Pese a ser inocente el MP intenta criminalizar a Abelino Chub Caal

COMPARTE

Créditos: Festivales Solidarios.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Lourdes Álvarez Nájera

Luego de pasar 813 días en la cárcel y de una resolución que finalmente lo declaró inocente de todo cargo en abril de 2019, el defensor de derechos humanos maya q’eqchi’, Abelino Chub Caal, fue citado hoy a una audiencia en la Corte de Apelaciones del Ramo Penal de Procesos de Mayor Riesgo y Extinción de Dominio, a donde el Ministerio Público (MP) presentó una apelación para que se revisara el proceso.

Según Jovita Tzul, abogada defensora de Chub Caal, esa estrategia busca mantenerlo ligado al proceso, criminalizarlo y sin certeza jurídica, porque ya existe una resolución que lo declaró inocente de los cargos de usurpación agravada, incendio y asociación ilícita, de los que las empresas Inversiones Cobra S.A. y CXI Sociedad Anónima, lo acusaron.

Tzul se refirió a la sentencia del 26 de abril de 2019, cuando el Juzgado de Mayor Riesgo A declaró que Chub Caal era inocente y le puso fin a la detención preventiva que duró más de dos años. En ese momento, el juez Gerber Sical indicó que “en ningún momento se comprobó que el acusado formara parte de una estructura criminal”, como se señalaba por parte de las empresas que lo acusaron.

La abogada dijo que la sentencia que el MP impugnó “es compleja, clara, con razonamientos lógicos y de contexto”, debido a que se presentaron cuatro peritajes con evidencia histórica, jurídica y antropológica respaldaron los argumentos de la defensa de Chub Caal. Uno de esos peritajes fue elaborado por el historiador Harald Waxenecker denominado “Relaciones sociales de poder y apropiación de recursos naturales y de la tierra en El Estor, Izabal“.

Tzul también dijo que en esa sentencia donde se declaró inocente a Chub Caal incluso se ordenó al MP investigar graves irregularidades que se evidenciaron en el proceso, “por eso no es posible que ahora se presente un nuevo recurso por el propio MP”, enfatizó.

Para la abogada, la apelación presentada debe ser declarada sin lugar porque ninguno de los argumentos del MP explicó de forma clara las razones para someter nuevamente a un proceso la sentencia que ya se dio a favor de Chub Caal.

Pese a la apelación, ni el MP ni CXI Sociedad Anónima se hicieron presentes a la sala de audiencias porque enviaron de manera escrita sus argumentos.

La solicitud para revisar el proceso

Según el abogado Juan Castro, del Bufete para Pueblos Indígenas y también defensor de Chub Caal, el MP quiere que se repita el debate porque asegura que hay dos testigos que no se tomaron en cuenta, uno es el caporal y otro es el gerente de la finca el Murciélago, en Izabal.

“Nosotros dijimos que esos testimonios no son clave porque hay otros peritajes que podrían ser más importantes que la declaración de esas dos personas. No resulta coherente lo que está planteando el MP, no hay razón para que se pudiera revocar la sentencia”, enfatizó Castro.

Al abogado también le preocupa que el MP actúe de esa manera para corresponder a un caso de criminalización y pueda estar reaccionando a otro tipo de presiones.

“Queremos que la sentencia a favor de Chub Caal quede en firme y si la sala ordena que se vuelva a repetir el debate nosotros presentaríamos un recurso de casación”, añadió Castro.

También aclaró que el MP podría presentar nuevamente ese recurso, pero será hasta el próximo 10 de marzo cuando se conozca la resolución de la sala de corte de apelaciones sobre este caso.

“Consideramos que sigue siendo un caso de criminalización y que se está usando el derecho penal para revisar la situación de defensores de derechos humanos y derechos de la tierra. El Estado lejos de entrar a conocer la situación agraria en Guatemala, lo que hace es perseguir penalmente a los defensores, insistir en una apelación, en una casación, cuando ya ha quedado plenamente probado que es inocente Abelino, vemos que el aparato de justicia sigue funcionando al servicio de empresas”, puntualizó Castro.

“Ya me absolvió un tribunal”

En su intervención durante la audiencia, Chub Caal comentó que pasó 813 días injustamente en la cárcel sin ninguna razón más allá de los intereses de las empresas que están en el territorio y pidió que la sala confirme la sentencia que ya lo declaró inocente.

“No es posible que siga en un proceso de esta naturaleza cuando ya me absolvió un tribunal de los delitos que me sindican”, indicó Chub Caal.

Para el defensor de derechos humanos existen injusticias que se viven en los territorios de las comunidades relacionados a desigualdades, distribución de la tierra de manera inequitativa y por lo tanto “no se pueden obviar las investigaciones de los peritajes que se hicieron en el territorio para demostrarlo”.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora para organizaciones sociales, de pueblos indígenas y de organismos internacionales; estudios concluidos en sociología, asistente de investigación social para peritajes judiciales con enfoque histórico y antropológico.

COMPARTE