En Ixcán la niñez no cuenta con una escuela y recibe clases en un salón comunal

COMPARTE

Créditos: Joel Pérez.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Joel Pérez

Desde hace más de 10 años la población de la aldea Nuevo Horizonte, en el municipio de Ixcán, Quiché, busca alternativas para que la niñez reciba educación en el nivel primario porque no cuentan con una escuela, pese a las constantes solicitudes a las autoridades locales y nacionales.

En esa aldea, dos maestros son los encargados de atender a unos 50 niños y niñas en los grados de primero hasta sexto primaria, incluso uno de los docentes además debe ejercer las funciones de director desde un espacio que se encuentra ubicado en una vivienda en la que interiormente tenían instalado un molino de nixtamal.

Para contar con un lugar que los resguarde mientras reciben clases, dividieron a la mitad de las y los alumnos y un grupo recibe clases en el salón comunitario de la aldea, mientras que el otro utiliza un salón improvisado que fue construido por las familias.

María Magdalena Isem, madre de familia de esa aldea, contó que años atrás le han exigido a las autoridades correspondientes la construcción de una escuela formal, pero hasta la fecha no han recibido respuesta alguna, y añadió que en la época de lluvias los estudiantes sufren más porque las improvisadas aulas y toda el área se vuelven intransitable por el lodo.

La mayoría de establecimientos educativos del municipio de Ixcán, han reportado que sufren de falta de docentes y equipamiento adecuado.

Autoría y edición

Periodista comunitario y camarógrafo

COMPARTE