San Marcos: comienzan trámites para repatriación de cuerpos de migrantes

COMPARTE

Créditos: Esta imagen de uno de los vehículos encontrados en Tamaulipas ha circulado en redes sociales.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Regina Pérez

Aunque ni el Instituto Nacional de Migración de México ni el Instituto Guatemalteco de Migración han confirmado que los cuerpos calcinados que se encontraron en Tamaulipas, México, correspondan a migrantes guatemaltecos, el Gobernador de San Marcos y el alcalde de Comitancillo, San Marcos, han lamentado la muerte de los connacionales, señalando que varios de ellos son originarios de ese departamento.

El diputado por San Marcos, Mario Ernesto Gálvez, también lamentó el fallecimiento de los migrantes e incluso reveló los nombres de 13 de ellos.

El gobernador de ese departamento, Luis Velásquez Bravo, indicó que la coordinación para la repatriación de los cuerpos se hará en el Ministerio de Relaciones Exteriores. No queremos que los sepulten en México como XX, indicó.

Según información de la Gobernación departamental, los migrantes serían originarios de los municipios de Comitancillo, Sipacapa y Catarina.

Se presume que varios de los cuerpos que se encontraron ayer en el ejido de Santa Ana, del municipio de Camargo, Tamaulipas, son de personas de nacionalidad guatemalteca pero esto no ha sido confirmado por las cancillerías de México y Guatemala.

Riesgo incrementa con crimen organizado

El departamento de San Marcos, fronterizo con México, ha tenido siempre una cultura migratoria y de mayor movilidad, no solo hacia Estados Unidos sino también a otras ciudades y a la ciudad de Guatemala, señala Álvaro Caballeros, experto en migración e investigador del Instituto de estudios Interétnicos y Pueblos Indígenas de la Universidad de San Carlos.

De acuerdo con Caballeros, desde 1990, surge una nueva tendencia de migración hacia Estados Unidos. “Los marquenses han logrado construir sus redes sociales migratorias, hay mecanismos y relaciones que favorecen que estas migraciones se realicen, aunque no siempre, de forma satisfactoria”, indicó.

El experto señala que los migrantes en sus rutas de paso han concurrido en las rutas del territorio del crimen organizado lo que los ha puesto en una situación de debilidad y riesgo. Desde el 2000 a la fecha, el crimen organizado fijó su mirada en las poblaciones migrantes, empiezan los secuestros, las extorsiones y las disputas territoriales, dijo.

Este nuevo factor hace que la migración irregular sea cada vez más compleja, ya que los migrantes quedan entre los bandos y se reconoce la presencia del crimen organizado que cobra su parte para que los migrantes puedan pasar por su territorio, elevando la vulnerabilidad y el riesgo, como sucedió en 2010, con la masacre de San Fernando.

Se endeudan para realizar el viaje

Por otro lado, Caballeros señala que las personas incurren en préstamos para financiar el viaje que cada vez es más caro. Esto provoca un endeudamiento de una búsqueda que no siempre es segura y conlleva a la pérdida del patrimonio familiar, porque las personas empeñan con usureros locales, lo poco que tienen. “Es un emprendimiento muy riesgoso”, señala.

Según dijo, para financiar el viaje irregular a Estados Unidos, los precios empiezan desde 6 mil dólares, unos Q45,600, sin embargo puede llegar a costar hasta 10 mil dólares.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE