El cerro Cantil podría abastecer de agua a Santa María Tzejá

COMPARTE

Créditos: Santiago Botón.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Santiago Botón

Un nacimiento localizado al pie de la reserva natural del Cerro Cantil, tiene la capacidad de abastecer satisfactoriamente de agua potable durante más de 20 años a las familias de Santa María Tzejá, Ixcán, Quiché, según estimaciones preliminares del ingeniero civil Jorge Grijalva del colectivo Madreselva.

Este nacimiento es una primera propuesta identificada para un proyecto comunitario de agua potable que 168 asociados pusieron en marcha recientemente. También existen las pasividades de bombear agua del río Tzejá, entre otros arroyos y someterla a un tratamiento, señaló el Ingeniero Emiliano Panjoj Pérez, integrante del comité de agua potable de la referida comunidad.

Foto: Santiago Botón.

Sobre el nacimiento del Cerro Cantil se puede decir que durante 20 años las familias tendrían agua potable día y noche con una caída de cuatro litros por segundo; es decir, unos 70 galones por minuto o el equivalente a 19 toneles por hora, según estimaciones referidas por el ingeniero Grijalva.

Sería un sistema de agua potable mixto; es decir, que inicialmente sería bombeada con energía solar a un tanque que se construiría sobre el Cerro Cantil a 25 metros sobre la altura del nacimiento con capacidad de retener agua para las 24 horas y el resto de la conducción se enviaría a través de gravedad hasta llegar a los hogares, explicó Jorge Grijalva.

Foto: Santiago Botón.

Tereso Urízar Natareno, propietario de la parcela pegado al nacimiento, relató a realMente Periodismo que durante más de 25 años ha visto que dicha fuente “sigue con el mismo caudal” y no ha sufrido alteraciones durante los embates o distintos efectos climáticos, aseguró.

Una de las tareas pendientes, es enviar las muestras a un laboratorio para determinar si el agua es apta para el consumo humano, agregó Carlos Canil Mendoza, alcalde comunitario del periodo 2021.

Comunitarios van tras un proyecto propio, después de sufrir los engaños del estado

Los asociados del proyecto de agua potable de Santa María Tzejá, a través de su comité, pusieron en marcha un proyecto comunitario de agua potable, a raíz del incumplimiento del *INFOM con el llamado “Proyecto gigante de agua potable para 18 comunidades de Ixcán” que nunca llegó a los hogares relató el ingeniero Emiliano Panjoj Pérez.

Foto: Santiago Botón.

Un informe del INFOM con fecha del 31 de marzo del año 2011, señala que 166 viviendas del parcelamiento de Santa María Tzejá, ya cuentan con un sistema de abastecimiento de agua potable valorado en un millón 073 mil Quetzales, al igual que otras 17 comunidades del municipio de Ixcán, Quiché; un servicio que nunca recibieron, según varias publicaciones periodísticas.

La iniciativa comunitaria de Tzejá tomó “más fuerza”, porque también el actual alcalde municipal Antonio Elías Calel, había perjurado que incluirían en el nuevo presupuesto la propuesta de proyecto presentado por las autoridades comunitarias. Al revisar la asignación presupuestaria del periodo 2021, el proyecto planteado y ofrecido anteriormente no aparece en ninguna línea, enfatizó el ingeniero Emiliano.

Foto: Santiago Botón.

“Aunque el proyecto apareciera en el presupuesto anual” no sería garantía que fuera una realidad, tal como ocurrió con el proyecto de un pozo mecánico en la aldea El Afán, del mismo municipio; donde el CODEDE pagó más de dos millones de Quetzales y a pesar de ello, nunca se consiguió agua según la queja de las autoridades comunitarias a inicio del año 2021, concluyó Panjoj Pérez.

Foto: Santiago Botón.

El proyecto que los asociados del agua potable de Santa María Tzejá, aspiran construir, tendría un costo de aproximadamente Q350 mil, sin tomar en cuenta la mano de obra fundamental comunitaria o algunos derechos de paso para la instalación de la tubería, según estimaciones preliminares del ingeniero Grijalva.

La propuesta más latente que existe por ahora, es que las 168 familias asociadas financien la mayor parte del proyecto, aunque un gran número de familias están de acuerdo con el proyecto, pero dicen resentir el monto de la cuota tomando en cuenta que ya fueron “estafados” con mano de obras y cuotas obligatorias de los proyectos estatales que nunca finalizaron, señalan.

Lo cierto es que desde la última reunión realizada el 10 de marzo reciente, más de 40 personas ya aportaron una primera cuota de Q25 para gastos administrativos, señaló Bartolo Tomás Pérez, tesorero del referido comité.

En este caso, únicamente están a la espera de las conclusiones finales de los estudios técnicos para determinar si el nacimiento del Cerro Cantil sería factible para el proyecto o se inclinarían por el bombeo de agua del río Tzejá o de otro arrollo para que puedan dar el banderazo de la construcción de un proyecto propiamente de las comunidades sin ser víctimas del engaño nuevamente, enfatizaron.

Foto: Santiago Botón.

¿Qué les recomendaría usted a las 168 familias asociadas del proyecto de agua potable?

*INFOM: Instituto de Fomento Municipal.

Publicado originalmente en:

RealMente periodismo Ixcán.

Autoría y edición

Periodista guatemalteco y corresponsal internacional de la cadena teleSur

COMPARTE