Fallece Zoila Urízar, la Canche, famosa por su comida en La Antigua Guatemala

COMPARTE

Créditos: Comedor La Canche

Por Prensa Comunitaria

Falleció el 13 de enero Zoila Reyna Urízar Soto a los 89 años, más conocida en La Antigua Guatemala como “la Canche” quien por años vendió comida casera en el interior de una tienda, frente a la Iglesia de La Merced llamado “Comedor La Canche”. Mucha gente visitaba su comedor deseando disfrutar el famoso pepián, caldo de res, pollo encebollado, los panes y otras comidas caseras que podía disfrutar en mesas colectivas forradas de manteles de nylon.


La Canche nació el 14 de marzo de 1931 en Chinique, Quiché, pero querida y reconocida en la Antigua a donde llegó hace 70 años, según un texto de Roberto Villalobos Viato en Prensa Libre en el 2017. Con casi 90 años siguió ofreciendo sus platillos al público hasta antes de la pandemia, y cerró el 15 de diciembre.


La población recuerda a la Canche por sus frascos llenos de dulces artesanales que vendía a medio centavo; otros tantos hablan de su caldo de res con tamalitos, el estofado con arroz bien hecho y calientito pero, la especialidad de la casa la marcaba el pepián, indica la información del programa Hablando en Serio.


Una mujer de fe


Urízar Soto también era conocida por ser una mujer de fe, su comedor estaba decorado con varios santos como El San Judas Tadeo y cuadros de Dolorosas, Hermano Pedro, Santa Teresita y Jesús Nazareno de La Merced, el Colocho, como le llamamos los antigüeños.

En reconocimiento a su papel en la vida social, el escultor Enrique España, uno de sus amigos, le esculpió una imagen.


Tras conocerse la noticia de su fallecimiento numerosas personas se han pronunciado y manifestado sus condolencias en las redes sociales. Es considerada por muchos como un ícono de La Antigua Guatemala y una mujer ejemplar.

“Con ella, muere un ejemplo de mujer, pero vivirá para siempre su historia de tradición en Antigua Guatemala y esa esquina por siempre será: La Esquina de La Canche”, señaló el sitio Hablando en Serio.

Foto: Comedor La Canche



Autoría y edición

COMPARTE