APG condena amenazas de muerte y agresiones contra periodistas en Retalhuleu y Chimaltenango

COMPARTE

Créditos: Internet.
Tiempo de lectura: 3 minutos

La Asociación de Periodistas de Guatemala y su Comisión de Libertad de Prensa:

Condenan las amenazas de muerte en contra del periodista Jorge Tizol, integrante del noticiero “Noti Retalteco”, recibidas luego de informar sobre la captura de un hombre que amenazaba con arma de fuego a vecinos de la cabecera de Retalhuleu. En el mismo sentido, deploran el ataque verbal y físico de policías y empleados municipales de Parramos, Chimaltenango, en contra del reportero Nicolás López, de Telenoticias Chimaltenango.

El martes 2 de febrero, Jorge Tizol informó en Noti Retalteco y la fanpage del noticiero sobre la aprehensión de Juan Pablo Castañeda, acusado de amenazar con arma de fuego a vecinos de la zona 4 de la cabecera. La publicación se basó en información e imágenes proporcionadas por la misma policía.

Después de publicarse la noticia, el individuo contactó  al periodista para advertirle que “no sabía lo que les pasaba a los que publicaban noticias falsas” y le aseguró que lo denunciaría. 

Posteriormente, la madre del detenido llamó al reportero, para insultarlo, advirtiéndole que lo golpearía al encontrarlo en la calle y que podía aparecer muerto en cualquier cuneta. Castañeda es señalado por vecinos de la localidad de pertenecer a un grupo de prestamistas  e intimidar con arma de fuego a comerciantes o personas que se atrasan en los pagos.

Actos como estos evidencian el clima de inseguridad  que  enfrentan diariamente los reporteros en los departamentos y lo vulnerables que están frente al actuar de estructuras criminales. La cobertura de notas consideradas poco peligrosas, como accidentes de tránsito, capturas o diligencias judiciales, normalmente se tornan riesgosas por la reacción violenta de las personas involucradas o sus familiares, que pretenden evitar que se divulguen las acusaciones o incidentes en los que se ven envueltos.

En Parramos, Chimaltenango, empleados y agentes municipales de tránsito atacaron al periodista Nicolás López, cuando cubría una “asamblea permanente” de tres miembros del concejo y vecinos, contra quienes  la alcaldesa, Alicia Méndez, envió a varios empleados a formarse cerca de ellos. La situación se tornó tensa cuando los empleados procedieron a insultar y provocar a los vecinos. En el momento en que López quiso tomar video de esta situación, uno de los trabajadores, supuesto guardaespaldas de la alcaldesa, lo empujo con el codo, tiró su celular al suelo y luego insultó y amenazó con despojarlo del aparato si se atrevía a grabar.

Cuando López nuevamente intentó tomar imágenes, el sujeto le arrojó el teléfono al piso. En ese momento, los trabajadores y policías rodearon al comunicador, para agredirlo. Uno de los agentes lo golpeó con un bastón en la parte trasera de la rodilla, provocándole un hematoma. El reportero pudo retirarse, resguardado por elementos de la PNC, pero un empleado más lo siguió con la intención de golpearlo e insultarlo.

Ante estos deplorables actos, la APG y su Comisión de Libertad de Prensa demandan:

A la Fiscalía de Delitos cometidos contra Periodistas, investigar urgentemente  estas amenazas de muerte en contra de Jorge Tizol y las anteriores amenazas proferidas por comerciantes de ese departamento, garantizar el procesamiento de todos los responsables y gestionar ante Gobernación las medidas de seguridad adecuadas para el periodista y su familia. Exigen además que se individualice y procese, a la brevedad posible, a los empleados responsables del ataque en contra de Nicolás López.

A la alcaldesa de Parramos, Alicia Méndez, responder por el cobarde ataque de sus subordinados en contra del reportero de Telenoticias de Chimaltenango y aplicar las sanciones administrativas correspondientes, incluyendo la destitución de sus cargos si es necesario.

Méndez debe evitar cualquier futura agresión, represalia o limitación a la labor periodística por críticas a su corporación municipal, provenga directamente de su despacho o cualquier empleado municipal. Las disputas políticas o diferencias con la población de Parramos no deben ser un pretexto para atacar descaradamente a la prensa.

Guatemala, 3 de febrero de 2021.

Junta Directiva Asociación de Periodistas de Guatemala

APG

Autoría y edición

COMPARTE