#EntreTormentas Alta Verapaz: 30 familias afectadas por Eta e Iota sobreviven gracias a las acciones comunitarias

COMPARTE

Créditos: Elías Oxom

Por Elías Oxom

Las tormentas Eta e Iota inundaron al menos 30 viviendas que corresponden al mismo número de familias, en la aldea Choctún Basilá, Cobán, Alta Verapaz, donde habitan un total de unas 148 familias; gracias a las acciones de las autoridades comunitarias y de la población que se organizó para apoyar, han podido sobrevivir a la tragedia.

Para llegar a esa aldea se debe dejar la ruta principal por la aldea Las Pacayas, Cobán, y se deben transitar unos 4 kilómetros más de terracería, que hacen difícil el acceso.

En la aldea se encuentra el río Choctún, que también se desbordó y destruyó al menos dos caballerías de tierra donde se cultivaban unas tres manzanas de café, aunque ese río no fue el que inundó las viviendas de las familias, los daños de cultivos sí afectaron a toda la comunidad.

La población comenta que nunca en la historia de la aldea se había registrado una inundación de esas proporciones.

Acciones comunitarias fueron determinantes

Para resguardar la vida de las familias afectadas, las autoridades comunitarias habilitaron dos albergues provisionales en la iglesia católica y en la escuela primaria de la misma comunidad donde los damnificados estuvieron 30 días hasta que el agua bajó.

Para la alimentación de las personas damnificadas, los vecinos de la misma comunidad se organizaron y apoyaron con maíz y frijol, también recibieron el apoyo de aldeas vecinas, pero lo que nunca llegó, según reportaron, es el apoyo de las autoridades gubernamentales que a pesar las constantes solicitudes nunca obtuvieron respuesta.

Actualmente, la aldea no cuenta con agua adecuada para el consumo, porque el nacimiento de agua que abastecía a la aldea sufrió un deslizamiento de tierra; por lo que ahora están solicitando el apoyo de la municipalidad para poder encontrar una solución a esa problemática.

Es de resaltar que el riesgo para la comunidad no finalizó con el paso de las tormentas Eta e Iota; el vieres 8 de enero, debido a las constantes lluvias que se registraron en la zona, nuevamente la comunidad comenzó a inundarse y el temor volvió a la población ante la amenaza de volver a abandonar sus viviendas para resguardarse.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi en Alta Verapaz

COMPARTE