Iván Velásquez: “la ciudadanía tiene que seguir activa en la lucha contra la corrupción”

COMPARTE

Créditos: Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Foto Johan Ordóñez (AFP).
Tiempo de lectura: 10 minutos

“Lamento realmente que nos hubiéramos quedado a mitad del camino en el combate contra la corrupción, digo a mitad de camino en el sentido como muchas veces lo dije, estábamos buscando llegar al punto de no retorno y finalmente no pudimos. No pudimos por que todos los corruptos, sectores empresariales, sectores del gobierno, el Congreso, todos se unieron para impedir que se pudiera continuar de la manera en que veníamos haciéndolo”, Iván Velásquez.

Por Nelton Rivera

En el programa Tzijonik -Tejiendo palabras- la artista kaqchikel Sara Curruchich entrevistó recientemente a Iván Velásquez, excomisionado de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), quien conversó sobre temas medulares de la Guatemala de hoy: justicia, elección de cortes, Ministerio Público (MP), corrupción, pandemia y la vida política del país.

Publicamos una versión editada de las respuestas brindadas en la entrevista realizada por la artista comalapense el domingo 24 de enero a través de su perfil de Facebook:

“Desde que concluyó la CICIG y dejé el territorio de Guatemala desde el 2018, fue la gestión del presidente Morales al impedirme el ingreso al país que estuve un año desde afuera al frente de la comisión, hasta el 3 de septiembre de 2019. Actualmente he estado trabajando como abogado, organizando una corporación con la preocupación de la corrupción judicial y de la corrupción en general. Reabrimos una oficina que había tenido en 2012 y 2013. Estoy retomando las actividades en Colombia como abogado y como persona activa en la sociedad civil, con las preocupaciones que tienen los colombianos.

Sobre el cierre de la CICIG

Lamento que todo el trabajo no hubiera servido para lograr una justicia independiente en Guatemala, que no se hubiera podido profundizar en los principales temas. Haciendo una evaluación del trabajo en Guatemala, toda lucha contra la corrupción, contra la gran corrupción, se necesita que haya un MP y un Organismo Judicial (OJ) realmente independiente.

La práctica corriente en Guatemala por años y por décadas, es esa práctica similar a la que presentó la CICIG contra el Bufete de la Impunidad, una relación de bufetes de abogados con funcionarios de la justicia que pueden comprar todo, pueden distorsionar todo, pueden afectar todo. Sino se tiene una justicia realmente independiente, un MP independiente, aún con todos los esfuerzos que la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) realiza actualmente es difícil concretar esa tarea.

Lamento realmente que nos hubiéramos quedado a mitad del camino en el combate contra la corrupción, digo a mitad de camino en el sentido como muchas veces lo dije, estábamos buscando llegar al punto de no retorno y finalmente no pudimos. No pudimos por que todos los corruptos, sectores empresariales, sectores del gobierno, el Congreso, todos se unieron para impedir que se pudiera continuar de la manera en que veníamos haciéndolo.

Estuvimos prácticamente desde casi la declaratoria de no grato, agosto de 2017, hasta el cierre de CICIG, tratando de seguir impulsando nuestro trabajo pero con grandes obstáculos, como todo lo que hicieron con el gobierno de Trump, los empresarios guatemaltecos que se opusieron finalmente a la lucha contra la corrupción, por el temor natural que tenían ellos de ser igualmente identificados.

Este es un documento que debe de ser leído, revisado y discutido: el informe temático último que presentamos nosotros en agosto de 2019, “Guatemala un Estado capturado”. Cuál ha sido la realidad, que el Estado satisfaga solo los intereses de la minoría, pero que el Estado no este en función del bienestar social. Aspectos en los que se queda ese sin sabor.

Creo que el aporte de la CICIG, no solo al MP, a pesar de todas las dificultades que se presentaron y que se han venido presentado ahora, la persecución contra el fiscal Juan Francisco Sandoval de la FECI, lo repito casi permanentemente, como lo decía una colega de CICIG en Guatemala, “la mayor gratitud que tenemos con la comisión es que a esa muralla tan fuerte de la impunidad, la Cicig le abrió un agujerito y nosotros hemos podido ver hacia dentro y ver como es ese mundo de la impunidad”, y agregaría cómo es ese mundo de la captura del Estado, cómo es ese mundo de la impunidad del poder, cómo es ese mundo de la corrupción.

