Guatemala, privilegio o derecho ¿quiénes han recibido la vacuna contra el COVID?

COMPARTE

Créditos: Foto Por Carlos Humberto Coc. Vacunación a comadronas del área de Campur, Carchá en Alta Verapaz.
Tiempo de lectura: 8 minutos

Por Regina Pérez

Guatemala ha recibido 286 mil dosis de vacunas de Moderna y AstraZeneca, de las cuales 205 mil fueron una donación de Israel e India, este último donó 200 mil, según el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social -MPSAS.  Según la primera fase que comprende a trabajadores de primera línea que atienden pacientes con Covid-19 y otros profesionales de la salud y comunitarios de apoyo, así como estudiantes de ciencias médicas y afines que realizan sus prácticas en hospitales.

Los últimos datos de la cartera de Salud, hasta el 26 de marzo muestran que se ha vacunado a 88,694 personas de 135 mil personas para esta fase, en los que están incluídos personal médico y dentistas que ejercen en la práctica privada, socorristas de diversos cuerpos de bomberos, comadronas, estudiantes de la salud y ciencias afines que realizan prácticas en los hospitales, personal de clínicas médicas del Sistema Penitenciario y trabajadores de asilos, entre otros.

Según un análisis de Laboratorio de Datos, la mayoría de dosis administradas corresponde a las subfases 1b y 1f.

Nancy Sandoval Paiz es Presidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas – AGEI, en sus redes sociales plantea que discutir sobre qué trabajadores de la salud atienden Covid es agobiante y señala que “el riesgo es de quien ve pacientes directamente”, y que el gobierno y el MSPAS tienen la priorización de fases para agilizar el proceso pero “pareciera que no hay rectoría ni liderazgo en el tema, sin datos claros ni vacunas.”

El Ministerio de Salud había informado que la primera fase de vacunación finalizaría en marzo pero el jueves 25 de marzo se informó que esta se extendería hasta la primera semana de abril. Los Hospitales Roosevelt, San Juan de Dios, hospitales temporales del Parque de la Industria y Quetzaltenango y el Hospital Nacional Especializado de Villa Nueva realizaron esta semana la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Moderna.

¿Quiénes se están vacunando?

A principios de marzo, el Colegio de Médicos y Cirujanos señaló que había encontrado dificultades para hacer el registro de sus agremiados que no prestaban servicios en establecimientos de salud públicos y privados, dejando fuera de la vacunación a miles de profesionales. Según plantearon en un comunicado, hasta la fecha se han vacunado a 9 mil médicos, que comprende el 40 por ciento de los agremiados.

El 26 de marzo, cinco médicos con auxilio de la organización Acción Ciudadana presentaron ante la Corte de Constitucionalidad (CC) un amparo en contra del presidente Alejandro Giammattei y la ministra de Salud, Amelia Flores. El objetivo es que se respete

el Plan de Vacunación contra la Covid-19 y se de prioridad al personal médico que se ha establecido como primera fase del Plan. Una de las peticiones es que se ordene al Ministerio de Salud a unificar y simplificar los registros del personal médico, utilizando el Documento Personal de Identificación (DPI) o colegiado, de manera de tener mejor control sobre las personas que soliciten su vacuna. También piden que se abstengan de vacunar a personas que no son prioridad en base a la fase 1 del Plan Nacional de Vacunación.

También se han conocido denuncias sobre que personas que no pertenecen a los grupos priorizados ya recibieron la vacuna. Uno de estos casos fue el de los estudiantes de Medicina de la Universidad Francisco Marroquín de primer año, que fueron inmunizados el pasado 23 de marzo, en el centro de vacunación de Santa Catarina Pinula.

Asimismo, el alcalde de Villa Canales, Julio Marroquín, ingresó sus datos al Sistema de Información Gerencial de Salud (SIGSA) para ser vacunado, pese a que él no figura entre las personas priorizadas en la primera fase, lo mismo hicieron los estudiantes de primer año de la UFM según una denuncia pública que se difundió en redes sociales. La ministra de Salud, Amelia Flores, dijo el pasado 25 de marzo, que podrían haber cometido el delito de fraude.

