Cuba aspira a iniciar vacunación contra Covid-19 en pocos meses

COMPARTE

Créditos: Canal Caribe

Por Telesur

La fase inicial de la inmunización masiva pudiera arrancar durante el primer trimestre y se espera que alcance altos niveles a cierre de año.

Cuba aspira a iniciar la vacunación contra la Covid-19 en el primer trimestre del venidero año 2021, informó este jueves Eduardo Martínez, presidente del grupo empresarial Biocubafarma, entidad que agrupa a buena parte de la industria biofarmacéutica cubana.

En entrevista concedida a la televisión nacional, el experto adelantó la posibilidad para el próximo año de la inmunización total de la población del país, con cuatro candidatos vacunales en ensayos clínicos.

Martínez calificó de muy positivos los resultados de los proyectos que desarrolla la Mayor de las Antillas, con niveles de respuestas mejores que los reportados por otros. Para esto, explicó, es necesario un uso de emergencia ya solicitado por otros países en medio de la emergencia provocada por el coronavirus SARS-CoV-2.

“Aspiramos a tener un uso de emergencia para empezar a vacunar a todo el personal de riesgo; a los médicos en línea roja, al personal de salud, y nuestro país es un país de turismo, por lo que pensamos vacunar al personal de esa actividad”, aseveró.

“Algunas de estas han sido las primeras de su tipo a nivel mundial, reconocidas por la comunidad científica internacional”, precisó.

Ya en días previos, el doctor Vicente Vérez Bencomo, director general de Instituto Finlay de Vacunas, entidad a cargo del desarrollo de los candidatos vacunales Soberana 01 y Soberana 02, había asegurado que Cuba podría haber vacunado a toda su población para el primer semestre de 2021.

Es una proyección que depende de la conclusión de la fase tres de ambos ensayos, así como de que se obtengan los permisos. No obstante, Vérez Bencomo explicó, en ocasión de una visita del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, que ambos candidatos responden satisfactoriamente.

“Soberana 02 en específico, por sus características, ha mostrado una respuesta inmune temprana (a los 14 días), lo que permite pasar a Fase 2 de ensayo clínico de forma más rápida”, explicó la autoridad científica.

Ha sido un proceso que no ha estado excento del impacto del bloqueo. Al iniciar los procesos de escalado de la producción de la vacuna o, incluso, producirlas, la nación caribeña enfrentó la negativa de empresas por las regulaciones impuestas por Estados Unidos.

“Se han negado a enviarnos por el tema de que están estudiando lo del 10 por ciento del componente norteamericano, nos han dicho que han recibido presión. No podemos incluso revelar el nombre de las empresas”, denunció el director de Biocubafarma.

Autoría y edición

COMPARTE