Sobre la labor de la FECI

Me parece que ha adelantado un excelente trabajo, con todas las limitaciones que tiene cuando no existe una dirección del MP comprometida en la lucha contra la impunidad, es decir que debe de trabajar contra la corriente, inclusive internamente.

Esto que se demuestra en muchos aspectos, por ejemplo, en las decenas de investigaciones que no solo Sandoval sino que fiscales de la FECI tienen, por denuncias que son irrisorias, es sorprendente que el MP continúe con esas investigaciones abiertas que solo pretenden generar una intranquilidad, porque en todo caso tienen los fiscales denunciados que prestarles atención a ellas, sacándolos de su trabajo.

Cuando en muchos de los casos, el solo planteamiento de la denuncia como una fundación que se dedica a perseguir en Guatemala a todos los demócratas, a los jueces y fiscales independientes y a los magistrados independientes.

La FECI no solo ha hecho un buen trabajo, ha demostrado capacidad técnica, la manera como documentó el caso Comisiones Paralelas Dos, el caso de las comisiones de postulación como muchos integrantes de estas comisiones tenían estas reuniones de corrupción con Gustavo Alejos, o como candidatos iban al sitio en donde se encontraba el señor Alejos, la FECI realmente trabaja tan bien en esos casos.

Me llenó de satisfacción ver esa investigación, lo que públicamente fue presentado. Así ha venido avanzando obteniendo condenas en los juicios pendientes, impulsando las investigaciones que tienen a cargo. Estoy satisfecho, orgulloso, en muchas ocasiones le he escrito a Sandoval las felicitaciones y el orgullo que siento porque ha demostrado su compromiso con la lucha contra la impunidad del poder, contra la impunidad de la corrupción, él es real y sincero.

Cómo a pesar de los ataques permanentes, de esas afirmaciones en las redes, duélales como les duele, a los netcenters que eso son, le hacen a Juan Francisco Sandoval una persecución como lo han hecho, inclusive hasta afirmar como lo dijo uno de esos señores que esperaba que llegara Mynor Moto a la Corte de Constitucionalidad (CC) para meter a Sandoval en la cárcel.

Sobre el fortalecimiento de la FECI

La manera como ha reaccionado la ciudadanía guatemalteca en defensa de Sandoval y de la FECI, cuando han sido víctimas en los momentos de mayor fuerza los ataques, de la manera casi despiadada como lo han hecho y la ciudadanía reacciona no solo mencionando el papel de Sandoval, veo carteles y pancartas que llevan manifestantes como ocurrió el 21 de noviembre. El papel de la comunidad internacional también es importante, porque las autoridades del país no tienen interés por la defensa del estado de derecho y saben como ha sido de importante Sandoval. Me parece que ese respaldo que el embajador de EE. UU., o el embajador de la Unión Europea (UE), todos los contactos que establecen con Sandoval son valiosos que le dan fuerza y que le ayudan a resistir esos embates y esos ataques persistentes, pero sobre todo la defensa ciudadana de una gestión.

Me parece que la ciudadanía tiene que seguir activa en la lucha contra la corrupción, seguir muy de cerca de Sandoval, de los fiscales y todos los funcionarios de la FECI, defendiéndolos, alentándolos, impidiendo que vayan a desmallar por que hay ocasiones en las que realmente son tan feroces esos ataques.

Sobre la represión de noviembre de 2020

El mensaje del MP es un mensaje muy negativo de tolerancia a la represión, de no cuestionar como debe hacerse desde el MP con las investigaciones, porque todos vimos como fue el actuar de la Policía Nacional Civil ( PNC) en esos días del 21 y 28 de noviembre. Hubo una interrupción que destacaron muy bien ustedes en Guatemala, cuando estaba la misión de la OEA, que la policía entregaba rosas. Pero antes y después de ese momento fue de una represión además absolutamente injustificada, porque fue precisamente en contra de quienes manifestaban en familia en absoluta paz. Que el MP no haya hecho nada hasta ahora me parece muy grave, afortunadamente la ciudadanía no se desalentó, ni contra la represión y contra la impunidad.