Según otra denuncia que ha circulado en redes sociales, los estudiantes de la Facultad de Odontología de la UFM también han sido convocados para asistir a una jornada de vacunación.  

Desorden y denuncias públicas

La doctora Blanca Morales, directora del Área Guatemala Nor Oriente, donde se realizó la vacunación de los estudiantes de la UFM, dijo en una entrevista telefónica que las autoridades no tienen acceso para corroborar qué puesto tienen las personas dentro de la institución que ya están registradas en el sistema.

“A cada institución pública y privada se le da un registro para que ellos ingresen los datos del personal que corresponde a la fase 1. Luego hacen una certificación jurada de que los datos que ingresan son verídicos y congruentes con la fase que se está trabajando”, dijo.

Morales dijo que “si las personas están en desacuerdo con mucho gusto pueden acercarse a la dirección del área, darnos su parecer a que investiguemos, nosotros hacemos la investigación y le devolvemos el resultado de esa investigación”. La sede está ubicada en la ruta 3, 0-62, zona 4 de la ciudad capital.

Karin Slowing, de Laboratorio de Datos, la organización que dio a conocer la vacunación de los estudiantes, señaló que el Plan del MSPAS tenía problemas de diseño, como por ejemplo en cómo priorizar por grupos de riesgo.

Además plantea que el sistema de información no está reportando adecuadamente lo que está pasando y es imposible saber quien se está vacunando y quien no.

Laboratorio de Datos dio a conocer que fueron 326 los estudiantes de la UFM vacunados.

En un comunicado publicado el pasado 26 de marzo, la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco Marroquín defendió la vacunación realizada a los estudiantes de medicina:

“Si bien la Facultad puede discrepar sobre el proceso y las prioridades del esquema estatal que el Ministerio de Salud Pública ha establecido para vacunarse contra la Covid-19, como institución acatamos el sistema establecido y aclaramos que nos hemos limitado en todo momento a seguir los procedimientos y las instrucciones del propio Ministerio”.

Finalmente dicen que es “una flagrante falta de ética usar los mecanismos establecidos para ofrecer la vacunación a través de su sistema y luego acusar de fraude a las personas que contestan de buena fe a tal invitación.”

Estudiantes que hacen práctica hospitalaria de la USAC en Cuilapa no han sido vacunados

Los estudiantes de medicina que realizan prácticas en los hospitales, según el Plan de Vacunación, están en la subfase 1c de la primera fase que comprende al personal de salud de primera línea, rescate, bomberos y asilos. Esto significa que todos ellos deberán ser vacunados en el mes de marzo, que es cuando finaliza la primera fase.

Sin embargo, no todos los estudiantes que realizan prácticas han sido tomados en cuenta para ser inmunizados.

Un estudiante de medicina de la Universidad de San Carlos (USAC) que prefirió hablar desde el anonimato, señaló que realiza sus prácticas en el Hospital de Cuilapa, Santa Rosa, en donde los estudiantes tanto de medicina como de enfermería, laboratoristas, nutrición y psicología no han sido incluidos en el personal del Hospital que ya fue vacunado.

Agregó que los estudiantes que hacen práctica en hospitales externos llenaron un formulario del Ministerio de Salud donde dieron todos sus datos, pero no los han llamado para ser vacunados. En ese hospital realizan prácticas, universitarios de la USAC y de la Universidad Mariano Gálvez.

Esta semana un grupo de estudiantes pidió hablar con la directora del Hospital de Cuilapa para exponerle que era inaceptable que ellos estén atendiendo a los pacientes y que cualquiera puede ser sospechoso de Covid-19, ya que no hay protocolo para hacerles pruebas a todos, pero que no fueron priorizados. La respuesta que nos dio es que fueron los digitadores del área de Santa Rosa los que no nos incluyeron, dijo.

Sebastián Duarte, presidente de la Asociación de Estudiantes de Medicina de la USAC, señaló que los estudiantes de 4to año, que son alrededor de 900 de 1200 que iniciaron su práctica hospitalaria en 2020 han sido vacunados, pero los que empezarán sus prácticas en agosto aún no.

