La verdadera pandemia es la corrupción en el Estado

COMPARTE

Créditos: Hernán González
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Por Hernán González Gómez

Los titulares de los medios de comunicación son similares en el país, la dinámica se repite durante varios meses atrás, aumentó de casos de contagios por la Covid-19, desigualdad, exclusión, aumento de desempleo, falta de espacio en los hospitales públicos, no hay dosis de vacunas disponibles, y también el aumento de las protestas y el descontento con los gobiernos de turno; una pregunta que recorre la región.

¿Dónde está el dinero?

Esa es una interrogante que no ha tenido respuesta y solo ha dejado al descubierto la corrupción a pesar de la crisis sanitaria.

Promesas de hospitales que jamás se construyeron, hospitales temporales sin medicamentos, protestas del personal de salud por falta de salario, diputados y diputadas aprobando más préstamos sin la claridad de un gasto público eficiente, compra de medicamentos sobre valorados y el listado de acciones no tienen fin, todas esa corrupción es más letal que la misma pandemia. Pero en Guatemala es el pan de cada día, la corrupción no ha sido nada nuevo.

Los expertos aún no se ponen de acuerdo hasta cuando volveremos a la “normalidad”, o si quizás los países de tercer mundo como Guatemala tendrán suficientes vacunas, a diferencia de otros paises centroamericnos no se sabe en que momento van a llegar.

El Congreso aprobó el12 de enero de urgencia nacional, la Ley para el financiamiento y adquisición de vacunas contra el coronavirus que faculta al Ejecutivo para emplear Q1 mil 500 millones en la compra de vacunas, pero aún no hay fecha para iniciar con la vacunación masiva en la población, tampoco hay una estrategia para llegar a los lugares donde no existe si quiera Centros de Salud o si van a garantizar la gratuidad de estas.

Definitivamente la pandemia vino a cambiar la vida de la población guatemalteca, pero también dejó al descubierto la corrupción en el gobierno de Alejandro Giammattei y el tráfico de influencias para nombrar a funcionarios públicos, especialmente a sus amigos más cercanos y a los amigos de esos amigos. La Pandemia más letal es la corrupción, este retrato se repite desde el norte hasta el sur del continente.

¿Dónde está el dinero?

Autoría y edición

COMPARTE