Por desgracia cuando tantos sectores reclamaban el retiro de la cúpula de Gobernación y de la PNC, el presidente Giammattei pone en manos del MP que defina si hay alguna responsabilidad del ministro de Gobernación, sabiendo además cual es esa inoperancia en general del MP, inoperancia o extrema ineptitud que es lo que hemos visto. Es como meter en el congelador, diría el presidente: le pedí al MP que investigara, diría la fiscal general estamos investigando, diría el ministro de Gobernación hay una investigación en marcha.

Eso me parece extremadamente grave, como el uso de los gases lacrimógenas, o como todo lo que sucedió, el extraño y sorprendente incendio en el Congreso, precisamente en esta oficina de puntos legislativos o alguna otra. ¿Porque no estaba la fuerza pública acordonando el Congreso?, como si lo ha hecho en otras muchísimas oportunidades y lo hizo después de ese incendio.

La manera como se realiza, como se produce el incendio, deja muy serios cuestionamientos que debían de haber sido objeto de una investigación inmediata con resultados muy prontos, con pocos días después. Toda la prueba esta ahí con el material audiovisual que pudieron entregar los medios de comunicación, para que no digan que se trata de una investigación que se distendiese. Es lamentable en realidad.

Sobre la elección del juez Mynor Moto en el CANG

Primero hay que recordar que la CC es talvez la institución más importante en el país, por el gran poder que tienen de decidir que encuentra o no ajustado a la Constitución, que significa o no un hecho como violatorio de derechos, para dispensar en última instancia los amparos que se reclaman contra actos arbitrarios, contra el abuso de poder, contra el abuso de la función pública. Creo que precisamente por tenerlo claro el pacto de corruptos esa naturaleza de la CC desató esa campaña tan fuerte contra los magistrados de la corte.

Esto de promover antejuicios contra magistrados de la CC, que están en la intención de defender el estado de derecho, de defender las garantías fundamentales. La complacencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que en otras ocasiones han dado trámite a esos antejuicios. Guatemala está en un momento muy complicado y con el tema del funcionamiento de la CC esperando el pacto que llegue una persona como el señor Moto para que incline la balanza nuevamente a favor de las empresas extractivas, nuevamente desprotegiendo a los pueblos indígenas, a las poblaciones, nuevamente protegiendo a jueces corruptos, protegiendo a funcionarios corruptos. Para eso se requiere que llegue el señor Moto, en favor conminente o militante activo y participante en las tareas de corrupción.

Confió que con estas impugnaciones que el señor Moto no vaya a asumir. Faltan unos tres meses para la nueva elección de la CC, creo que se juegan algo muy importante en el país en la selección de la nueva corte, se esta en un momento difícil respecto de la administración de justicia en su conjunto, del OJ, pero particularmente con la integración de la CSJ y las Cortes de Apelaciones. Quince meses con la corte de Alejandro Sinibaldi y Manuel Baldizón, quince meses que llevan de más esos magistrados electos por ellos dos.

Pero sin mucha esperanza tampoco de los que vayan a ser elegidos por el Congreso, por otras circunstancias, porque también esa lista como pudo documentarlo la FECI, estas comisiones de postulación no fueron precisamente el ejemplo de transparencia, el trabajo que realizaron estuvo permeado por la corrupción, estuvo permeado por el crimen organizado y el resultado es la actual lista que se encuentra con algunas pocas excepciones en el Congreso de la República.

Sería saludable que la CC resuelva en definitiva esos amparos en relación de esta elección, frente a esta interinidad que se viene sufriendo en el OJ, de qué es lo que va a ocurrir y que no haya temores, tampoco si se demora dos o tres meses más la elección, cuando en quince meses tampoco se ha producido el quiebre del estado de derecho, no se derrumbaron en general las instituciones. Se requiere de una justicia que cumpla las exigencias de la Constitución Política, y que sus integrantes tengan requisitos de idoneidad, capacidad y reconocida honorabilidad, esa debe de ser la preocupación fundamental guatemalteca.

Para que las instituciones de justicia puedan llegar personas que puedan actuar con absoluta independencia.

