Pueblos Indígenas: A 26 años del Acuerdo específico, el Estado tiene deudas

COMPARTE

Créditos: Ricardo Ramírez Arriola
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Prensa Comunitaria

Este miércoles, 31 de marzo, se cumplen 26 años de la firma del Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas, sin embargo, los tres poderes del Estado aún se encuentran en deuda con los pueblos, destaca un comunicado de la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej.

Durante este tiempo, ningún régimen ha concedido derecho alguno y ha sido la lucha de los ancestros la que ha logrado arrebatar condiciones de dignidad para los pueblos y sectores económicamente vulnerables, destaca la organización indígena.

El Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas, firmado en marzo de 1995, en el marco del proceso de diálogo por la paz es, hasta la actualidad, una de esas posibilidades de avanzar en el reconocimiento de dererechos y trazar una ruta de reconocimiento de un Estado Plurinacional para mejores condiciones de vida, no solo para los pueblos indígenas, sino para el pueblo guatemalteco en general, señala el comunicado.

Asimismo, reitera que, a 26 años de la vigencia del Acuerdo, los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, lejos de mostrar voluntad política para avanzar en la modernización del Estado, se han constituido en un obstáculo para la construcción de la paz y conducen al país a un régimen totalitario, dictatorial y racista, al desconocer los derechos políticos, económicos y jurídicos de los pueblos indígenas.

De igual manera, niegan la libre expresión de los pueblos, al bloquear los procesos de democratización del espectro radioeléctrico, estancar la iniciativa de Ley de Medios de Comunciación Comunitaria y beneficiar a un sector económicamente privilegiado a lo largo de la historia, subraya la Waqib’ Kej.

Son los tres poderes del Estado  los que siguen desconociendo el sistema de jurisdicción de los pueblos indígenas, a pesar de ser un bastión efectivo en el acceso y aplicación de justicia, para el bienestar del país, desde las regiones indígenas; niegan el derecho a la salud, cuando bloquean la Ley de Dignificación de Abuelas Comadronas y se oponen a los conocimientos ancestrales, indica el comunicado.

El documento conmemorativo de la firma del Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas, enfatiza en que se sigue obstaculizando la certeza jurídica sobre territorios comunales, la administración de bienes naturales como los ríos, los bosques, los centros de recreación, y se usurpan territorios a favor de empresas transnacionales de las industrias extractivas y monocultivos, en detrimento de la vida de los pueblos indígenas y de la soberanía nacional.

La Cordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej, exige a los tres poderes del Estado, voluntad política para legislar a favor de los pueblos indígenas; cumplir con las resoluciones de la Corte de Constitucinalidad para el efectivo ejercicio del derecho a la Consulta sobre asuntos que competen a los pueblos dentro de sus territorios.

Finalmente, piden el cese a la persecución y criminalización por el libre ejercicio de defensa de derechos humanos y de territorios ancestrales; el respeto y reconocimiento de los sistemas de jurisdicción indígena en materia de justicia, administración y organización de los pueblos.

Autoría y edición

COMPARTE