciudad de Guatemala, pues no existía dónde hacerlo a nivel departamental, menos local.

Castañeda Simón recuerda que en esas movilizaciones para grabar fueron víctimas de asalto, por parte de la delincuencia que empezaba a imperar en el país en ese entonces, experiencia que los desanimó a dejar de viajar a la capital del país para realizar grabaciones, tomando en cuenta también el conflicto armado interno.

Entre 1990 y 1995 incorporaron algunos instrumentos musicales modernos, como el tenor en la marimba, el violón, la batería, bocinas, bajo eléctrico y otros.

En 1995, a raíz de la cantidad de contrataciones que tenían, se vieron en la necesidad de crear otros grupos marimbísticos, con el fin de atender a la población de San Juan Ixcoy, San Pedro Soloma, Santa Eulalia, Barillas, San Mateto Ixtatán, San Rafael la Independencia y San Sebastián Coatán, además del estado de Chiapas, México. Fue creado el conjunto marimbístico Musical Tecún Umán, presidido por  Daniel Máximo Castañeda, pero al fallecer se hizo cargo Carlos Castañeda Simón, quien le dio el nombre de conjunto marimbístico Marimba Tierra Olaya. Antes se llamó Original Tecún Umán, dirigido por Manuel Diego Castañeda; al morir éste desapareció la marimba.

Actualmente solo existen dos grupos marimbísticos de los hermanos Castañeda, que se rehúsan a actualizar sus ritmos, como lo han hecho otros, con la incorporación de nuevos instrumentos, lo que según dicen, ha generado la pérdida del sentir y el sabor primordial de la marimba de los antiguos maya Q’anjob’ales, que se deleitaban con los sones ancestrales y puros.

A decir de Castañeda Simón, en aquellos años de a poco fueron incrementando el costo de las horas por amenizar eventos; desde cuatro quetzales hasta diez quetzales las 24 horas de contrato. Tenían que cargar los instrumentos en la espalda. El marimbista también sufre, anotó.

Maximiliano, hijo de Carlos Antonio Castañeda Simón, y subcoordinador de la marimba Flor Tecún Umán, dijo en entrevista realizada en la radio comunitaria Snuq Jolom Konob’, que se sienten decepcionados por la forma en que se ha comercializado la música de marimba en la actualidad, pues al incorporar otros instrumentos destruyen su esencia.

Finalmente, hicieron un llamado a los demás marimbistas, para que dejen de utilizar la marimba de esta forma y de incorporar piezas musicales ajenas, porque solo fomentan la aculturación y la pérdida de los orígenes ancestrales.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE