Campesinos detenidos por cortar 96 pacayas esperan audiencia de primera declaración

COMPARTE

Créditos: Redes Sociales.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Prensa Comunitaria

Los campesinos Óscar Sun Cucul y Manuel Pop Cucul, detenidos el pasado 26 de marzo por cortar 96 pacayas en el parque las Victorias, de Cobán, Alta Verapaz, tendrán la audiencia de primera declaración el martes 30 de marzo en el juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente en San Pedro Carchá, presidido por la jueza Fabiola Alejandra Martínez Choc.

En transmisión en vivo por el medio local Sam Chum Informa, el abogado Elmer Salguero Sarceño, que busca representar legalmente a los acusados, indicó que tuvo acceso a la denuncia policial en la que se hace constar que tanto Sun Cucul  como Pop Cucul fueron detenidos el viernes pasado a las 17:30 horas por el ingeniero Gregorio Guzmán, Vitalino Pacay y Floiran Alonzo Sierra, del Instituto  de Nacional de Bosques (INAB), quienes los entregaron  agentes de la División de Protección a la Naturaleza (Diprona) de la Policía Nacional Civil (PNC).

Posteriormente fueron llevados a un juzgado de paz, donde la juzgadora Jackeline Edilma García Meza los acusó provisionalmente del delito de atentando contra el patrimonio natural y cultural de la nación y los envió al centro de detención preventiva para hombres y mujeres de Cobán, Alta Verapaz.

Por su parte el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) emitió un comunicado en el que indica que a petición de la denuncia del INAB pidieron acompañamiento para la identificación de la especie floral chamaedorea tepejilote, conocida popularmente como pacayas, que según la institución es una de las especies amenazadas.

Al final el CONAP agregó que con la denuncia cumplieron con la Ley de Áreas Protegidas actuaron para el resguardo de los recursos naturales.  

El delito tiene una condena de 5 a 6 años de prisión y una multa de Q10 a Q20.

Las familias de los detenidos denunciaron que en el centro de detención los acusados tuvieron que pagar Q1,500 para evitar hacer la limpieza, también conocida como “talacha”.

Al ser entrevistada por periodistas locales, una de las hermanas de Óscar Sun Cucul reconoció que lo hecho por su hermano “fue un error” y que nunca se imaginó que cortar 69 pacayas fuera a costarle la cárcel. Al final pidió a las autoridades que les ayuden para que su hermano recobre la libertad.

En tanto, la esposa de Pop Cucul también reconoció la falta de su esposo y consideró como injusto que otras personas cometan delitos graves y a él lo detengan “por unas pacayas”. También pidió el apoyo de las autoridades para que pueda salir libre, porque tiene cuatro hijas que mantener y sola no puede.

Este martes, a las 9 de la mañana, se llevará a cabo la audiencia de primera declaración de Sun Cucul y Pop Cucul, ambos de origen maya q’eqchi’, en el Centro Integral de Justicia.

Autoría y edición

COMPARTE