La justicia y la llegada de Biden

Creo que el nuevo gobierno de los EE. UU., si va a significar un cambio, habrá un cambio radica. Como todos vimos en el sometimiento del presidente Morales al presidente Trump para lograr el respaldo para que se acabara CICIG y que no continuara el apoyo tan fuerte que EE. UU. daba a la comisión, eso favorecía a los corruptos. Ahora tal como lo ha dicho el presidente Biden desde sus propuestas de campaña habrá una atención muy especial sobre todo a los tres países del norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y El Salvador. Disponiendo como aparece en la propuesta presentada por el ya presidente y vicepresidenta, una presencia importante del departamento del tesoro en las embajadas para controlar ese lavado de activos para construir con las fiscalías de esos países en la identificación y represión de esas personas, sobre todo en la inmovilización de esos bienes.

Espero que sea un nuevo tipo de MP, que se comprometa en este trabajo contra la impunidad y la corrupción. Creo que hay un mayor entendimiento en este gobierno de lo que ocurrió en el anterior, respecto de las que constituyen las causas más fuertes de la migración de estos países. Lo vimos con los miles de hondureños que intentaron desplazarse a los EE. UU., que son las condiciones de miseria e inseguridad de violencia, son las que determinan que tanta gente trate no solo de resguardar su vida, si no de conseguir recursos para mantenerse a si mismos y a sus familias. Por eso hacen esa travesía tan peligrosa, hoy lo vimos con 19 cadáveres que se encontraron en México en dos buses incinerados, dicen que probablemente guatemaltecos, la gente no se va por placer, se va empujado por las condiciones materiales de existencia.

A esas condiciones materiales de existencia tan deplorables, tan difíciles, son las que conducen prácticas corruptas, y un Estado que no tiene a la población en general como objeto de su principal interés. Creo que los corruptos en Guatemala lo saben, que se va a producir ese viraje, de ahí que estén tan acelerados por consolidar ese dominio que han tenido pese a la protesta ciudadana, pero que han mantenido un control de este a partir de 2017.

¿Aciertos del gobierno?

Aciertos no he visto. En los desaciertos están incluidos en el manejo opaco, que es además una extraña característica que se ha presentado en el manejo de la pandemia en toda la región, dos elementos: uno la falta de transparencia, aprovechar la calamidad para hacer negocios, eso es inadmisible, eso es intolerable. Si ya estábamos asombrados con un caso que revelamos con la CICIG, cuando se aprovechó del terremoto del 2012 en el occidente, en San Marcos, cuando se hizo negocio con la construcción o reconstrucción de hospitales, corrupción en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), cuando el ministro prácticamente se frotaba las manos, y lo reafirmó una de las personas que se hizo luego colaboradora eficaz en la investigación. Les había llegado la excusa perfecta para poder hacer tantos actos de corrupción.

Dos: ahora con lo que vemos en toda la región de contratación opaca de falta de transparencia, de no rendición de cuentas, de autoritarismo que es también la otra faceta que hemos visto en toda la región. Un fortalecimiento en el autoritarismo en los gobiernos de toda América Latina y una casi absoluta falta de transparencia en el manejo.

Además, el gobierno de Guatemala me parece injustificable y muy lamentable que la gobernabilidad del ejecutivo este sustentada en la coalición lograda desde el inicio en el Congreso con el aporte que fue decisivo del partido UCN, eso es muy grave y que a nivel internacional tienen un costo alto, lo tienen en el propio país, porque eso significa que todos los aliados de un partido que en palabras del entonces embajador McFarlan hace ya 10 años, era un partido asociado al narcotráfico. Que ahora se mostró absolutamente con la captura y confesión del señor Mario Estrada dueño del partido, preso en los EE. UU. por vínculos con el narcotráfico, pero que además era el que estaba contratando personas para matar a Thelma Aldana.

Pero además, los dos hermanos de dos diputadas causalmente de UCN, una de ellas secretaria de la junta directiva del Congreso son capturados por narcotráfico y uno de ellos pedido para extradición. Una actitud digna de un Gobierno es deshacer cualquier pacto o trato que se tenga con un partido de esta naturaleza, esa es una de las sombras más grandes que se extienden sobre el presidente Giammattei en este momento.”

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE