Créditos: Red Rompe el Miedo Guatemala.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Surge nuevo esfuerzo para atajar la violencia contra periodistas
y comunicadores sociales: Red Rompe el Miedo Guatemala

Un grupo de organizaciones, conformado inicialmente por la Federación Guatemalteca de
Escuelas Radiofónicas (FGER), Sobrevivencia Cultural y las asociaciones Artículo 35,
Centro Cívitas, Prensa Comunitaria y ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica
presentan una iniciativa que busca preservar las libertades de expresión y de prensa,
mediante la observación, el registro y la atención de casos de violencia contra periodistas,
comunicadores sociales y comunitarios, así como el acompañamiento en la búsqueda de
justicia en estos casos.

Esta nueva organización ha sido denominada Red Rompe el Miedo Guatemala. Esta red
busca la articulación de un sistema de alerta temprana, la capacitación de actores clave
para la protección de periodistas, la investigación, la incidencia nacional e internacional y la
movilización social.

La situación de violencia contra periodistas y comunicadores sociales en Guatemala
demanda esfuerzos amplios para lograr una cobertura nacional y por esta razón la Red
Rompe el Miedo Guatemala lanza una invitación a otras organizaciones sociales o
gremiales, así como a personas interesadas que deseen sumarse activamente a este
esfuerzo.

Con pesar, vemos que existe una tendencia sostenida de actos de violencia contra
periodistas y comunicadores sociales. Al 8 de febrero de 2021 se han registrado 15
denuncias de agresiones contra periodistas en Guatemala –entre estos uno de amenazas
de muerte, lo cual genera la preocupación de enfrentar otro año similar al 2020, marcado
por numerosos hechos de violencia contra quienes ejercen el periodismo y la comunicación
social en Guatemala:

A continuación se presenta un resumen de algunas de las agresiones referidas:

● El 27 de enero Francisco Lucas Pedro fue intimidado a través de la red social
Facebook por un perfil de nombre René Medina quien publicó fotografías donde él
aparecía cubriendo la audiencia del proceso penal abierto en contra de Julio Gómez
Lucas, autoridad indígena del pueblo Chuj de San Mateo Ixtatán. Las fotografías
fueron obtenidas por los abogados de la empresa Energía y Renovación S.A.
quienes las tomaron el día anterior durante la audiencia.

● El 1 de febrero, agentes de la Policía Municipal de Parramos, Chimaltenango,
agredieron al periodista Nicolás López, de Telenoticias Chimaltenango, mientras
intentaba cubrir en directo una mesa de diálogo para resolver una disputa en el
concejo municipal de la localidad.

● El 2 de febrero, el periodista Jorge Tizol, del medio Noti Retalteco fue amenazado
por presuntos integrantes de una red de prestamistas en Retalhuleu, luego de que
reportara una parte policíaco donde se informó sobre la captura de uno de estos.

● El 4 de febrero fue agredido en Santa Cruz del Quiché, Quiché, el periodista y
colaborador de Guatevisión Héctor Cordero, cuando intentaba entrevistar al Ministro
de Comunicaciones, Edmundo Lemus, quien se encontraba en ese departamento
junto con el presidente Alejandro Giammattei. La Secretaria de Comunicación Social,
Patricia Letona, restó importancia al incidente

● El 6 de febrero la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) reportó nuevas
agresiones contra la periodista Rolanda García, corresponsal de TeleSUR en
Cobán, Alta Verapaz. García ha recibido continuadas agresiones por su cobertura en
favor del medio ambiente.

Prensa Comunitaria ha registrado 10 casos adicionales de agresiones contra periodistas y
comunicadores en Guatemala con base en fichas de registro de incidentes, comunicados de
la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y de la Asociación de Periodistas de
Guatemala (APG, en los cuales se evidencia acciones que restringen la participación de
periodistas: en reuniones de carácter público, libertad de expresión y de prensa, acceso a la
información pública, intimidaciones, censura, restricciones y obstaculización a la labor
periodística, amenazas en distintos ámbitos, hostigamiento, agresiones y descalificaciones,
ataques cibernéticos, atropellos y robo de equipo de trabajo.

Estos casos reflejan un continuum de agresiones por parte de actores como de la
Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS), que tiene
un mandato de protección de la libertad de expresión en su carta constitutiva, pero lo
incumple. También retratan la opacidad de actores estatales durante esta administración de
gobierno –encabezados por el presidente Giammattei–, que evitan responder los
cuestionamientos de las y los periodistas. Asimismo, reflejan un clima de agresiones
continuadas contra periodistas que reportan conflictos alrededor del medio ambiente, sin
que el Ministerio Público y los tribunales de justicia impongan sanciones ejemplares para
detener estos hechos

Como una referencia es preciso decir que en el 2020, uno de los años más violentos de la
década para la prensa guatemalteca, el Observatorio de los Periodistas de la APG reportó
149 casos de violencia contra los periodistas. A su vez, la Unidad de Acceso a la
Información del Ministerio Público informó que la Fiscalía de Delitos contra Periodistas
recibió 139 denuncias por agresiones.

Por este panorama preocupante, las organizaciones integrantes de la Red Rompe el Miedo
Guatemala no solo exigen a las diversas instancias de Gobierno atender de manera efectiva
la problemática de violencia contra periodistas, sino que también llaman a periodistas y a
comunicadores sociales a unirse para combatir colectivamente la violencia en su contra. Las
y los periodistas interesados en integrar la Red Rompe el Miedo Guatemala pueden
manifestar su interés a través de los siguientes correos:


[email protected] (Prensa Comunitaria), [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected]

Red Rompe el Miedo Guatemala
Guatemala, 10 de febrero de 2021.

Autoría y edición

COMPARTE