Duarte señaló que los estudiantes de cuarto, quinto y sexto año son los últimos en la lista en ser vacunados y que hay otros trabajadores, estudiantes que no están directamente en contacto con los pacientes que fueron vacunados primero. Aunque señaló que sí fueron tomados en cuenta, hizo ver que la inmunización fue con una vacunada donada, que ni siquiera fue una compra gestionada por el Ministerio de Salud.

El entrevistado indicó que empezaron a ser vacunados por la presión que realizaron en cada hospital y que no fue precisamente por gestiones del Ministerio de Salud o de sus facultades.

En la Facultad de Ciencias Médicas de la USAC en ningún momento nos comunicó nada como autoridades estudiantiles, nunca nos pidieron listados de estudiantes, siempre que solicitábamos información de la vacuna no nos la daban, no creo que hayan hecho tal gestión, indicó.

En otros Hospitales como el de Amatitlán, Roosevelt, en los diferentes hospitales del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social han empezado la vacunación desde la semana pasada, dijo el entrevistado.

También dijo que según la información que ha recibido de otros practicantes han sido vacunados en departamentos como Quetzaltenango, Totonicapán, Quiché, Coatepeque y Retalhuleu y parte del Hospital de Antigua Guatemala, así como Amatitlán.

Fuente DW “América Latina: abogan por una vacuna contra el COVID como bien público”

¿Cómo avanza la vacunación en los demás Hospitales?

De acuerdo con datos del Hospital Roosevelt, en ese centro esta semana se realizó la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Moderna y fueron inmunizadas 4025 personas, entre personal médico, de enfermería, administrativo y estudiantes afines a la salud, no solo de medicina. 

El Hospital San Juan de Dios también aplicó la segunda dosis esta semana. Carlos Noé Santos, del Sindicato Nacional de Empleados del Hospital San Juan de Dios, señaló que ya fueron vacunados estudiantes que hacen práctica ahí. En ese centro hay un alto número de estudiantes de varias universidades, por ser “un hospital escuela”, no solo de medicina, sino que de enfermería y otras especialidades que no están vinculadas con Salud.

Foto: Hospital San Juan de Dios

Según dijo, en un principio ellos no iban a ser tomados en cuenta por el MSPAS y que ellos mandaron un memorial al Ministerio de Salud para que incluyeran a los estudiantes de Medicina y Enfermería que son el grupo mayoritario. Indicó que no sabe si fue por eso que los empezaron a vacunar pero que ellos enviaron el memorial tomando en cuenta que los estudiantes están en primera línea, tienen turnos, con un horario y tienen contacto directo con el paciente, dijo Santos.

Por su parte, el Departamento de Comunicación del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) informó que en los hospitales han sido inmunizados alrededor de 12126 profesionales comprendidos en la fase 1, entre ellos 222 estudiantes.

Por su parte, el Colegio Estomatológico de Guatemala llamó a sus colegiados a presentarse los días 26, 27 y 28 de marzo en los campos del Roosevelt para recibir la vacuna contra la Covid-19.

No hay información a nivel comunitario

En tanto, la Junta Directiva de Alcaldes Comunales de Totonicapán hizo un llamado al Gobierno a priorizar la inversión en la compra de vacunas, debido a la urgencia nacional.

Ante la situación por el aumento de muertes y casos positivos de Covid-19, solicitaron en un comunicado a organizaciones, autoridades y población en general a cumplir con los protocolos respectivos, especialmente en el uso de gel y mascarilla, así como el distanciamiento social. “La única vía de minimizar el impacto de la pandemia es a través de nuestra disciplina y compromiso en el cuidado personal y de las familias” señalaron.

Además de la falta de transparencia, Slowing señala que hay desorganización y no existe una campaña de información a las comunidades

Slowing señaló que en una sesión con defensores comunitarios de la salud del altiplano esta semana se dio cuenta de que la gente no tiene información  “las hacen ir a registrarse de una vez, van a tener que volver cuando les toca la vacuna, la logística no ha sido fácil, les dicen que es casi obligatorio vacunarse, cosa que no es cierto, a nivel comunitario va a ser un caos” pronosticó.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE