Se cumplen 40 años del secuestro y desaparición del tz’utujil Diego Quic Ajuchán.

COMPARTE

Créditos: Frankie Williams
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por: Diego Petzey


Diego Quic Ajuchán fue un catequista tz’utujil del pueblo de Atitlán, Sololá, secuestrado el 3 de enero de 1981 en el corredor de la casa parroquial de la Iglesia católica de la localidad. Además de catequista también fue locutor en la radio voz de Atitlán.


Luego de su desaparición, el secuestro de Diego fue denunciado el 5 de enero de 1981 por la comunidad. La población lo recuerda y conmemora en su memoria colectiva cada 7 de enero, esperando que se pueda hacer justicia por el caso.

“Según el testimonio del padre Francis Stanley Rother, Diego fue el “catequista, probablemente el más perseguido, estaba alojándose aquí en el convento de vez en cuando y últimamente todo el tiempo. Él comía y dormía aquí y usualmente por la tarde visitaba a su esposa y a sus dos hijos”(Arquidiócesis de la Ciudad de Oklahoma, 2010 ).”

“El 7 de enero de 1981, es cuando Diego Quic Ajuchán, catequista muy apreciado por los atitecos, es secuestrado frente a la iglesia católica por cuatro hombres vestidos de particular. Nunca más se supo algo de él”(CEH, 1999. Pág. 251).

Foto: Frankie Williams.

Autoría y edición

Soy Tz’tujil, artista textil e investigador social
Creo en el arte como medio de transformación

COMPARTE