#EntreTormentas Cobán: el exceso de agua en los terrenos en la aldea Faisán II provoca que no se pueda sembrar

COMPARTE

Créditos: Elías Oxom.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Elías Oxom

El Faisán II se inundó el 5 de noviembre de 2020 por las copiosas lluvias que provocaron las tormentas ETA y IOTA. Desde hace 25 días que el agua se secó en su totalidad. La aldea, ubicada a 62 kilómetros de la cabecera departamental de Cobán, Alta Verapaz, está formada por 112 familias, unas 500 personas aproximadamente del pueblo maya q’eqchi’.

Las 25 caballerías del territorio que habitaban quedaron inundadas. El exceso de agua de lluvia que el suelo absorbió provocó que la población no pueda pensar en cultivar por los daños que ocasionaron la inundación.

Ahora la población espera los meses de verano para que la tierra se pueda secar y sea posible cultivarla y con ello obtener de nuevo alimentos para las familias afectadas en dicha zona. La preocupación que tienen los vecinos ahora es que después de cultivar el maíz, llueva y vuelva a inundar dichos.

Según José Siquic, una autoridad comunitaria de la aldea, dijo que durante el tiempo que el territorio estuvo inundado tuvieron las personas tuvieron problemas para trasladarse a las hacia otros lugares. También agregó que tuvieron dificultades para atender la emergencia porque no había lanchas para poder trasladarlos; especialmente el traslado de las mujeres embarazadas en las balsas.

Asimismo indica que nunca llegó el apoyo del Estado. La única ayuda de víveres les fue proporcionada por las comunidades vecinas, pero el gobierno nunca se preocupó para la reconstrucción de las casas destruidas por la inundación.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi en Alta Verapaz

COMPARTE