Chisec: mujeres enfrentan exclusión, desigualdad y violencia

COMPARTE

Créditos: Elías Oxom.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Elías Oxom

Las mujeres del municipio de Chisec enfrentan una realidad de exclusión y desigualdad en las instituciones públicas, además muchas de ellas son víctimas de las violencias contra la mujer, no se les reconoce el aporte que hacen a la economía familiar; y un número no establecido de niñas sufren de violencia sexual que en algunos casos se traduce en embarazos

Sobre la realidad de las mujeres de este municipio de Alta Verapaz, María Gualim, coordinadora de la Asociación de Mujeres Q’eqchi’ Nuevo Horizonte opinó: “hay mucha desigualdad en todos los ámbitos, por ejemplo, en salud no se visibiliza el trabajo de las comadronas que tienen un rol muy importante en las comunidades y no se les permite el ingreso en los centros de salud para acompañar a sus pacientes”.

Según la lideresa, las mujeres aportan al ingreso familiar comunitario, pero no es reconocido, la participación política es poca, no se les toma en cuenta para tomar decisiones y algunas han tenido que luchar para optar a un cargo en la comunidad. “Muchas veces las mujeres no han sido tomadas en cuenta en varios ámbitos, porque se toma a la mujer nada más para el rol reproductivo, como responsable de cuidar nada más la casa y no se valora la capacidad que tienen”, agregó Gualim.

Gualim dijo que en el municipio existe violencia contra las mujeres en sus formas física, psicológica, sexual y económica. Hay muchas mujeres golpeadas sin que los agresores sean juzgados, muchas veces ocultan la violencia por miedo y ha pasado que cuando las mujeres denuncian son amenazadas o asesinadas, por ejemplo el caso de feminicidio de Alejandra Icó Chub en 2018, aseguró.

Los embarazos en adolescentes, dijo Gualim, son producto de violencia sexual y trae consecuencias negativas en su vida, a veces no terminan sus estudios, hay padres que no reconocen sus hijos y las mujeres se quedan con la responsabilidad de cuidar a sus hijos e hijas. Según datos del Área de Salud de Alta Verapaz, citados por la lideresa, en 2019, se registraron 900 embarazos en adolescentes; en 2020, 8,659.

Como respuesta a esta realidad, el 10 de marzo pasado se realizó una caminata con la participación de las mujeres del municipio, como una manifestación para exigir el cumplimiento de los derechos de las mujeres. La caminata inició desde el hotel La Virgen y concluyó frente al edificio de la Municipalidad, al final de la caminata, las participantes leyeron un comunicado, relató Gualim.

Esta actividad se hizo en coordinación con la Asociación de Mujeres Q’eqchi’ Nuevo Horizonte que está trabajando con mujeres lideresas, sobrevivientes de violencia, con jóvenes y comadronas. Asimismo, está apoyando a las mujeres con becas para que puedan estudiar, además, tienen programa de educación de derechos sexuales y reproductivos. La organización también brinda acompañamiento a las mujeres que denuncian los diferentes tipos de violencia. Actualmente la asociación tiene cobertura en los municipios de Chisec, Raxruhá, Lanquín, Chamelco, Carchá y Cobán.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi en Alta Verapaz

COMPARTE